Cargando
Browsing Tag :

#Tiempo

  • Estilo de vida / Limpieza y organización

    Bullet Journal – Cómo empezar Parte 1

    Si ya has visitado antes este blog puede que ya hayas leído el post sobre el bullet journal, y si te ha interesado puede que te interese ésta y las demás continuaciones que van a aparecer.

    ¿La teoría del bullet journal suena genial verdad? Pero de la teoría a la práctica siempre hay unos pasitos enmedio que a veces no damos por miedo, a veces no damos por pereza y en algunas ocasiones porque simplemente no sabemos por dónde empezar. A las 2 primeras quizás tengas que encontrarles una solución tú, pero puedo ayudarte enseñándote por donde empezar.

    Lo primero que quiero enseñarte es el tipo de contenido que puedes incluir en tu diario para sacarle el máximo provecho. Seguramente no te los listo todos, por el gran rango de posibilidades que tiene, no obstante creo que son los mas útiles y más repetidos en otros usuarios de #Bujo. En los links de los nombres en inglés encontrarás los resultados de búsqueda de pinterest para “scrollear” un poco y ver a qué me refiero. 😉

    Tipos de contenido

    Índice – Sugerido por Ryder Carrol – EL OBLIGATORIO
    En el caso de mi libreta ya viene impreso con el espacio para rellenar con los contenidos y páginas correspondientes, también viene con las paginas ya numeradas.

    Creo que este apartado es obligatório para que tu bullet journal sea realmente útil y fácil de leer.

    Personaliza el diseño de tu agenda

    Metas -(Goals)
    Tener metas es un buen hábito para no vivir día tras día sin rumbo. Tenerlo a la vista en tu Bujo es una buena forma de no perderlas de vista! En la agenda que he comprado yo te sugieren 9 tipos de metas distintas:
    – Mente…
    – Cuerpo..
    – Alma…
    – Aprenderé…
    – Mejoraré…
    – Dejaré el mal hábito de…
    – Ahorraré…
    – Me gustaría pasar el tiempo con…
    – Aprendí del año pasado…

    A modo personal con Papakaos hemos hecho nuestras metas propias: las económicas, personales, familiares, de pareja y del hogar.

    Me ha resultado ser bastante útil, la verdad. Sentarse y pensar en cada uno de los objetivos ha sido revelador. Sobretodo porque también requiere de planificación para conseguirlas. Pero sobre alcanzar objetivos haré otro post en su debido momento 😉

    Sugerencias de menú o planificación (meal plan)
    Este apartado es útil sobretodo si eres el/la responsable de la alimentación del hogar. En mi caso dejaré 1 o 2 páginas delante de cada estación (trimestre) para incluír un listado de las recetas que voy a incluir en el menú semanal de los siguientes 3 meses. Mas que nada porque así puedo probar recetas nuevas en cada estación y seguir a la vez con las de siempre. Como de todos modos se suele utilizar la agenda a diario, tenerlo anotado en una zona específica ahorrará el tiempo de buscarlo en mi libreta de recetas habitual. Además al final de año estaran la mayoría de recetas separadas por estaciones para pasarlo a la agenda siguiente 😉

    Registro de deudas o ahorro – (debt tracker)
    Si tienes deudas o quieres ahorrar dinero hay infinitas formas de hacerte un rastreador en tu agenda: formas originales de ahorrar 1000 euros sin esfuerzo o la reducción visual de tus deusas. Observar el progreso puede animarte a conseguir lo propuesto.

    Presupuesto (Budget)
    Organiza tus gastos mensuales con un presupuesto. De esa forma sabrás dónde ha ido tu dinero mes a mes y tendrás un registro de ello! Seguro que te ayudará a ahorrar ese dinerillo extra para las vacaciones.

    Listas de regalos – (Gift list)
    Anotar en una página las sugerencias e ideas de regalo que te dan tus familiares y amigos a lo largo del año puede ser una forma de evitar que te pille el toro en cumpleaños, navidades u otros acontecimientos que requieran de ese pequeño detalle o presente.

    Rutinas de limpieza – (cleaning routine/schedule)
    Una vez tengas tu rutina de limpieza establecida, porqué no pasarla a tu bullet journal para tenerla siempre a mano

    Excursiones
    En mi bullet journal tengo una zona con destinos cercanos que queremos visitar los días de buen tiempo. Hay algunas que son mas de verano, otras no importa el tiempo que haga y otras pueden hacerse en todos los demás días. Así nos aseguramos visitar todos aquellos lugares que creemos interesantes y que sinó aplazamos o nos olvidamos. Quizás un mapa de las zonas mas cercanas. O si os gusta viajar mucho el mapa mundi.

