Cargando
Browsing Tag :

#Organización

  • Limpieza y organización

    Crea tu rutina de limpieza

    Si hay algo en lo que realmente llegamos a perder mucho tiempo, son las tareas del hogar. Lavar la ropa, recoger, fregar, hacer las camas, vaciar la basura, limpiar la bañera… Es algo que nunca acaba y que, cuando crees que lo has logrado puedes volver a empezar de 0.
    No sé como será en tu casa, pero en la nuestra es algo compartido. Papa kaos hace sus raciones diarias ayudando a recoger detrás de los niños o fregando los cachivaches después de comer, y los niños se van añadiendo con pequeñas tareas a medida que van creciendo.
    Aún así, la mayor parte de las tareas me tocan a mi; limpiar el baño, las habitaciones, los armarios, nevera y despensa, hacer la colada… ya sabes, esa lista infinita.

    Hace un tiempo lo hacía todo en un día. Sinceramente? Para mí no era la mejor solución. Sí, podía hacer más o menos el vago durante la semana, pero los sábados por la mañana me los pasaba correteando toda la casa con mopa y plumero en mano y desaprovechando ese tiempo libre que tanto apreciamos todos.
    Así que busqué soluciones en internet. Y… ahí estaba! Tener una rutina de limpieza! La mayoría de información que encontré incluía listas prehechas por las blogueras por lo que no acababan de ajustarse a mis necesidades, pero al final conseguí crear mi propio método de creación de rutina.

    Porqué crear una rutina de limpieza

    Sobretodo si eres alguien con el tiempo limitado, crear una rutina te creará más libertad a cambio de un poco de fuerza de voluntad al principio. A la que te acostumbres a dedicar esos 30 minutos al día a tu rutina, no la notarás y formará parte de tu plan diario de la misma forma que ducharte y vestirte.
    Creo que la limpieza es como todo lo demás. Si haces las cosas a bolea, harás algo, sí,  pero nunca de la forma más eficaz. Planificar de antemano puede ser una tarea de 30/60 minutos, y seguramente no va a salir bien a la primera – habrá que retocar y adaptar hasta encontrar el balance adecuado- pero ese tiempo que inviertes en la preparación lo ahorras en la aplicación. ¿Sigues sín estar convencid@? Aquí te doy más razones para que te pongas ya a crear una rutina de limpieza.

    8 razones para crear una rutina de limpieza

    • Harás trabajo en “porciones” por lo que no te resultará tan abrumador.
    • Crearás un hábito , que al final tendrás tan integrado como ducharte o vestirte. Lo harás en modo autopiloto
    • Siempre tendrás tu casa mas o menos al día. No se te acumularán las tareas y no te sentirás culpable.
    • Al tener tu casa al día reducirás muchísimo el tiempo que necesitas para recogerla!
    • Cuidarás mejor tu hogar por lo que conservarás mejor tus pertenencias. Creo que este paso es de gran importancia, sobretodo porque nuestra casa es nuestro refugio. Si no nos sentimos relajados en casa, ¿Dónde lo haremos?
    • No tendrás más zonas vergonzosas que esconder en tu casa. ¿Aquella zona que cuando viene alguien a visitarte no le quitas ojo por miedo a que lo descubran? Detrás o en el lateral de la nevera quizás? ¿Debajo de ciertos muebles? (Me has pillado los míos XD)
    • Vivir en un ambiente más limpio (no esterilizado) es más sano, sobretodo para gente con alergias.
    • Encontrarás el equilibrio. Al anotar todas tus tareas y ajustarles una frecuencia (procura no pasarte) encontrarás tu equilibrio entre necesidad y obligación de hacer las cosas. Verás tú misma cuánto limpiar es necesario para qeu tu y tu familia estéis a gusto en casa.

    El paso a paso

    Crear una rutina de limpieza tiene cierta similitud con el proceso de planificar el menú semanal. Así que si ya dominas lo primero esto te va a resultar ser un paseo. No necesitas más que boli y papel!

    Que hay que hacer?

    Haz una lista con todas las tareas que se te ocurran que hay que hacer en tu casa. Limpiar el horno, las cortinas, las camas, los armarios, las encimeras de la cocina, sacar el polvo, limpiar el wc, la campana extractora de la cocina, las ventanas… Todo lo que se te ocurra. Tú apunta.
    Puede ser de gran ayuda hacer la lista por habitaciones. Entra en cada habitación y mira a tu alrededor. Que haces habitualmente para limpiarla?¿Qué crees que te olvidas de hacer? En internet (ehem, Pinterest sobretodo) existen muchas listas de tareas necesarias que hacer en el hogar. Artículos completos de zonas de las que nos olvidamos. La lista dependerá de tu casa, ya que puede que tu tengas un sistema de ventilación o aire acondicionado que necesite mantenimiento que otros, por ejemplo, no tienen. De todos modos, cuanto más completa esté tu lista, más limpia estará tu casa

    Puedes hacer una lista de tareas generales que hay que repetir en cada habitación y una de mas concreta para cada una de ellas. Sacar el polvo, pasar el aspirador y fregar es algo que se hace en todas ellas, por ejemplo. Pero limpiar la nevera sólo lo haces en la cocina.

    Cada cuánto tengo que hacerlo

    Ahora tienes que asociar una frecuencia a esas mismas tareas. Tienes labores para hacer a diario, como por ejemplo hacer las camas o poner lavadora y lavavajillas, y tienes tareas que no hay que hacer tan a menudo como limpiar el horno o los armarios.
    Yo tengo tareas diarias, tareas de cada 2-3 días (o 2-3 veces por semana, como prefieras), semanales, cada 2 semanas, mensuales, trimestrales y anuales.
    Mira de no abusar de las repeticiones. No quieras pasar de 0 a 100 en 1 día. Fué un error que cometí yo al principio. De no hacer casi nunca los frontales de la cocina (1 vez al mes, quizás?), quise hacerlos cada 2 o 3 días. Cometí el fallo con 4 o 5 tareas y abandoné mi primera rutina a las 2 semanas. Si te pasas consigues justo el efecto contrario. Haz menos y aumenta a medida que vas cogiendo confianza al tema.
    Ahora reparte tus tareas a las distintas frecuencias para no olvidarte ninguna. Encuentra un equilibrio. Un compromiso entre tu y tu casa, por así decirlo.

    Reiteraciones porcionadas

    Una vez tengas delante esos grupos de frecuencia, tendrás que repartir las mayores en porciones. ¿A qué me refiero? a que no vas a hacer todas las tareas mensuales la primera semana del mes, ¿no?
    Si tienes por ejemplo unas 8 labores mensuales anotadas, lo mejor será hacer 2 mensuales por semana. Así te quedarán repartidas a lo largo del mes y no cometerás el error de tener días demasiado llenos y otros sin nada que hacer. Si son 6 faenas que hacer cada 2 semanas, habrá que hacer 3 por semana.
    Me vas entendiendo…,¿ verdad?
    Por ese motivo añado una labor más con la definición “X mensuales” y “X cada 2 semanas” (Dónde X es el numero de labores que hay que hacer de ese tipo) a mis tareas semanales para así tenerlas en cuenta en el siguiente apartado y mantener un equilibrio de faenas a hacer.

