Cargando
Browsing Tag :

#Receta

  • Alimentación / Recetas

    Receta – Coles de bruselas

    Soy alguien bastante perezoso, aunque quizás por todo lo que muestro aquí no lo parezca. Pero creeme, aprendí a coger las cosas con los pies para no agacharme. La pereza me lleva a hacer muchas cosas de la forma mas simple posible sobretodo en ámbitos en los que no sea precisamente brillante. La cocina es una de ellas.

    No soy madre de pasarse horas en la cocina para hacer un plato que en 5 minutos esta comido o que luego tiene malas caras porque contiene algo que a alguien no le gusta. No gracias, si fuera mi hobbie, por supuesto le dedicaria mas entusiasmo, pero prefiero dedicar el tiempo a todo lo demás. Por eso soy fan de las recetas simples, rápidas o de pocos ingredientes.

    Nuestras comidas son habitualmente de plato único (Simple, recuerdas?) y éste en un 80 o 90% de vegetales porque me gusta pensar que somos lo que comemos (no es que seamos vegetales, pero sí creo en que la comida determina nuestro estado de salud).

    Hoy te comparto una receta muy simple pero que está rica y es variable y sobretodo muy saludable.

    Ingredientes

    Los ingredientes para este plato son bastante “libres”. Puedes añadir o quitar a tu gusto. Al lado te pongo las cantidades que utilizamos nosotros habitualmente (2 adultos, 3 niños y medio), pero creo que tu mism@ sabrás mejor las cantidades que coméis en casa que yo.

    • Coles de Bruselas (1kg)
    • Patata (2 a 4 unidades)
    • Boniato (1 unidad)
    • Zanahoria (3 unidades)
    • Remolacha (1 paquete)
    • Cebolla (en esta receta me olvidé de poner, normalmente 2 unidades)
    • Ajo (3 dientes picados)
    • Hierbas provenzales
    • Sal y pimienta

    En casa hoy lo hemos hecho como plato vegetariano (o vegano) pero alguna vez a este tipo de plato también hemos añadido pollo en trozos pequeños o tocino para tener la ración de proteína animal. O ¿porqué no? huevos de codorniz.

    Paso a paso

    Precalienta el horno a 180 grados

    Corta la verdura: las coles de bruselas por la mitad, la patata y el boniato en medias lunas, la zanahoria en rodajas, cebolla en trozos grandes y la remolacha en dados. El ajo pícalo o pasalo por el trinchador “ese” de ajos.

    Añade por encima Aceite de oliva virgen extra y añade las hierbas provenzales, sal y pimienta a tu gusto y mezlcalo

    Ahora ponlo todo en un recipiente para horno y déjalo durante 1 hora aproximadamente. El tiempo varía segun la fuente que uses y el tamaño de tus hortalizas, pero en casa es lo que tarda habitualmente.

    Espero que a tí y a tu familia os guste la receta! Que aproveche!

    Saludos

  • Recetas

    Galletas de Navidad

    En estas épocas navideñas tengo un gran dilema; poco tiempo y muchas tradiciones que cumplir.

    ¿Estrés navideño? Ezo que eeeees? Montar el árbol, decoraciones y luces, buscar el Tió, esperar al Nikolaus (una tradición nórdica – alemana, holandesa…- del día 6 de diciembre que se podría considerar el antepasado de lo que actualmente conocemos como Papa Noel ) intentar organizar todo lo necesario antes de que los niños empiecen con las vacaciones, mercados de navidad… y no pueden faltar las Galletas de Navidad!

    No me mal interpretes, todo esto me encanta. Y me encanta la navidad. Sus villancicos, los regalos, los detalles con los demás, la lotería, las recogidas de dinero para buenas causas y las recogidas de juguetes (estas dos últimas se hacen más a menudo, pero parece que por navidades todo el mundo se vuelve más generoso).

    El problema en todo esto está en que el tiempo es limitado. Al menos a mí me da la sensación. Sí que la Navidad aquí dura hasta el día 6 de enero, pero no sé porqué para mí una vez pasado el 25 de diciembre los villancicos ya no me suenan igual y el árbol brilla de forma distinta. Quizás sean mis orígenes alemanes que no tienen en cuenta a los Reyes Magos – ahí todos los regalos los trae el Christkind – y por eso pierdo el entusiasmo. Por eso tengo “prisa” para hacer todo lo posible antes del 25 empezando mas tarde del 1 o 2 de diciembre. ¿Suena raro?

    Volviendo al tema; este fin de semana tenía planes. Muchos planes. Había que recoger materiales para el pesebre, escribir las postales navideñas – con 3 semanas de retraso para llegar a tiempo a Alemania-, preparar los detalles para los profesores y hacer galletas de navidad. Empezamos por las galletas.