    Rastreador de hábitos (habit tracker)
    Delante de cada mes tengo un rastreador de hábitos. Es una parrilla en la que se van marcando si se han cumplido los hábitos propuestos o no. En la parte de arriba de la parrilla están los días del mes, en la lateral los hábitos. Si pinto la casilla correspondiente en rojo es “no cumplido” si lo pinto en verde es “cumplido”. Este tipo de rastreador también puede hacerse semanal, pero creo que mensual da una imagen mas global de todo y que semanal ocuparía demasiado espacio por tener que repetir siempre la misma parrilla

    Imagen de Pinterest

    Rastreador de humor (mood tracker)
    De la misma forma que hay el rastreador de hábitos, el rastreador de humor es una parrilla o imagen que se pinta del color indexado de emoción principal del día. Si he pasado un día triste puedo pintar la casilla o el dibujo de color azul, si ha sido un día de enfados de color rojo… De ese modo podemos tener un historial de cómo gestionamos nuestras emociones o de como vamos en general.

    Puntuación de juegos (gaming scores)
    Me ha extrañado un poco encontrar éste en pinterest. Lo tengo anotado en mi agenda porque uno de los objetivos de este año es jugar una vez a la semana a algún juego (ciudadelas, scrabble…) con papakaos y mantener un registro de quién ganó la partida. Resulta que no somos los únicos 🙂

    Anotación futura – (future log) sugerido por Ryder Carrol
    Este apartado ocupará de 2 a 4 páginas. Va destinado a hacer anotaciones de meses futuros, dando un espacio asociado a cada mes (el autor utiliza 1/3 de una página para cada uno de ellos); me explico con un ejemplo. Aunque esté en el mes de abril, ya tengo un aniversario infantil el mes de mayo, pero en la agenda todavía no he dado ningún espacio al mes de mayo porque rellenamos la agenda a medida que pasa el tiempo. ¿Que hago? Lo anoto en el apartado de registros futuros bajo el mes de mayo. De esa forma cuando empiece con el mes de mayo solo necesito consultar la anotación futura de mayo y complementarlo en el calendario.
    En el caso de mi agenda vienen calendarios ya impresos de 1 mes por página con zona de anotaciones, que voy a utilizar como tal.

    Registros mensuales – (Monthly log) Sugerido por Ryder Carrol
    Se trata de un espacio al inicio del mes para anotar objetivos, tareas y tener un control global de cada día a simple vista.
    En una página se escribe un listado de los días del mes junto con la abreviatura del día de la semana y en la otra página todas las anotaciones correspondientes a ese mes (las que salen en la anotación futura o las que han quedado pendientes del mes anterior).
    En mi caso he hecho una página de portada del mes (ya sabes, para mi vena artística – por favor no creas que sea algo bonito que te decepcionarías) y una página para las anotaciones del mes.

    Imagen de pinterest

    Registro diario – Sugerido por Ryder Carrol
    Se trata del apartado de uso diario. Éste irá en función de lo que necesites. Puedes ir llenando en lista a medida que va pasando el día, sin ningún tipo de diseño predeterminado como lo hace el autor, o puedes hacerlo con un diseño propio como lo hacen muchos y lo muestran en pinterest. Dependerá de tus necesidades.
    Si lo haces en modo diseño puedes tener el diario por página o 2 páginas para mostrar toda la semana, por ejemplo
    Estos puedes complimentarlos con pequeñas secciones que pueden resultar interesantes tener a la vista a diario.
    DIARIO – (Daily log)
    – rastreador de agua: para saber si cumples lo necesario
    -rastreador emocional: para adentrarte en tus emociones a diario
    – Lo bonito y lo feo del día: para apreciarlo antes de ir a dormir y saber que mejorar el día siguiente
    – Menú del día. Puedes anotar que es lo que vas a comer hoy o incluso rastrear lo que vas comiendo a lo largo del día si estas a dieta.
    – El tiempo del día, para obligarte a mirar por la ventana antes de empezar el día y tener un registro para comparar, por ejemplo, con el año siguiente.
    SEMANAL – (Weekly log)
    – Calendario pequeño del mes: Hago, como en las agendas tradicionales el mes en pequeño en una esquina.
    – Lista de gastos: Voy restando de mi presupuesto total de la semana cada gasto que sale de mi cartera; compra semanal, material escolar, café del bar…
    – Tareas generales de la semana sin fecha adjudicada: Si esa semana hay que llevar algo especial al cole o pagar un recibo…
    – Los acontecimientos y tareas importantes; bien marcados en colores para que no me pasen de largo.