    Reparte estas tareas a lo largo de tu tiempo.

    Ahora toca repartir estas labores a lo largo de los días. Para tener un control de qué hacer cuando tienes varias opciones;

    1. Usa una aplicación del móvil. Existen aplicaciones como clean house o chore checklist (ambas creo que solo estan en ingles), que a diario te informarán de lo que tienes que hacer y te lo harán con la repetición que tú les indiques. No necesitarás acordarte de nada. Simplemente seguirás una lista.
    2. Google calendar te cumplirá con la función de la misma forma que las anteriores aplicaciones, siempre que indiques la frecuencia. Por si no lo sabes, puedes crear distintos calendarios google en una misma cuenta. Te recomiendo que generes un calendario “de limpieza” o “rutina” en vez de meter toda tu rutina en tu calendario habitual.
    3. Entra manualmente en tu calendario o agenda las tareas. Si eres usuaria de una agenda de mano, no necesitas cambiar costumbres. Simplemente agrega tu nueva rutina en tu agenda!. Anota sobretodo las que son mensuales o trimestrales, ya que son las que más pasamos por alto por el largo periodo de tiempo entre ellas.
    4. Hazte una lista “to do” plastificada y cuélgala en algún lugar visible o de fácil acceso. Si no eres ni de aplicaciones ni de usar agenda puedes hacerte un tipo de plantilla en el que te aparezca toda la información que necesitas saber repartida en frecuencias. Plastifícalo y marca lo que has hecho y lo que no con un rotulador para pizarra blanca. Anota al lado de las semanales, cada 2 semanas, mensuales y trimestrales el periodo que comprende para no saltarte nada. Es decir, en trimestrales anota qué 3 meses comprende, mensuales en qué mes estas, cada 2 semanas si se trata de la primera quincena o de la segunda y semanal de que día a qué día. Es solo para que no se te pase por alto marcar tareas y luego te quedes sin saber si lo has cumplido dentro del periodo en el que estás o si son del periodo anterior

    Las tareas diarias y las semanales

    Creo que las tareas diarias merecen un apartado para ellas solas, ya que se distinguen, en mi caso, un poco de las demás.
    Siempre que he creado mi rutina las he incluido en la aplicación o en google calendars para llegar luego a la conclusión de que a la semana de ver la notificación diaria, la ignoraba directamente. Por ese motivo, te recomiendo que no anotes esas tareas en tus versiones digitales de rutina.
    Estas tareas deberías repartirlas a lo largo de tu día en unas rutinas propias (la rutina de mañana y la rutina de noche).
    ¿Un ejemplo? En tu rutina matutina harás las camas, vaciarás el lavavajillas,  pondrás en marcha una lavadora, abrirás las ventanas por 10 minutos y harás 15 minutos de recogida general. En tu rutina de noche tendrás que limpiar las encimeras, pondrás el lavavajillas, sacarás la basura y fregaras cocina y comedor. Más adelante procuraré hacerte una explicación más detallada de estas 2 rutinas, ya que creo que son las que más importancia tienen cuando de orden se trata en un hogar.

    En cuanto a las tareas semanales te vas a dar cuenta de que hay muchas en cada zona de tu casa. Eso puedes aprovecharlo y dedicar un dia de la semana a cada zona. Por ejemplo; los lunes me ocupo de las semanales del baño, el martes de la habitación de los niños, miércoles del lavadero…

    Cómo aplicar la rutina de limpieza

    Ahora que tienes tus tareas repartidas faltará ponerlo en práctica. No te agobies si ves que no funciona a la primera, todo necesita un rodaje, verlo en práctica, para ver los errores y corregirlos.
    Si ves que tu rutina te abruma un poco, reduce frecuencias para liberar tiempo. Si a medida que pasa el tiempo te vas dando cuenta de más cosas que integrar en tu rutina, añádelas. Si siempre te toca repetir una tarea un poco más larga en los días de menor tiempo, cámbialo. Si tienes tareas que puedes hacer en 2 partes, adáptalas. (por ejemplo limpiar el horno. Puedes anotar un día por la noche dejarlo en remojo y al día siguiente la tarea de limpiarlo. Limpiar los cristales, si te ocupa demasiado tiempo hacerlos todos en un día, haz la mitad una semana y la otra en la siguiente)

    Conclusión final

    No intentes ser perfect@ porque es dónde va a llegar el fracaso. Sólo te crearás un estrés innecesario. Tienes que ver esto de crear una rutina como una ayuda a que tu casa esté mejor y tu tengas el tiempo de dedicación más repartido para no darte cuenta de todo lo que estás haciendo en realidad.
    Y ten en cuenta que…
    Siempre es mejor hacer un poquito que no hacerlo nunca!
    Nada será al 100%, olvídate del perfeccionismo que nos vendemos unas a otras. Con que tengas un poquito mas de control, menos desorden y más tiempo para tí ya puedes estar más que satisfecha.

    Como siempre, espero que te sirva la información que te dejo aquí y que te ayude en mejorar tu día a día y te animo a que dejes sugerencias y opiniones en los comentarios!

    Saludos!

  • Alimentación / Recetas

    ¿Qué comemos?

    Bienvenido a la nueva serie de posts: ¿Qué comemos? (ahora en adelante recoconocible por el QCMK Que comemos mama kaos). Una colección de distintas recetas encontradas en el www y separadas según su ingrediente principal.

    Quiero añadir este tipo de contenido porque según lo que encuentro en el mercado cocino una cosa u otra y a veces quedo tan harta de cocinarlo todo al mismo estilo que no me iría mal un poco de variación. ¿El problema? Nunca tengo ganas de buscar nada y cuando busco no quiero que tenga carne o no quiero que tenga cereales ni lácteos (por tema intolerancias en esta familia).

    Con la idea en mente de que a veces menos es más, simplemente quiero dejar aquí 3 o 4 ideas de formas sencillas de cocinar cierto ingrediente, para así recurrir a ello con más facilidad.

    Encontrarás el tipo de receta que solemos consumir nosotros en casa: Sin gluten, sin lácteos y de comida real. Las recetas no son mías, son buscadaas en internet y puede que la receta contenga el tipo de ingrediente que no queremos utilizar en casa, pero te dejaré escrita la alternativa para que no tengas que prescindir de ello.

    Espero que disfrutes la serie y que encuentres en cada colección algo delicioso que servir a los tuyos.

    Saludos!

  • Estilo de vida / Limpieza y organización

    Bullet Journal – Cómo empezar Parte 1

    Si ya has visitado antes este blog puede que ya hayas leído el post sobre el bullet journal, y si te ha interesado puede que te interese ésta y las demás continuaciones que van a aparecer.