    Sinceramente? Ese día tenía un humor de perros. El peque no durmió durante la noche y tampoco me dejó dormir a mí. Mi suerte fue que ya les había contado a los niños el día anterior que haríamos galletas y me obligaron a hacerlas por insistencia, sino me hubiera pasado el día tirada en el sofá como si hubiera pasado la noche de juerga. Vamos! que gracias a los peques me animé, recogimos toda la casa y nos pusimos a hacer galletas EN PIJAMAS a las 5 de la tarde. Toma nota por favor, que todo esto pasó mientras yo seguía de mal humor y los niños con energías sin gastar. Empezamos… mal! Rompieron un huevo antes de que pudiera decir “¡empecemos!”. En esos momentos está muy bien tener a la pareja cerca o ser una persona practicante de la meditación con una calma de piedra. En mi caso me salvó lo primero.

    Tras 3 intentos de inicio fallidos en los que los mandé a su habitación a jugar para rehacer los humores (tiempo que dedicaron a construir un tren de legos superchuli – véase video adjunto) nos calmamos todos y yo me relajé un poco. Después de eso dejé en manos de Papa Kaos los niños y las galletas y dirigí un poco desde detrás del móvil (grabando) los pasos a seguir.

    A partir de ahí todo fue bien. Los niños se lo pasaron bien y papá kaos y yo también. Cada uno tenía su trabajo y sus cosas que atender. Y la cocina empezó a oler a Navidad, galletas y a hogar acogedor (el olor a azúcar, harina y mantequilla en el horno para mí no tiene otra definición).

    Verás en el video que no quedaron perfectas. No fueron galletas dignas para hacer un vídeo de Youtube – seguramente todos los videos de youtube tendrán galletas con mejores pintas que las nuestras – pero cumplieron la función de hacer algo en familia, me calmaron el mal humor, tuvieron a los niños entretenidos, orgullosos de haber hecho sus propias galletas y además estaban riquísimas (puedo confirmar que las apariencias no importan cuando el contenido es el correcto).

    Y fueron nuestra cena. Si! fui mala madre, pero después de 2 horas haciendo galletas no tenía ganas de cocinar y los niños tenían demasiadas ganas de comerse sus creaciones.

    Sobre la receta: hicimos el doble de masa así que no te fijes en nuestras cantidades. Además partimos la masa en 3 para hacer 3 tipos distintos de galletas. Todo fueron modificaciones propias y esas fueron un poco a mano alzada (nos dejamos llevar por intuición en cuanto a cantidades).

    Sin más miramientos: Aquí va el vídeo!

    Ingredientes

    • 250gr de harina
    • 125gr de azúcar
    • 150gr de mantequilla
    • 2 sobres de azúcar de vainilla (como no tenia suficiente añadimos aroma)
    • 1 huevo
    • canela o cacao para variaciones
    • para decorar: 1 huevo, decoraciones, azúcar glas con agua… tu mism@

    Procedimientos

    • mezclar la harina con el azúcar, la vainilla, la mantequilla y el huevo. Lo mejor es cortarlo todo junto con el cuchillo y amasar luego a mano.
    • Una vez amasado puedes dividir la masa y añadir cacao o canela como lo hicimos nosotros.
    • Envolver en papel film y dejar reposar en la nevera entre 30 minutos y una hora.
    • Sacar una parte de la masa, hacer con el rodillo una superficie de 3mm y recortar las galletas.
    • Pintar con huevo y hornear a 180 Cº durante unos 10/15 minutos.
    • Dejar enfriar y si queréis pintar con una mezcla de azúcar glas y agua.
    • Listas!

    Si esperabas aquí encontrarte una súper receta navideña, lo siento, es la receta mas sencilla del mundo y que en casa llevamos haciendo desde que tengo uso de razón. Pero no quería compartirla contigo por lo especial que es, sino para demostrarte que aunque las cosas no empezaran bien, aunque la receta no sea nada del otro mundo y aunque las galletas salieran físicamente horribles, lo mas valioso fue que hicimos algo juntos, creamos recuerdos y convertimos un día de esos que se pasan, te dan pena y que van mas mal que bien en un día no perdido, cumpliendo su propósito y sin arrepentimiento.¿Qué te parece?

    Salud!

  • Familia

    5 Remedios para aliviar la tos por la noche

    El instinto del cuerpo de aliberar las vías respiratorias que duele, molesta y hace las noches eternas es la “tos”. Y aunque los adultos también suframos de este síntoma, los que mas a menudo lo sufren son, al menos en casa, los niños. Unos días de frío más unos días en el cole o guardería y ¡Bingo! (ese no toca nunca, el bingo digo) alguno vuelve con mocos acompañados de… TOS! que luego reparte por toda la familia.