    Conclusión

    Estos son los apartados que me parecieron mas útiles, graciosos o necesarios. Si sigues los enlaces y te adentras un poco mas en la búsqueda seguro que encuentras unas cuantas ideas más

    Lo bonito es que no hay un diario igual que otro, aunque esté hecho por la misma persona. Son algo tan personalizable que cada uno es único y del tipo de práctico que necesita su dueño. Para muchos incluso la alternativa a la meditación ya que crean sus propias pinturas, decoraciones, formas y dejan que su mente fluya sin miramientos…

    Hasta aquí te dejo con la introducción a los principales y posibles apartados de tu bullet journal. En la siguiente parte de “cómo empezar” te daré los pasos, claves y trucos necesarios para hacerlo de la mejor forma. Espero no tardar mucho en acabarlo.

    ¿Ya te han entrado ganas de empezar tu propio Bullet Journal? ¿Algún apartado más que añadirías?

    Saludos!


  • Limpieza y organización

    Bullet Journal – Qué es y cómo funciona

    Ahora que estrenaremos año quería empezar de nuevo organizando en papel todo nuestro entorno. ¿Porqué a principios de año? Porque las agendas que hay en venta empiezan, en su mayoría, o en 1 de enero o en 1 de septiembre.

    Mi primera idea fue un Filofax (esas agendas profesionales que puedes rellenar cada año con el año correspondiete) pero, sinceramente?, los precios están por las nubes (son de piel, marca… lo entiendo y lo acepto, pero no son mi necesidad ni prioridad) y no quiero algo que me cueste tanto dinero. Fui a ver agendas y planificadores en distintas tiendas, pero ninguna tenía un formato que me pareciera bien. (En ciertas cosas soy bastante Diva, ¿que le voy a hacer?) Quería algo con control de gastos, listas para tachar, algo a principios de cada mes para organizar las tareas… Si lo sé, algo muy concreto.

    Tras mi tercera visita a la librería del pueblo llegué a casa ya decepcionada pero con la idea, que me dió la dependienta, de crear mi propia agenda digital y llevarla a imprimir. Así que empecé por cuarta vez a buscar en internet alguna agenda que tuviera al menos un poco de similitud con lo que estaba buscando. Y lo encontré! No era exactamente lo que buscaba, pero era la solución que me permitiría adaptarlo a mis necesidades, mis momentos creativos e invertir dentro de mi presupuesto!

    Estoy hablando del método Bullet Journal ideado por Ryder Carrol. Según su eslogan : “El método analógico para la era digital”.

    ¿Que és bullet journal?

    Lo mejor será que lo veas por tí mism@ en el video explicativo original. Es en inglés pero viene con subtítulos.

    Vamos! a este hombre le pasaba lo mismo que a mi. Demasiadas cosas a organizar pero nada que estuviera a la altura de sus expectativas. Si! Hay 23984 apps para hacer esto en el mobil, pero soy de la vieja escuela y me gusta utilizar el papel. ¿Porqué? Porque escribo mas lenta de lo que le doy al teclado de mi computadora, porque mis ideas se sueltan cuando empiezo a escribir, porque hacerlo a mano hace que me quede mejor en la cabeza, porque me da tiempo a gestionar mejor lo que quiero expresar y porque me lo pienso mas al no poder borrarlo tan facilmente.

    Viendo el video ya queda bastante claro que és, pero si tuviera que formularlo en palabras propias diría que es un sistema indexado de agenda, cuaderno, planificador y libreta para todo, completamente personalizable y que usa símbolos para categorizar los distintos tipos de anotaciones. Se adapta a ti al 100% y ademas siempre se puede añadir un tipo de contenido nuevo sín sufrir desorden.

    Una libreta que utilizaremos para depositar pensamientos, gestionar eventos, organizar tareas, controlar hábitos, minimizar gastos, crear listas… Tiene tantos usos distintos y completamente personalizables que no existe una agenda igual a la otra por mucho que se intente.

    Qué me llamó la atención de este sistema?