    ¿La teoría del bullet journal suena genial verdad? Pero de la teoría a la práctica siempre hay unos pasitos enmedio que a veces no damos por miedo, a veces no damos por pereza y en algunas ocasiones porque simplemente no sabemos por dónde empezar. A las 2 primeras quizás tengas que encontrarles una solución tú, pero puedo ayudarte enseñándote por donde empezar.

    Lo primero que quiero enseñarte es el tipo de contenido que puedes incluir en tu diario para sacarle el máximo provecho. Seguramente no te los listo todos, por el gran rango de posibilidades que tiene, no obstante creo que son los mas útiles y más repetidos en otros usuarios de #Bujo. En los links de los nombres en inglés encontrarás los resultados de búsqueda de pinterest para “scrollear” un poco y ver a qué me refiero. 😉

    Tipos de contenido

    Índice – Sugerido por Ryder Carrol – EL OBLIGATORIO
    En el caso de mi libreta ya viene impreso con el espacio para rellenar con los contenidos y páginas correspondientes, también viene con las paginas ya numeradas.

    Creo que este apartado es obligatório para que tu bullet journal sea realmente útil y fácil de leer.

    Personaliza el diseño de tu agenda

    Metas -(Goals)
    Tener metas es un buen hábito para no vivir día tras día sin rumbo. Tenerlo a la vista en tu Bujo es una buena forma de no perderlas de vista! En la agenda que he comprado yo te sugieren 9 tipos de metas distintas:
    – Mente…
    – Cuerpo..
    – Alma…
    – Aprenderé…
    – Mejoraré…
    – Dejaré el mal hábito de…
    – Ahorraré…
    – Me gustaría pasar el tiempo con…
    – Aprendí del año pasado…

    A modo personal con Papakaos hemos hecho nuestras metas propias: las económicas, personales, familiares, de pareja y del hogar.

    Me ha resultado ser bastante útil, la verdad. Sentarse y pensar en cada uno de los objetivos ha sido revelador. Sobretodo porque también requiere de planificación para conseguirlas. Pero sobre alcanzar objetivos haré otro post en su debido momento 😉

    Sugerencias de menú o planificación (meal plan)
    Este apartado es útil sobretodo si eres el/la responsable de la alimentación del hogar. En mi caso dejaré 1 o 2 páginas delante de cada estación (trimestre) para incluír un listado de las recetas que voy a incluir en el menú semanal de los siguientes 3 meses. Mas que nada porque así puedo probar recetas nuevas en cada estación y seguir a la vez con las de siempre. Como de todos modos se suele utilizar la agenda a diario, tenerlo anotado en una zona específica ahorrará el tiempo de buscarlo en mi libreta de recetas habitual. Además al final de año estaran la mayoría de recetas separadas por estaciones para pasarlo a la agenda siguiente 😉

    Registro de deudas o ahorro – (debt tracker)
    Si tienes deudas o quieres ahorrar dinero hay infinitas formas de hacerte un rastreador en tu agenda: formas originales de ahorrar 1000 euros sin esfuerzo o la reducción visual de tus deusas. Observar el progreso puede animarte a conseguir lo propuesto.

    Presupuesto (Budget)
    Organiza tus gastos mensuales con un presupuesto. De esa forma sabrás dónde ha ido tu dinero mes a mes y tendrás un registro de ello! Seguro que te ayudará a ahorrar ese dinerillo extra para las vacaciones.

    Listas de regalos – (Gift list)
    Anotar en una página las sugerencias e ideas de regalo que te dan tus familiares y amigos a lo largo del año puede ser una forma de evitar que te pille el toro en cumpleaños, navidades u otros acontecimientos que requieran de ese pequeño detalle o presente.

    Rutinas de limpieza – (cleaning routine/schedule)
    Una vez tengas tu rutina de limpieza establecida, porqué no pasarla a tu bullet journal para tenerla siempre a mano

    Excursiones
    En mi bullet journal tengo una zona con destinos cercanos que queremos visitar los días de buen tiempo. Hay algunas que son mas de verano, otras no importa el tiempo que haga y otras pueden hacerse en todos los demás días. Así nos aseguramos visitar todos aquellos lugares que creemos interesantes y que sinó aplazamos o nos olvidamos. Quizás un mapa de las zonas mas cercanas. O si os gusta viajar mucho el mapa mundi.

    Rastreador de hábitos (habit tracker)
    Delante de cada mes tengo un rastreador de hábitos. Es una parrilla en la que se van marcando si se han cumplido los hábitos propuestos o no. En la parte de arriba de la parrilla están los días del mes, en la lateral los hábitos. Si pinto la casilla correspondiente en rojo es “no cumplido” si lo pinto en verde es “cumplido”. Este tipo de rastreador también puede hacerse semanal, pero creo que mensual da una imagen mas global de todo y que semanal ocuparía demasiado espacio por tener que repetir siempre la misma parrilla

    Imagen de Pinterest

    Rastreador de humor (mood tracker)
    De la misma forma que hay el rastreador de hábitos, el rastreador de humor es una parrilla o imagen que se pinta del color indexado de emoción principal del día. Si he pasado un día triste puedo pintar la casilla o el dibujo de color azul, si ha sido un día de enfados de color rojo… De ese modo podemos tener un historial de cómo gestionamos nuestras emociones o de como vamos en general.

    Puntuación de juegos (gaming scores)
    Me ha extrañado un poco encontrar éste en pinterest. Lo tengo anotado en mi agenda porque uno de los objetivos de este año es jugar una vez a la semana a algún juego (ciudadelas, scrabble…) con papakaos y mantener un registro de quién ganó la partida. Resulta que no somos los únicos 🙂

    Anotación futura – (future log) sugerido por Ryder Carrol
    Este apartado ocupará de 2 a 4 páginas. Va destinado a hacer anotaciones de meses futuros, dando un espacio asociado a cada mes (el autor utiliza 1/3 de una página para cada uno de ellos); me explico con un ejemplo. Aunque esté en el mes de abril, ya tengo un aniversario infantil el mes de mayo, pero en la agenda todavía no he dado ningún espacio al mes de mayo porque rellenamos la agenda a medida que pasa el tiempo. ¿Que hago? Lo anoto en el apartado de registros futuros bajo el mes de mayo. De esa forma cuando empiece con el mes de mayo solo necesito consultar la anotación futura de mayo y complementarlo en el calendario.
    En el caso de mi agenda vienen calendarios ya impresos de 1 mes por página con zona de anotaciones, que voy a utilizar como tal.

    Registros mensuales – (Monthly log) Sugerido por Ryder Carrol
    Se trata de un espacio al inicio del mes para anotar objetivos, tareas y tener un control global de cada día a simple vista.
    En una página se escribe un listado de los días del mes junto con la abreviatura del día de la semana y en la otra página todas las anotaciones correspondientes a ese mes (las que salen en la anotación futura o las que han quedado pendientes del mes anterior).
    En mi caso he hecho una página de portada del mes (ya sabes, para mi vena artística – por favor no creas que sea algo bonito que te decepcionarías) y una página para las anotaciones del mes.