    Pero… ¿Qué es la tos?

    La definición de medlineplus es;

    La tos es un reflejo que mantiene despejada la garganta y las vías respiratorias. Aunque puede ser molesta, la tos ayuda al cuerpo a curarse o protegerse

    Soy fiel defensora de que podemos evitar resfriados y otros tipos de virus con una alimentación saludable – una tipo realfooder que no incluye ultraprocesados. Dónde mejor he podido comprobarlo, por supuesto, ha sido en nosotros mismos. Pero a veces no es suficiente y no nos ahorramos el catarro. Cuando esto ocurre en casa, no recurrimos directamente a la medicación de farmacia, no por tacaños, sino porque creemos que nuestro cuerpo es parecido al de superman y que puede con la mayoría él solito. ¿Porqué? porque no me gusta abusar de medicaciones – otro brazo multimillonario del complot de las multinacionales. Además muchas medicaciones no son aptas para embarazadas o no se tiene suficientes conocimientos sobre sus efectos y con mis 5 años de “embarazo y lactancia crónicos” evitando la medicación, quedé convencida de que podía pasar sin ellos con los mismos resultados. Claro está, también lo ví mejor solución para mis hijos.

    No me malinterpretes. No estoy diciendo que la medicina sea mala. ¡Por dios no! Sólo que en muchas ocasiones abusamos de ella cuando el cuerpo por sí solo puede solucionarlo. Prefiero probar con lo natural y si eso falla recurrir a la ciencia pero no por ello soy alguien que no vacune a sus hijos o que se niegue a darles aunque lleven una semana mal.

    Pero, antes de compartir contigo esos milagrosos remedios, quiero dejarte claro que no soy pediatra ni ningún tipo de profesional de la salud y que siempre debes consultar con tu médico o pediatra si puedes/debes utilizar estos remedios en tí o tus hijos.

    Los 5 remedios que utilizamos para aliviar la tos por la noche

    Los remedios mas habituales cuando tenemos tos son los jarabes o expectorantes. El único jarabe contra la tos que tenemos en casa es uno homeopático que no utilizamos porque tenemos estos 5 remedios que hacen la misma función.

    1. Cambiar la posición para dormir

    La tos es una reacción del cuerpo al moco o a la irritación que tenemos en las vías respiratórias. Cuando se trata de mucosidad lo mejor que podemos hacer es incorporar el cuerpo y utilizar así la gravedad para que el moco baje envez de obstruir las vías. Suena lógico , ¿verdad?

    2. Hidratación

    Otro factor que trabaja a favor del cuerpo es la hidratación. ¿Porqué? Porque eso hará el moco mas fluido y con ello mas fácil de eliminar de las vías respiratorias.

    Eso lo conseguiremos de 2 formas. Bebiendo suficiente agua durante el día y humedeciendo el ambiente.

    Un humidificador ayuda a deshacer el moco

    Esto último lo podemos conseguir poniendo un vaso de agua encima de la calefacción, dejando un cacharro con agua hirviendo en un lugar seguro (aunque lo sigo considerando peligroso) o con un humidificador. Nosotros tenemos este y de hace unos cuantos años – seguramente existe un modelo nuevo. Escogimos uno ultrasónico porque parecía la opción mas eficaz; el ultrasonido crea una especie de niebla que penetra mejor en nuestras vías respiratorias. Además tiene un pequeño compartimento que permite añadir aceites esenciales (por la edad de nuestros hijos no lo hemos utilizado) que, con el aceite adecuado, también puede ayudar a aliviar las molestias.

    3. Abrir una cebolla

    Este remedio no es muy agradable ya que deja su rastro en el ambiente…  la habitación “apesta”. Pero mejor eso a una noche sin dormir, ¿no?

    La cebolla tiene propiedades antiinflamatorias, deshace el moco y dilata los bronquios, por lo que favorece la respiración.  Es un remedio bastante antiguo, muy simple y muy utilizado.

    Sólo hay que cortar una cebolla en trozos grandes (en mitades o cuartos) y ponerla en un plato dentro de la habitación – cuanto mas cerca del enfermo mejor. La esencia de la cebolla hará efecto en menos de media hora.

    También leí en este post de sonambulistas que añadiendo azúcar y agua el efecto era aún mayor aunque la forma de hacerlo mas efectivo de papa kaos es fregando un poco del jugo bajo la nariz del niñ@.

    4. Jarabe natural

    El jugo de la cebolla es otro gran aliviador de la tos. Para conseguirlo solo hacen falta 2 ingredientes y un poco de paciencia (tiempo).