    El indexado y hacerlo todo seguido– Creo que es un punto a favor que yo no habría tenido en cuenta si no lo hubiera visto en práctica (qué le vamos a hacer, soy de complicarme la vida y nunca considero las soluciones simples sín que me muestren lo eficaces que son). En mi último sistema utilizado quería una zona para cada tipo de contenido (un apartado de agenda, uno de planificador de menús, otro para ideas, otro para control de gastos…) y lo dividí acorde los colores de las páginas de la libreta. ERROR! Porqué? porque resultó que en unos apartados me faltaban páginas mientras en otros me sobraban.

    La sencillez del sistema – la forma de anotar los distintos tipos de información lo hacen fácil de leer a simple vista. Ademas no pierdes información y no necesitas acordarte porque cuando cambias de semana o mes automáticamente te lo llevas al periodo nuevo. Es brillante!

    La cantidad de personalización posible – Tras ver el video y leer un poco en la página web, pensé que seguramente esta idea habría encontrado mas seguidores y que seguro que gente creativa habría encontrado la forma de hacerlo aún mas eficaz. Y BINGO! Estaba en lo cierto. Pinterest como siempre no me defraudó y me abrió otro mundo desconocido a investigar. Hay tantas formas y maneras de personalizarlo para hacerlo mas bonito, eficaz, productivo o informativo que creo que se puede llenar un libro entero de listas.

    Las funcionalidades distintas – puedes utilizarlo para control de gastos, seguidor de hábitos, control de salud, historial emocional, libreta de anotaciones… No hay límite! Cabe todo, y cuando no queda espacio se migra todo el contenido a una libreta nueva. Listos!

    El margen de error – Viendo “BUJO’s” (abreviatura utilizada para los bullet journals) de otras personas me he dado cuenta que no necesariamente utilizan el mismo diseño para cada semana, no avanzan trabajo llenando de estructuras la agenda con anticipación. Utilizan su libreta día a día, y puede que en medio de un mes te encuentres con un plan de negocios, una página de un reto o el presupuesto para los regalos de navidad. Hay estructura pero “¿libre?”. Creo que esa imperfección es el factor que lo hace atractivo para mí, perfeccionista en todo lo que hago. Es un mal hábito porque se pierde antes el interés o a veces ni se empieza algo por miedo a que no quede perfecto. He empezado mi BUJO sin esperar que sea perfecto sino viéndolo como herramienta, que es lo que es.

    Forma de meditación – Casualmente el otro día escuché un podcast en el que hablaban sobre alternativas a la meditación; yoga, pintar y diarios eran las alternativas mas utilizadas. Curiosamente este tipo de relajación la puede dar este tipo de agenda, sobretodo si uno tiene el espíritu de artista. No tiene porqué ser una obra de arte, pero decorar las páginas con pequeños garabatos relaja a la vez que permite silenciar la cabeza. Sí también se puede hacer en una agenda normal, pero en esta el espacio lo fijas tú.

    Te has quedado con ganas de empezar? Tranquil@ que me queda mucho que contar sobre este tema, pero mejor lo hago en otro post, que sinó esto se hace demasiado denso 😉

    Hasta el siguiente post, cuídate!

    Saludos

  • Limpieza y organización

    Los beneficios de levantarse temprano

    Creo que el mundo se puede dividir en dos tipos de personas: los que se levantan temprano y los que se despiertan tarde.

    No sé tú, pero a lo largo de mis casi 32 años he pasado por los 2 tipos. Durante los años escolares me levantaba temprano para estudiar y hacer deberes; en épocas de trabajar y jugar al pc me acostaba/levantaba tarde y ahora, con título de mamá, he vuelto a pasar a ser de las mañaneras.

    Soy de mente abierta y no creo que realmente levantarse temprano sea algo para todo el mundo; somos seres de capacidades, mentalidades y cuerpos distintos y no deberíamos meternos todos en el mismo cajón. Pero según éste artículo de Forbes los mañaneros tienen varias ventajas a los que les gusta dormir un rato más: Son proactivos, sacan mejores notas, se organizan mejor, se anticipan a problemas, se cuidan mas (ejercicio y sueño), son mas optimistas, llegan al trabajo mas relajados porque no se encuentran con la multitud y pasan mas tiempo de calidad por la tarde con sus hijos porque ya lo tienen todo hecho.

    En este artículo sobre estadísticas en el Business insider también habla de beneficios como menos estrés, menos malos hábitos y tiempo para seguir tu pasión entre otros. Suena todo muy bién, ¿verdad?