    Imagen de pinterest

    Registro diario – Sugerido por Ryder Carrol
    Se trata del apartado de uso diario. Éste irá en función de lo que necesites. Puedes ir llenando en lista a medida que va pasando el día, sin ningún tipo de diseño predeterminado como lo hace el autor, o puedes hacerlo con un diseño propio como lo hacen muchos y lo muestran en pinterest. Dependerá de tus necesidades.
    Si lo haces en modo diseño puedes tener el diario por página o 2 páginas para mostrar toda la semana, por ejemplo
    Estos puedes complimentarlos con pequeñas secciones que pueden resultar interesantes tener a la vista a diario.
    DIARIO – (Daily log)
    – rastreador de agua: para saber si cumples lo necesario
    -rastreador emocional: para adentrarte en tus emociones a diario
    – Lo bonito y lo feo del día: para apreciarlo antes de ir a dormir y saber que mejorar el día siguiente
    – Menú del día. Puedes anotar que es lo que vas a comer hoy o incluso rastrear lo que vas comiendo a lo largo del día si estas a dieta.
    – El tiempo del día, para obligarte a mirar por la ventana antes de empezar el día y tener un registro para comparar, por ejemplo, con el año siguiente.
    SEMANAL – (Weekly log)
    – Calendario pequeño del mes: Hago, como en las agendas tradicionales el mes en pequeño en una esquina.
    – Lista de gastos: Voy restando de mi presupuesto total de la semana cada gasto que sale de mi cartera; compra semanal, material escolar, café del bar…
    – Tareas generales de la semana sin fecha adjudicada: Si esa semana hay que llevar algo especial al cole o pagar un recibo…
    – Los acontecimientos y tareas importantes; bien marcados en colores para que no me pasen de largo.

    Conclusión

    Estos son los apartados que me parecieron mas útiles, graciosos o necesarios. Si sigues los enlaces y te adentras un poco mas en la búsqueda seguro que encuentras unas cuantas ideas más

    Lo bonito es que no hay un diario igual que otro, aunque esté hecho por la misma persona. Son algo tan personalizable que cada uno es único y del tipo de práctico que necesita su dueño. Para muchos incluso la alternativa a la meditación ya que crean sus propias pinturas, decoraciones, formas y dejan que su mente fluya sin miramientos…

    Hasta aquí te dejo con la introducción a los principales y posibles apartados de tu bullet journal. En la siguiente parte de “cómo empezar” te daré los pasos, claves y trucos necesarios para hacerlo de la mejor forma. Espero no tardar mucho en acabarlo.

    ¿Ya te han entrado ganas de empezar tu propio Bullet Journal? ¿Algún apartado más que añadirías?

    Saludos!


  • Limpieza y organización

    Bullet Journal – Qué es y cómo funciona

    Ahora que estrenaremos año quería empezar de nuevo organizando en papel todo nuestro entorno. ¿Porqué a principios de año? Porque las agendas que hay en venta empiezan, en su mayoría, o en 1 de enero o en 1 de septiembre.

    Mi primera idea fue un Filofax (esas agendas profesionales que puedes rellenar cada año con el año correspondiete) pero, sinceramente?, los precios están por las nubes (son de piel, marca… lo entiendo y lo acepto, pero no son mi necesidad ni prioridad) y no quiero algo que me cueste tanto dinero. Fui a ver agendas y planificadores en distintas tiendas, pero ninguna tenía un formato que me pareciera bien. (En ciertas cosas soy bastante Diva, ¿que le voy a hacer?) Quería algo con control de gastos, listas para tachar, algo a principios de cada mes para organizar las tareas… Si lo sé, algo muy concreto.

    Tras mi tercera visita a la librería del pueblo llegué a casa ya decepcionada pero con la idea, que me dió la dependienta, de crear mi propia agenda digital y llevarla a imprimir. Así que empecé por cuarta vez a buscar en internet alguna agenda que tuviera al menos un poco de similitud con lo que estaba buscando. Y lo encontré! No era exactamente lo que buscaba, pero era la solución que me permitiría adaptarlo a mis necesidades, mis momentos creativos e invertir dentro de mi presupuesto!

    Estoy hablando del método Bullet Journal ideado por Ryder Carrol. Según su eslogan : “El método analógico para la era digital”.

    ¿Que és bullet journal?

    Lo mejor será que lo veas por tí mism@ en el video explicativo original. Es en inglés pero viene con subtítulos.

    Vamos! a este hombre le pasaba lo mismo que a mi. Demasiadas cosas a organizar pero nada que estuviera a la altura de sus expectativas. Si! Hay 23984 apps para hacer esto en el mobil, pero soy de la vieja escuela y me gusta utilizar el papel. ¿Porqué? Porque escribo mas lenta de lo que le doy al teclado de mi computadora, porque mis ideas se sueltan cuando empiezo a escribir, porque hacerlo a mano hace que me quede mejor en la cabeza, porque me da tiempo a gestionar mejor lo que quiero expresar y porque me lo pienso mas al no poder borrarlo tan facilmente.

    Viendo el video ya queda bastante claro que és, pero si tuviera que formularlo en palabras propias diría que es un sistema indexado de agenda, cuaderno, planificador y libreta para todo, completamente personalizable y que usa símbolos para categorizar los distintos tipos de anotaciones. Se adapta a ti al 100% y ademas siempre se puede añadir un tipo de contenido nuevo sín sufrir desorden.

    Una libreta que utilizaremos para depositar pensamientos, gestionar eventos, organizar tareas, controlar hábitos, minimizar gastos, crear listas… Tiene tantos usos distintos y completamente personalizables que no existe una agenda igual a la otra por mucho que se intente.

    Qué me llamó la atención de este sistema?

    El indexado y hacerlo todo seguido– Creo que es un punto a favor que yo no habría tenido en cuenta si no lo hubiera visto en práctica (qué le vamos a hacer, soy de complicarme la vida y nunca considero las soluciones simples sín que me muestren lo eficaces que son). En mi último sistema utilizado quería una zona para cada tipo de contenido (un apartado de agenda, uno de planificador de menús, otro para ideas, otro para control de gastos…) y lo dividí acorde los colores de las páginas de la libreta. ERROR! Porqué? porque resultó que en unos apartados me faltaban páginas mientras en otros me sobraban.

    La sencillez del sistema – la forma de anotar los distintos tipos de información lo hacen fácil de leer a simple vista. Ademas no pierdes información y no necesitas acordarte porque cuando cambias de semana o mes automáticamente te lo llevas al periodo nuevo. Es brillante!