    Modo de preparación
    • Corta la cebolla en daditos pequeños y mételos en un tarro con tapa.
    • Mezcla la cebolla con unas cucharadas de miel natural (preferiblemente cruda / de cuchara)
    • Deja reposar el tarro un mínimo de 2 horas y un máximo de 12
    • Toma 2 cucharaditas de 6 a 7 veces al día.

    El jugo no es de los mas agradables, y seguramente vas a hacer un poco de ejercicio siguiendo a tus hij@s, pero sí es muy efectivo.

    Aquí te dejo el video de cómo hacerlo

    5. Mejora tu resfriado en general

    Otro remedio completamente natural que ayuda a sobrepasar los resfriados sín medicamentos y con ello alivia también los síntomas de la tos es una mezcla de agua caliente, limón y miel.

    Sobreviví todos los resfriados en los embarazos gracias a este remedio, ya que quería evitar a toda costa todo tipo de medicamento. Y me recuperaba antes que otros, no embarazados, con paracetamol.

    Modo de preparación
    • Hervir agua y dejar enfriar un poquito (para no “matar” los efectos de la miel y el limón)
    • Añadir una cucharadita de miel natural (si posible de cuchara o cruda)
    • Añadir el jugo de un limón.
    • Tomar caliente

    Este brebaje también lo tomo cuando tengo el frío en el cuerpo y miedo de resfriarme y siempre me evita el mal trago. 100% recomendable. Además el sabor de éste es agradable 😉

    Aquí te dejo el video

    Estos son mis 5 remedios para sobrevivir a los ataques de tos nocturnos. Te deseo a tí y a quién tengas con tos una felíz noche!

    ¿Que remedios utilizas tú?

    Compártelo en tus redes sociales si te ha gustado la información

  • Alimentación / Recetas

    Paponazo

    Los viernes por la noche son nuestro momento de “comida chuli”. Lo hacemos ese día como para “despedir” la semana activa y dar la bienvenida al fín de semana. Hay fines de semana que la “comida chuli” no acaba hasta lunes por la mañana, pero en general el viernes es nuestro día de tirarlo casi todo por la borda.

    Los viernes por la noche es el momento de hacer o pedir Pizza, hacer hamburguesas o comida china. El problema está en que 3 de 5 en casa no toleramos bien los productos lácteos (de vaca) ni el gluten, por lo que la tarea se complica un poco, y además soy seguidora de @Carlosriosq por lo que la tarea se complica un poco más.

    Una alternativa a la pizza y que es “comida rápida” igual que las demás es el paponazo. ¿Lo conoces?

    ¿Qué és el paponazo?

    El paponazo es una comida de feria, al menos así la conocemos nosotros. Se trata de una patata asada rellena de ciertos ingredientes (ahí la imaginación es infinita).

    Es una receta muy simple que además gusta a los niños porque, perdóname la expresión, es una guarrada.

    Aquí te dejo el video:

    La receta del paponazo.

    Ingredientes

    • Patatas sin pelar si posible todas de un tamaño similar
    • Aceitunas verdes sin hueso
    • Zanahoria rallada
    • Remolacha rallada
    • Maíz dulce
    • Jamón dulce
    • Atún
    • Queso rallado
    • Tomate frito
    • Mayonesa
    • Sal
    • Pimienta

    Como Realfooder, el único pecado que veo es el jamón dulce… y quizás el queso rallado según cual sea.

    Utensilios

    • Horno
    • Rallador (si no compras los productos ya rallados)
    • Papel de aluminio
    • Tenedor
    • Cuchillo
    • Tabla de cortar

    En mi caso lo he rallado todo a mano (como puedes ver en el video) pero en el supermercado encontrarás los ingredientes ya rallados o cortados en conserva.

    Instrucciones

    1. Limpiar las patatas, pinchar con un tenedor y envolver en papel de aluminio
    2. Poner las patatas en el horno a unos 180 – 200 Cº durante 40 a 60 minutos. (dependerá del tipo y tamaño de patatas)
    3. Una vez cocinada la patata, retirar el papel de aluminio, abrirla con un corte por la mitad.
    4. Poner encima los ingredientes que mas te gusten. En nuestro caso el orden es zanahoria, maíz, remolacha, aceitunas, jamón dulce, atún, tomate frito, mayonesa, (sal y pimienta que no he puesto por los niños) y el queso rallado
    5. Comer!

    Variables

    Si por algún motivo no comes patata (quizás porque seas seguidor de la dieta paleolítica) puedes sustituir la patata por boniato (batata).

    El queso que utilizamos nosotros era de cabra u oveja por la intolerancia a los productos lacteos de vaca.

    Espero que disfrutes de la receta!