    Estas vacaciones me han sacado un poco de mi rutina habitual. Me acostaba temprano y me levantaba bastante tarde. ¿Durante las vacaciones? ¿Porqué no? Pero de vuelta a la rutina esto se acabó! No porque quiera, sino que el tiempo es limitado, Papakaos trabaja fuera de casa y el día va pasando mientras me despisto en todo lo demás. Tengo que atender unos horarios y dedicar ciertas horas al día a tareas concretas (trabajo, casa, taxi de los niños…). No quiero empezar el día atrasada en todo. Es cansino. Mas cansino que levantarse temprano.

    Si con todo lo de Forbes y Business insider todavía no quedas convencid@, aquí te dejo MIS razones por las que merece la pena levantarse temprano.

    Mis razones para levantarme temprano

    1.La tranquilidad.
    Creo que es una de mis principales razones. A las 5 de la mañana TODA la casa está en silencio. Se podría escuchar caer un alfiler en el otro lado de la casa sin problemas. SILENCIO! Algo que no disfruto a lo largo del día porque tengo esos pequeños loritos a mi alrededor (son adorables, pero no me escucho los pensamientos). Es algo asombroso y ese ratito no tiene precio.

    2. Planificación
    Al levantarme temprano tengo la posibilidad de planificar el día que tengo por delante. Junto con mi Bullet Journal puedo tener las cosas importantes bajo control y si hay algo de lo que me he olvidado tengo unas horas de margen para intentar solucionarlo. La planificación me ayuda a de tener mis trabajos y tareas al día sin necesidad de ir al último minuto en todo.

    Practicar yoga por la mañana me despierta el cuerpo y la mente
    Practicar yoga por la mañana me despierta cuerpo y mente

    3. Deporte
    Lo primero que hago cuando me despierto es mi pequeña sesión de yoga. ¿Porqué? Porque creo que es la mejor forma de despertar mi organismo. Es un ejercicio muy personal y en cierto modo una forma de meditación y autoconocimiento. Permite que me despierte poquito a poco llenando mi cuerpo de oxigeno y poniendo todas las partes en su posición correcta (no veas todos los “cracks” que oigo al hacer mi pequeña rutina). Pero no tiene que ser precisamente yoga lo que te despeje la cabeza por la mañana. Puede que para tí sea salir a pasear o a correr, ir al gimnasio o darle caña al hoola hoop. Practicar cualquier tipo de deporte por la mañana acelera el metabolismo (quemas mas calorías a lo largo del día, aúnque solo estés sentado en una silla), activa la circulación, mejora la energía mental y física, mejora el sueño (porque llegas al final del día con una fatiga distinta y tienes mejor calidad de sueño) … bueno, creo que todos sabemos lo bueno que es hacer deporte, ¿verdad?

    4. Avanzar tareas
    Hay ciertas tareas que se pueden hacer a lo largo del día, pero que si se hacen justo en esas horas silenciosas pueden dar mas de sí. Yo habitualmente aprovecho para cocinar el almuerzo, hager una limpieza cronometrada de cierta habitación, escribir en el blog, poner a secar la colada (la pongo por la noche para que arranque automáticamente a las 4 y así está acabada para cuando me levanto) y duchar y vestirme para poder desayunar con los niños o ayudarles a avanzar en sus mañanas. Son tareas que si las dejo para “luego” me siguen y acaban atrasando otras tareas que considero mas oportunas.

    5. Meditación
    Aunque siempre que hablo de meditación me siento un poco… ¿pirada? creo en sus efectos positivos sobre el ser humano. Esos 5/10 minutos de autoconocimiento me ayudan a empezar el día con mas calma y paciencia. La meditación reduce el estrés y sus efectos positivos sobre la salud los puedes encontrar repartidos en todo internet. La meditación se mejora con la práctica, y cuanto mas se practica (no en minutos, sino en días) mas efectiva es.

    6. Autosuperación
    ¿Sabes aquel “yo” vago que deambula por tu mente y te intenta convencer de que apagues el despertador, te des media vuelta y sigas durmiendo? Es tentador como un dulce! ¿Sabes la satisfacción que siento después de superar a esa tentación mental? Puedo asegurarte que soy procrastinadora en la mayoría de las cosas. Incluso cuando estoy cocinando! Soy de las que no limpia mientras cocina, por ejemplo. Pero superar a diario esa parte de mí que no quiere empezar el día temprano me genera una autosatisfacción enorme. Es un logro cada día!