    La cantidad de personalización posible – Tras ver el video y leer un poco en la página web, pensé que seguramente esta idea habría encontrado mas seguidores y que seguro que gente creativa habría encontrado la forma de hacerlo aún mas eficaz. Y BINGO! Estaba en lo cierto. Pinterest como siempre no me defraudó y me abrió otro mundo desconocido a investigar. Hay tantas formas y maneras de personalizarlo para hacerlo mas bonito, eficaz, productivo o informativo que creo que se puede llenar un libro entero de listas.

    Las funcionalidades distintas – puedes utilizarlo para control de gastos, seguidor de hábitos, control de salud, historial emocional, libreta de anotaciones… No hay límite! Cabe todo, y cuando no queda espacio se migra todo el contenido a una libreta nueva. Listos!

    El margen de error – Viendo “BUJO’s” (abreviatura utilizada para los bullet journals) de otras personas me he dado cuenta que no necesariamente utilizan el mismo diseño para cada semana, no avanzan trabajo llenando de estructuras la agenda con anticipación. Utilizan su libreta día a día, y puede que en medio de un mes te encuentres con un plan de negocios, una página de un reto o el presupuesto para los regalos de navidad. Hay estructura pero “¿libre?”. Creo que esa imperfección es el factor que lo hace atractivo para mí, perfeccionista en todo lo que hago. Es un mal hábito porque se pierde antes el interés o a veces ni se empieza algo por miedo a que no quede perfecto. He empezado mi BUJO sin esperar que sea perfecto sino viéndolo como herramienta, que es lo que es.

    Forma de meditación – Casualmente el otro día escuché un podcast en el que hablaban sobre alternativas a la meditación; yoga, pintar y diarios eran las alternativas mas utilizadas. Curiosamente este tipo de relajación la puede dar este tipo de agenda, sobretodo si uno tiene el espíritu de artista. No tiene porqué ser una obra de arte, pero decorar las páginas con pequeños garabatos relaja a la vez que permite silenciar la cabeza. Sí también se puede hacer en una agenda normal, pero en esta el espacio lo fijas tú.

    Te has quedado con ganas de empezar? Tranquil@ que me queda mucho que contar sobre este tema, pero mejor lo hago en otro post, que sinó esto se hace demasiado denso 😉

    Hasta el siguiente post, cuídate!

    Saludos

  • Familia / Limpieza y organización

    Las vacaciones de Navidad

    Ayer, para nuestros monstruos, fue el último día de cole. 2 semanas de vacaciones! yuhu! Y aunque ahora 2 semanas parezcan mucho tiempo, se nos quedan en nada cuando no estan bién planificadas. Doy fé de ello, que cada año nos pasa lo mismo.

    Vacaciones significa que a partir de hoy esos 4 pequeños humanos van a estar en casa. Eso requiere de un plán estratégico. Una forma de mantener esto bajo un control mínimo sin perder el descanso por el camino. 

    Imagen relacionada

    No solo supone tener bajo control el espacio de casa (creeme cuando te digo que tengo una pequeña TAZ en casa que parece querer batir, a todas horas, el récord de juguetes por minuto que puede esparcer) sino también nuestro tiempo. Eso último es lo que más lastima me da porque siempre pasa igual. En un abrir y cerrar de ojos estás a dia 7 de enero y cuando miras atrás no has hecho nada verdaderamente productivo.

    ¿Cómo lo solucionamos?

    Quiero proponerme unos objetivos que alcanzar, míos, de pareja y de toda la familia. Quiero disfrutar las vacaciones al máximo, aprovechar los momentos y el tiempo para empezar el año con buen pié.(aunque cualquier día es igual de bueno que el siguiente). Siendo defensora del modo “slow living” quedaría raro si quisiera hacer un horario lleno y estrategias estrictas. Quiero algo flexible pero que me ayude a cumplir las metas propuestas.

    Por eso vamos a hacernos una lista de planes que iremos siguiendo a lo largo de las vacaciones.

    ¿Por qué listas?

    Las listas son una forma rápida y fácil de estructurar ideas. Además no solo nos muestran lo que nos queda por delante, sinó también lo que ya hemos cumplido, es decir nuestro progreso. Son fáciles de entender por su estructuración y, si estan separadas por categoría, simples de leer. Lo tenemos a vista y no tenemos esos “trastos” mentales que, quieras o no, van llenando nuestra mente con “todavía tenemos que… y tampoco hemos hecho…”.

    Qué categorias?

    Familia: Estas 2 semanas son tiempo en familia. Programadas estan las comidas con la familia completa. Eso es genial! Pero también hay planes para hacer nosotros 6. Aprovechando estos días que hay muchas actividades dedicadas a la navidad, a los niños y al frío. Planes como ver pesebres vivientes, ir a patinar sobre hielo, dar la carta a los reyes o verlos llegar en su barco. Tareas cómo hacer fanalillos para iluminar el camino a sus majestades, remodelar la casita de juguetes o grabar un video chorra para el tiktok. No sé! Lo que se nos ocurra! 

    A modo personal no quiero perder de vista mis objetivos. Con tantos días fuera de las rutinas diarias y niños solicitando atención es fácil perder el norte y dejar pasar los días sin hacer nada. Las comidas en familia y fiestas por aquí y por allá no ayudan; en mi cabeza son como el punto siguiente a llegar y los días en medio como de menor peso. Los días seran distintos, pero si tengo mis metas escritas al menos no las pierdo de vista. Quiero cumplir mis expectativas sin procrastinar las tareas que tengo que hacer por conseguirlo.

    En pareja: Tenemos la suerte de que papakaos tiene la mayor parte de esas 2 semanas de fiesta y estará en casa con nosotros. Eso hay que aprovecharlo. No somos de dejar a los niños con abuelos, pero eso no significa que no podamos hacer planes para dos. Con él siempre nos proponemos cierto tipo de proyectos de trabajo y esta vez vamos a pasar tiempo en solitario mirando películas, compitiendo en juegos de mesa y completando puzzles.

    Estas son las 3 categorías que he decidido que quiero cumplir. Porque creo que debe ir de personas, no de tipos de actividad. Porque creo que según con quién hagas las tareas te lo planteas de una forma distinta. Si tengo un rato de aburrimiento pero los niños estan durmiendo, puedo acudir a mi lista personal o a la lista de pareja.

    A la práctica

    He hecho una plantilla que contiene espacio para entrar a mano 3 tipos de actividades. Las que son para toda la familia  – algo que queremos hacer juntos, excursones, visitas, juegos…- las que son personales -cosas que quiero hacer por mí; leer algún tipo de libro, reorganizar mis materiales de manualidades, limpiar a fondo la casa, escribir, hacer un gorro de crochet… – y por último cosas que queremos hacer en pareja – una competición de algo, juegos de mesa, citas a solas, peliculas que ver. 

    La lista irá en un lugar de tránsito para evitar que nos olvidemos de lo que nos hemos propuesto. Nosotros escogeremos cada día algo que hacer para que no se nos pase nada. Si se trata de actividades en determinada fecha, esa tarea va directa a la agenda del móvil para no olvidarnos de ir a ningún sitio.  Una vez cumplida… Tachada!

    Estas navidades no me atrapará el tiempo! Llegaremos a día 7 con todas las propuestas (o la mayoría de ellas) cumplidas y eso sín estrés.  A por una navidad completa de descanso, actividad y momentos a recordar!

    Felices Fiestas!!!!

    Los recursos utilizados en la plantilla son obtenidas de la página freepik 

  • Limpieza y organización / Productos naturales

    Nueces de lavado – limpieza 100% natural

    Los productos de limpieza que utilizamos hoy en día son, en gran parte, químicos. Son efectivos, huelen de maravilla, pero vienen con unos contras que en los últimos años, en mi caso, han ganado mas peso que todos los puntos a favor.

    Como madre cada vez me interesa mas saber que llevan mis alimentos, de dónde vienen, que llevan mis productos de higiene y que efectos secundarios tienen y… como puedo ser mas respetuosa con mi entorno y el medio ambiente para que mis hijos no vivan en un vertero global. No te voy a engañar, no estoy al 100% en todo, pero sí miro de contribuïr en todo lo que puedo.

    Por ese motivo me interesé por formas de hacer la colada que fueran respetuosas con la piel (por la piel atópica de la mayor), útiles para los pañales de tela (que en aquel momento utilizaba con la mas pequeña y ahora utilizo para quitar el pañal de noche a las dos), que fueran ecológicas y, un factor que creo también tiene importancia, que fueran económicas.

    Una de las opciones que encontré fueron las nueces de lavado. Un remedio natural utilizado en la india por cientos de años.

    ¿Qué son?

    Las nueces de lavado son el fruto del árbol Sapindus Mukorossi también conocido como “árbol de jabón”. La cáscara de estos frutos contiene saponina; un tipo de jabón.

    Cuando esta saponina entra en contacto con el agua caliente crea una sustancia jabonosa que se puede utilizar como agente limpiador, ya que penetra las fibras de la ropa y se lleva al agua la suciedad. No genera espuma, pero que no te engañen, aunque estemos programados para pensar que cuanta más espuma mejor efecto limpiador, eso no es cierto.

    Son una forma muy suave de lavar por lo que son ideales para personas con piel atópica, eczema, psoriasis o cualquier otra sensibilidad en la piel e ideales para lavar pañales y compresas de tela ya que no reducen el efecto absorbente de estos.

     

    ¿Cómo utilizarlas?

    Las nueces de jabón se pueden utilizar de varias formas:

    Bolsita con nueces de jabón

    Directamente en la lavadora

    Se pueden utilizar directamente siempre y cuando lavemos la ropa caliente. Según lo que he encontrado, unos 45Cº/50Cº.

    Para ello basta con poner de 4 a 8 nueces de lavado en el saquito adjunto. Suele haber indicaciones de la cantidad en el envase según tengas agua dura o blanda y si tu ropa está muy sucia o no.  Esta bolsita la introduciremos directamente en la lavadora. Una vez finalizado el ciclo podemos iniciar uno nuevo y reutilizarlas directamente o dejarlas secar fuera de la lavadora.

    Para liberar la saponina, se requiere de agua caliente. Si utilizas un ciclo de lavado frío, basta con dejar las nueces en agua caliente durante unos 5 o 10 minutos antes de lavar la ropa. Eso liberará la saponina y te hará el mismo efecto.

    Se pueden reutilizar hasta que quedan de un color grisáceo y una textura muy blandita. Suele ser alrededor de unos 10 lavados, dependiendo de la temperatura y calidad del agua.  También puedes utilizarlas 2 o 3 veces y luego dejarlas secar para aprovecharlas y hacer…

    Jabón líquido

    Las nueces de jabón

    Si no te gusta la idea de dejar las nueces en el tambor de la lavadora, o simplemente eres mas de utilizar el cajón de detergente y personalizar el perfume de tu ropa, puedes utilizar las nueces para hacer detergente líquido.

    Existen ya muchas recetas en internet sobre como hacer el jabón líquido con nueces de jabón, pero aquí te dejaré la que habitualmente utilizo yo.

    Ten en cuenta que el jabón líquido esta libre de conservantes y dejará de ser útil a las 2 semanas aproximadamente. Si quieres aguantarlo un poco mas te recomiendo que lo guardes en la nevera. Otra forma de conservarlo es congelarlo en forma de cubitos y poner unas 2 unidades en cada lavadora. No lo he probado nunca, pero tiene que resultar extraño lavar con cubitos!

    Lo que debes saber antes de comprar

    Saco de nueces

    Puntos positivos

    • Las nueces de lavado son una forma de lavar bastante económica. En amazon 1kg te puede salir alrededor de unos 11 euros. Con eso tienes para hacer unas cuantas lavadoras – mas o menos la colada de un año.
    • Son multiusos! No solo sirven para el lavado de la ropa. También puedes utilizarlas en tu higiene diaria (champús de pelo) y en la limpieza del hogar (para limpiar el suelo, los cristales o lavar los platos por ejemplo)
    • Si te basta con las nueces en la lavadora no tienen gran complicación.
    • No generan residuos. Son aptas para el compostage!
    • Son aptas para lavar pañales de tela ya que no llevan perfumes ni suavizantes que eviten la absorbción.

     

    Puntos negativos

    • Aunque puedes añadir unas gotas de aceite esencial a tu jabón líquido o vinagre perfumado como suavizante de ropa, no va a tener ese olor tan intenso que te dejan los detergentes químicos a los que tanto te has acostumbrado. Las nueces de jabón no desprenden olor alguno y lo único que vas a oler va a ser el aceite esencial.
    • La ropa queda límpia, pero los blancos pueden coger un color grisàceo a lo largo del tiempo. (siempre puedes lavarlas añadiendo un poco de percarbonato para evitarlo)
    • Desde hace décadas hemos relacionado el efecto espumoso del jabón como agente de limpieza. Aunque las nueces de lavado limpien y laven bien, el efecto espuma queda ausente. Al principio cuesta acostumbrarse.
    • Siempre hay que buscar la bolsita de nueces dentro de la colada, sobretodo si luego se pone la ropa en la secadora.

    Aunque quizás los puntos negativos te hayan desanimado un poco piensa que son un método bastante efectivo y sobretodo natural. Si ya vienes de otro método natural de lavado puede que incluso más de lo que ya estés utilizando.

    ¿Sabes algún uso más para las nueces de lavado?

  • Alimentación / Consejos y trucos / Finanzas

    10 formas de ahorrar cocinando

    Hay muchos apartados en los que podemos ahorrar en el hogar; en la luz, el gasto de gasolina, el agua, seguros, teléfonos, compras… Si ya has leído mi publicación sobre cómo ahorrar haciendo la compra sabrás que puedes ahorrar mucho en el supermercado. Si has leído sobre el menú mensual, quizás también hayas podido descubrir los beneficios de ir con una lista preparada y una semana de comidas planificadas. Hoy te daré otro apartado más en el que puedes trabajar para sacar el máximo partido a tu dinero.