    7. Productividad
    No solo el deporte hace que madrugar sea algo productivo. Es a primeras horas de la mañana cuando estoy más consciente y efectiva! Hago más en menos tiempo, sobretodo si se trata de trabajo mental. A medida que pasa el día aumenta mi cansancio, la fátiga de decisiones y pierdo más rápido la paciencia. Ahora dirás… ” pero eso también te puede pasar si te levantas a las 8!” Si! no te lo niego, pero como madre aprovecho esas horas matutinas para hacer tareas que requieran de mucha concentración, básicamente porque a partir de las 6/7 de la mañana tengo a 4 pequeños monstruos a mi alrededor que requieren de mi atención y no permitirán que me siente a hacer algo que no tenga que ver con ellos.

    8. Sentimiento de control
    Todos los demás puntos me dan algo muy valioso aunque sea, a veces, cierto tipo de ilusión. Me dan la sensación de que me queda algo de control sobre mi vida. Claro está que siguen pasando cosas fuera de mis alcances que no puedo alterar, pero al menos lo que estaba en mi mano ha sido atendido. No paso el día sin propósito. Tengo unas misiones que cumplir y un plan para hacerlo. No se puede ganar una “batalla” sin plan. Verdad?

    9. Ver como despierta el día
    Algo que no vé todo el mundo, sobretodo en verano, es cómo se despierta el día. Como alzan el vuelo las gaviotas, se paran las luces de la calle o cómo se levanta el panda! si! [esa misma cara se me quedó esta mañana cuando he leído esto último. Lo dejo ahí para que tengas otra muestra de porqué no se me da bien hacer las cosas por la noche. 🙂 Parece que escribo en sueños]
    Para volver al tema… notar como esa casa tan silenciosa va despertando y van apareciendo pequeños ruidos alrededor es un acontecimiento en sí. En verano salir fuera y ver como todo mi alrededor se va poniendo en marcha me hace sentir muy agradecida por poder experimentarlo. Incluso los días de lluvia los disfruto al ver como de ser solo un sonido pasa a ser algo visible por la ventana.

    10. Es mí momento del día
    Me siento ese momento como mí momento del día, me pertenece. Los días que no puedo tener esos momentos para mí porque me he dormido, porque los niños se despiertan antes de hora o simplemente porque papa kaos no puede dormir más empiezo el día de mal humor. Me descoloca mi rutina, me ralentiza y me rompe la calma. Les quiero, no me malinterpretes, pero necesito ese tiempo para poder quererles y quererme de la mejor manera que me sea posible.

    Cómo empezar

    Por todos estos motivos me levanto temprano y te animo a que lo pruebes. ¿A que me refiero con temprano? En mi caso es a las 5. Es mi hora personal con la que me siento cómoda. Creo que cada uno debe encontrar su horario y su forma de gestionar el día. Decide por ti mism@ cuánto tiempo necesitas para hacer lo que necesites hacer. Quizás necesites levantarte un poco antes que los niños para tener tu momento de tranquilidad o simplemente necesitas esa media horita para empezar un nuevo hábito como un deporte o aprender un idioma.

    Si quieres cambiar tu rutina no te aconsejo que intentes despertarte temprano de golpe. Será mas efectivo si lo haces poquito a poco. Para ello te sugiero uno de los siguientes 2 métodos.

    a) Empieza con ponerte el despertador 15 minutos antes de tu hora actual. Una vez te hayas acostumbrado a levantarte esos 15 minutos antes, vuelve a ponerte el despertador 15 minutos antes (ahora ya tendrás 30 minutos de ventaja!!!) y así sucesivamente hasta que te sientas en tu hora ideal.

    b) Hacerlo a la japonesa. Los japoneses son conocidos por conseguirlo nuevos hábitos sin esfuerzo pero con constancia y perseverancia. Eso lo consiguen a bocaditos. En este caso lo conseguirías adelantando tu despertador un minuto al día! Ese minuto apenas lo notarás pero en un mes te levantaras 30 minutos antes de tu hora actual. Y sin esfuerzo alguno! ¿Que te parece?

    Nota importante

    Levantarte temprano no significa que debas dormir menos, simplemente significa que debes mover tu “bloque” de horas de sueño. Tu propio cuerpo ya te lo hará saber y seguramente irás a dormir antes, pero si no lo haces y estas intentando forzarte, no lo hagas. Tu cuerpo y mente necesitan esas horas de sueño y quitárselas solo hará que tu humor y rendimiento vayan a peor, a parte de hacerte mas sensible a tu entorno. Las personas que consiguen lo que se proponen, en su mayoría no lo hacen a costa de horas de sueño sino simplemente con mejor organización y acostándose y levantándose antes que los demás 😉

    Hasta aquí voy a dejar el tema de este post, porque si sigo puedo llenarte un libro con el tema, así que espero que mis razones te animen a dar un cambio a tu rutina matutina y que los 2 últimos consejos te ayuden a conseguirlo sin retorno.

    Saludos!

  • Familia / Niños

    12 formas de usar el temporizador con niños

    Hay un utensilio de cocina (o en la época que estamos, del móvil) al cual nunca habría imaginado que le sacaría tanto partido como lo es el temporizador.

    Es un multitalento muy menospreciado! créeme!

    Uno realmente piensa que solo es para hacer deporte o para cocinar, PERO NO!… no te equivoques! Es un salvador de situaciones en toda regla! En esta ocasión voy a explicarte en cómo lo utilizo con mis hijos!

    ¿Qué temporizador utilizar?

    Childrens Countdown Timer – Visual Timer For Kids

    A los monstruitos de la casa, sobretodo los que todavía son pequeños, les falta la relación temporal. No saben qué es un minuto ni una hora. Utilizar algo visual para hacerles entender el concepto temporal me ahorra la pregunta de “¿cuánto queda?” además de ayudarles a ver y realizar como transcurre.

    En casa utilizamos una aplicación de temporizador visual, en la que el niño ve en colores cuanto le queda y se va destapando una imagen. Al final del tiempo se escucha el sonido del objeto en cuestión. Puedes descargar la app aquí.

    12 formas de utilizar el temporizador con niños

    Y por fín vamos  a lo interesante. Aquí tienes situaciones diarias en las que utilizamos esa ·nueva” herramienta para ayudarnos.

    1.Tiempo de “juego a solas”

    Este truco es útil sobretodo con un solo hij@. Jugar o entretenerse solos es algo que deberían aprender todos los niños, pero puede ser difícil resistirse a las constantes peticiones y/o rabietas. Se convierte en visual y limitado usando un temporizador. Empezando por periodos de tiempo más cortos y alargando el tiempo a medida que el niñ@ se va acostumbrando.

    2.Tiempo de cumplir con sus tareas.

    Por ejemplo nosotros lo utilizamos esas mañanas que todo va demasiado lento. Cuando vamos detrás de los niños para que se vistan y arreglan para el colegio, fijamos el temporizador en 10 minutos y lo dejamos a su vista para que vean el tiempo que les queda. No suele haber problemas, pero cuando no cumplen van vestidos tal cual están a ver a su abuela (donde van cada día antes del colegio) y se acabarán de vestir ahí. Les molesta mucho no estar listos y con eso acaba la batalla matutina.

    3. Tiempo de pantallas.

    Enciendo el televisor o entrego la tablet y fijo el temporizador. Es una forma de pre negociar el uso y así evitar conflictos después. El fín de pantalla no lo doy yo, lo da un temporizador.

    4. Cuenta atrás para algo emocionante.

    Cuando les cuentas a los niños que hoy irán al parque o que irán a dar un paseo, puede que estén cada 5 minutos preguntando si “¿Vamos ya?”. En mi caso eso me pone muy nerviosa y acabo de un humor de perros para la hora de salir. Si realmente no queda demasiado (me refiero a que no quedan 7 horas), por qué no poner el temporizador? En vez de preguntarme cuánto queda se lo responden ellos mismos con una mirada.

    5. Recoger de juguetes.

    Sobretodo con niños pequeños, puedo tener la casa impecable que a los 5 minutos de despertarse o aparecer estará hecha un asco de nuevo. Encuetro juguetes en todos lados (ultimamente en casa incluso en la nevera, estoy investigando quién es). Pero porqué tengo que recogerlo siempre yo? Aquí el temporizador es una gran ayuda. Lo fíjo en un tiempo realista para recoger, dejándolo a la vista y que ellos hagan el trabajo.

    Cómo tratar este truco dependerá de la forma de educar.