    Aunque donde notamos mas directamente el coste es en el supermercado, es en la cocina donde llevamos a cabo los preparativos y decisiones que afectan ese gsto en caja. Si cocinamos a conciencia podemos afectar también nuestros hábitos de compra.

    Los trucos que encontrarás a continuación no son dificiles de aplicar pero conseguiran que a largo plazo mejores tu alimentación, tu derroche de alimentos y la forma de preparar comidas. Nunca deberían afectar a tu nutrición; sigue siempre una dieta sana y basada en verduras y fruta fresca, cuanto más cercana a tí mejor.

    Trucos para cocinar a lo “Económico”

    1. Haz que cunda para más de una comida. En este caso te puedo dar el ejemplo del pollo. Esta misma mañana he comprado 2 pollos, los he hecho al horno, enfriado, separado la carne de los huesos y distribuido en raciones para congelar. ¡Y no solo he aprovechado la carne! también he guardado y congelado parte de los huesos, piel y cartílagos que voy a utilizar para hacer caldo en un momento que lo necesite o tenga tiempo.

      Cocina una vez para utilizar mas de una
    2. Reduce las raciones. Sigo con el pollo. Estos 2 pollos nos van a servir para unas 8 o 10 comidas. ¿Cómo? En vez de comer pechuga y grandes raciones individuales de carne lo vamos a preparar en ensaladas, salteados y con salsas. Habrá suficiente pollo en las recetas para que nadie se dé cuenta de que no está comiendo esa pechuga entera.Creeme cuando te digo que no se darán cuenta.  La carne es de lo más costoso en alimentación y reducir las cantidades también es mejor para la salud.
    3. Come más legumbres y no añadas proteína (carne, pescado o huevo). Estamos acostumbrados a comer las lentejas con chorizo, carne o cualquier otro tipo de proteína, pero en realidad no es necesario. Las legumbres en sí son un plato muy completo que ya contiene ese tipo de nutrientes y son de los ingredientes más económicos. Nosotros cocinamos legumbres 2 días a la semana y siempre como plato vegetariano. Existen muchísimas recetas que preparan las legumbres como si de carne se tratara; hamburguesa de garbanzos, “pastel de carne” de lentejas, albóndigas de judías negras… Tu familia no notará mucho la diferencia una vez aliñadas con especias como la nuez moscada y a tí el plato te saldrá por muy poco dinero.

      Come mas cremas, sopas y gazpachos
    4. Cena sopas más a menudo; sobretodo en invierno, como plato único. Cuando no hay presupuesto, cenar sopas es una buena alternativa a comer un plato más “contundente”. Si te han sobrado huesos (como en el ejemplo del pollo) de alguna otra comida, puedes hervir los huesos durante unas horas junto con un paquete de vegetales de caldo, y tras retirar los huesos, salpimentar, y añadir arroz o algo de pasta por si tienes miedo de que alguien se quede con hambre. Si no eres de caldos puedes hacer cremas de verduras económicas – en casa nos gustan las de calabaza (1 calabaza da para 2 dias de sopa), zanahoria o de verduras mixtas. El lino o algún fruto seco espolvoreado por encima te aportará nutrientes y dará un toque original.
    5. Come siempre de temporada. Comer fresas en invierno es un capricho, y eso se paga caro. Si comes de temporada ahorrarás dinero y estarás llevando una dieta más saludable.
    6. Haz una comida de “sobras”. En casa lo hacemos una vez cada 2 o 3 días si necesario. Cuando vemos que hay demasiados recipientes en la nevera con sobras, lo aprovechamos y hacemos una “cena o comida de sobras”. Suelo añadir una ensalada o algo preparado al momento para que nadie quede con hambre (siempre por si acaso) y suele tener bastante éxito por las variedades que uno se encuentra en la mesa. Además te ahorras el rato en la cocina, y si había alguna comida planificada para el momento, la semana siguiente tengo ingredientes para una comida extra!!!
    7. No desperdicies comida. A todos nos duele tirar comida, es una mala sensación. No solo por el hecho de haber gastado dinero sino porque es un hábito feo teniendo en cuenta la energía que requiere producir esa comida (al agricultor y a nosotros en la cocina). Por ese motivo ten cuidado con lo que compras que pueda caducar. Prueba el producto antes de tirarlo (si no le ves cambio en su apariencia) y congela los alimentos antes de que caduquen (la fruta y verdura madura puedes congelarla para hacer batidos, smoothies o quizás alguna mermelada, por ejemplo). No te vayas por la vía fácil echándolo a la basura. Aprovecha todo lo que puedas y no te dejes engañar por la fecha de caducidad que muchas tienen un margen de error bastante amplio.

      Aprovecha esos alimentos olvidados en tu despensa y congelador
    8. Haz una comida de “congelador”. En estas comidas rescato algo del fondo del congelador que ha quedado en el olvido. Porque… siendo sincer@, ¿Cuantas cosas del congelador llevan ahí más tiempo del que recordamos? Si te das valor y preparas una comida a la semana con algo de ese fondo evitarás desperdiciar comida y tendrás una comida “gratis”.
    9. Planifica una comida vegetariana a la semana. La carne y el pescado son de los ingredientes más caros en nuestra alimentación. Por una parte son esenciales pero por otra abusamos mucho de ellos. ¿Que te parece saltarte esos ingredientes más a menudo? Haz recetas con huevo, queso o semillas y frutos secos para tener algo de proteína en tu plato y hazle un favor a tu cartera y a tu salud.
    10. Cocina doble ración y congela una. No sólo te ahorrarás tiempo de preparación (luz y gas), también tendrás siempre a mano una comida rápida en caso de emergencia. No tendrás la necesidad de parar a comprar una comida preparada en el último momento. Será abrir el congelador, calentar un poco y ¡Listos! “Fast food” casero.

    Creo que, por el momento, puedo dar por completada la lista de trucos para cocinar de forma más rentable. Son cambios que apenas notarán en casa pero que pueden llegar a ahorrarte bastante dinero y tiempo. Y sabemos que nos gusta aprovechar ambos al máximo, ¿verdad? ¿Quizás tengas alguno más que puedas compartir? Déjame tu comentario!!

  • Familia / Niños

    12 formas de usar el temporizador con niños

    Hay un utensilio de cocina (o en la época que estamos, del móvil) al cual nunca habría imaginado que le sacaría tanto partido como lo es el temporizador.

    Es un multitalento muy menospreciado! créeme!

    Uno realmente piensa que solo es para hacer deporte o para cocinar, PERO NO!… no te equivoques! Es un salvador de situaciones en toda regla! En esta ocasión voy a explicarte en cómo lo utilizo con mis hijos!

    ¿Qué temporizador utilizar?