    • Si se considera que recoger forma parte de jugar y que es su obligación, tendrán que recogerlo todo dentro del tiempo dado y lo que no esté recogido quedará confiscado por un tiempo. La próxima vez no sacaran tantos juguetes a la hora de jugar o los irán guardando a medida que vayan jugando… si hay suerte :-). Esta es la que más suelo utilizar en casa.
    • Si simplemente se quiere que aporten algo se puede prometer una recompensa si consiguen recogerlo todo BIEN en ese tiempo (los fines de semana les solemos premiar con TV). Esto les dará un incentivo para hacer el máximo posible.
    • O se puede hacer de ello una tarea de rutina familiar en la que toda la familia recoge de forma conjunta todo lo que puede en ese tiempo. Sin premios ni consecuencias, simplemente para sentir que se ha logrado algo juntos.

    6. Compartir.

    Este truco tengo que admitir que no lo he utilizado nunca, pero me parece lógico cuando los hijos entran constantemente en conflicto para los juguetes. Mi forma de solucionarlo habitualmente es quitarles ese juguete para que la próxima vez aprendan a compartirlo sin peleas, pero si eso no funciona, el temporizador puede ser una solución. ¿Por qué no? Limita el tiempo de uso de cada uno a X minutos y cada vez que suene el temporizador hay cambio.

    7. Juego con mamá o papá.

    No nos engañemos, los padres de hoy siempre estamos ocupados y tenemos cosas que hacer. Si no puedo integrar a mis hijos en esas tareas pero sí responder cuando me piden que juegue con ellos, vuelve a ser momento temporizador. Dales a ellos y a tí Nos doy ese tiempo compartido pero con un límite para que las dos partes podamos aceptarlo. Ellos tendrán su tiempo de juego y yo después del tiempo de juego puedo volver a mis tareas! (yupiii! plega ropa!!!) Parece (sólo pareceeee) un buen trato, ¿No?

    8.Tiempo de pensar.

    Si usas la silla o el rincón de pensar de la super Nany, seguramente con esto ya estarás familiarizada. Limito el tiempo de pensar para que vea cuando puede levantarse. Esta versión a veces puede ser contraproductiva, ya que envez de pensar estará más pendiente de ver cómo pasa el tiempo, pero eso ya es otro tema.

    9. Tiempo de calma/alboroto.

    A veces los niños necesitan descargar energías, o por el contrario les faltan y necestan que alguien le de a “pausa”. Marco un tiempo para dejarles saltar, corretear, chillar en casa. Una vez finalizado el tiempo hay que volver a la normalidad. O les marco un tiempo en el que deberán hacer algo tranquilo como leer un libro o hacer un puzzle. De ese modo cuando suene la cuenta atrás, el niño seguramente ya no tendrá ganas de hacer nada nervioso.

    10. Retos.

    Un temporizador no deja de ser una herramienta para deportistas, no? Por qué no utilizarla de ese modo? Reto a mis hijos a completar ciertos juegos en un tiempo limitado; un puzzle, rompecabezas, imitar una construcción… no tiene limites. Además tiene 2 ventajas, estoy jugando con el niño a la vez que me doy “momentos” enmedio para seguir a lo mio 😉

    11. Tiempo para acabar.

    Cuántas veces hay que llamar a los niños a comer cuando están concentrados en un juego, construcción o manualidad? Siempre quieren acabarlo. Para acabar con esa batalla sirve de mucho avisarles con 15 minutos de antelación, pero para un niño pequeño es sólo una palabra. El temporizador le dice cuando tendrá que tener acabado, recogido o estar listo. Este truco reduce los enojos.

    12. Tiempo guay!

    Este último es similar al anterior… pero con el tiempo total. A hijos les encanta la bañera y jugar en el jardín, les doy su tiempo para disfrutarlo de forma visual. No quiero que mis hijos se quede demasiado tiempo en la bañera porque se enfría el agua, pero cuando se lo está pasando bien no quiere salir. Se entienden los dos lados. PERO si desde un principio ya le doy un tiempo completo con el que disfrutar, al sonar la alarma no se molesta tanto en salir.

    ¿Que te parece?

    Quizás algunos expertos discreparán con esto de usar tanto temporizador en la vida de los niños, pero en mi opinión como madre (no soy profesional) puede ayudar en muchas ocasiones. De hecho, reaccionar a una alarma también se hace en el colegio, ¿no? Acaba una clase y empieza otra, salen y entran del patio… Porqué no aprovecharlo también en casa?

    Por ahora no tengo más ideas infantiles de temporizador para tí, pero quizás a tí se te ocurra alguna más. Si es así, ya me contarás ;-)!

    Saludos!