    Childrens Countdown Timer – Visual Timer For Kids

    A los monstruitos de la casa, sobretodo los que todavía son pequeños, les falta la relación temporal. No saben qué es un minuto ni una hora. Utilizar algo visual para hacerles entender el concepto temporal me ahorra la pregunta de “¿cuánto queda?” además de ayudarles a ver y realizar como transcurre.

    En casa utilizamos una aplicación de temporizador visual, en la que el niño ve en colores cuanto le queda y se va destapando una imagen. Al final del tiempo se escucha el sonido del objeto en cuestión. Puedes descargar la app aquí.

    12 formas de utilizar el temporizador con niños

    Y por fín vamos  a lo interesante. Aquí tienes situaciones diarias en las que utilizamos esa ·nueva” herramienta para ayudarnos.

    1.Tiempo de “juego a solas”

    Este truco es útil sobretodo con un solo hij@. Jugar o entretenerse solos es algo que deberían aprender todos los niños, pero puede ser difícil resistirse a las constantes peticiones y/o rabietas. Se convierte en visual y limitado usando un temporizador. Empezando por periodos de tiempo más cortos y alargando el tiempo a medida que el niñ@ se va acostumbrando.

    2.Tiempo de cumplir con sus tareas.

    Por ejemplo nosotros lo utilizamos esas mañanas que todo va demasiado lento. Cuando vamos detrás de los niños para que se vistan y arreglan para el colegio, fijamos el temporizador en 10 minutos y lo dejamos a su vista para que vean el tiempo que les queda. No suele haber problemas, pero cuando no cumplen van vestidos tal cual están a ver a su abuela (donde van cada día antes del colegio) y se acabarán de vestir ahí. Les molesta mucho no estar listos y con eso acaba la batalla matutina.

    3. Tiempo de pantallas.

    Enciendo el televisor o entrego la tablet y fijo el temporizador. Es una forma de pre negociar el uso y así evitar conflictos después. El fín de pantalla no lo doy yo, lo da un temporizador.

    4. Cuenta atrás para algo emocionante.

    Cuando les cuentas a los niños que hoy irán al parque o que irán a dar un paseo, puede que estén cada 5 minutos preguntando si “¿Vamos ya?”. En mi caso eso me pone muy nerviosa y acabo de un humor de perros para la hora de salir. Si realmente no queda demasiado (me refiero a que no quedan 7 horas), por qué no poner el temporizador? En vez de preguntarme cuánto queda se lo responden ellos mismos con una mirada.

    5. Recoger de juguetes.

    Sobretodo con niños pequeños, puedo tener la casa impecable que a los 5 minutos de despertarse o aparecer estará hecha un asco de nuevo. Encuetro juguetes en todos lados (ultimamente en casa incluso en la nevera, estoy investigando quién es). Pero porqué tengo que recogerlo siempre yo? Aquí el temporizador es una gran ayuda. Lo fíjo en un tiempo realista para recoger, dejándolo a la vista y que ellos hagan el trabajo.

    Cómo tratar este truco dependerá de la forma de educar.

    • Si se considera que recoger forma parte de jugar y que es su obligación, tendrán que recogerlo todo dentro del tiempo dado y lo que no esté recogido quedará confiscado por un tiempo. La próxima vez no sacaran tantos juguetes a la hora de jugar o los irán guardando a medida que vayan jugando… si hay suerte :-). Esta es la que más suelo utilizar en casa.
    • Si simplemente se quiere que aporten algo se puede prometer una recompensa si consiguen recogerlo todo BIEN en ese tiempo (los fines de semana les solemos premiar con TV). Esto les dará un incentivo para hacer el máximo posible.
    • O se puede hacer de ello una tarea de rutina familiar en la que toda la familia recoge de forma conjunta todo lo que puede en ese tiempo. Sin premios ni consecuencias, simplemente para sentir que se ha logrado algo juntos.

    6. Compartir.

    Este truco tengo que admitir que no lo he utilizado nunca, pero me parece lógico cuando los hijos entran constantemente en conflicto para los juguetes. Mi forma de solucionarlo habitualmente es quitarles ese juguete para que la próxima vez aprendan a compartirlo sin peleas, pero si eso no funciona, el temporizador puede ser una solución. ¿Por qué no? Limita el tiempo de uso de cada uno a X minutos y cada vez que suene el temporizador hay cambio.

    7. Juego con mamá o papá.

    No nos engañemos, los padres de hoy siempre estamos ocupados y tenemos cosas que hacer. Si no puedo integrar a mis hijos en esas tareas pero sí responder cuando me piden que juegue con ellos, vuelve a ser momento temporizador. Dales a ellos y a tí Nos doy ese tiempo compartido pero con un límite para que las dos partes podamos aceptarlo. Ellos tendrán su tiempo de juego y yo después del tiempo de juego puedo volver a mis tareas! (yupiii! plega ropa!!!) Parece (sólo pareceeee) un buen trato, ¿No?

    8.Tiempo de pensar.

    Si usas la silla o el rincón de pensar de la super Nany, seguramente con esto ya estarás familiarizada. Limito el tiempo de pensar para que vea cuando puede levantarse. Esta versión a veces puede ser contraproductiva, ya que envez de pensar estará más pendiente de ver cómo pasa el tiempo, pero eso ya es otro tema.

    9. Tiempo de calma/alboroto.

    A veces los niños necesitan descargar energías, o por el contrario les faltan y necestan que alguien le de a “pausa”. Marco un tiempo para dejarles saltar, corretear, chillar en casa. Una vez finalizado el tiempo hay que volver a la normalidad. O les marco un tiempo en el que deberán hacer algo tranquilo como leer un libro o hacer un puzzle. De ese modo cuando suene la cuenta atrás, el niño seguramente ya no tendrá ganas de hacer nada nervioso.

    10. Retos.

    Un temporizador no deja de ser una herramienta para deportistas, no? Por qué no utilizarla de ese modo? Reto a mis hijos a completar ciertos juegos en un tiempo limitado; un puzzle, rompecabezas, imitar una construcción… no tiene limites. Además tiene 2 ventajas, estoy jugando con el niño a la vez que me doy “momentos” enmedio para seguir a lo mio 😉

    11. Tiempo para acabar.

    Cuántas veces hay que llamar a los niños a comer cuando están concentrados en un juego, construcción o manualidad? Siempre quieren acabarlo. Para acabar con esa batalla sirve de mucho avisarles con 15 minutos de antelación, pero para un niño pequeño es sólo una palabra. El temporizador le dice cuando tendrá que tener acabado, recogido o estar listo. Este truco reduce los enojos.

    12. Tiempo guay!

    Este último es similar al anterior… pero con el tiempo total. A hijos les encanta la bañera y jugar en el jardín, les doy su tiempo para disfrutarlo de forma visual. No quiero que mis hijos se quede demasiado tiempo en la bañera porque se enfría el agua, pero cuando se lo está pasando bien no quiere salir. Se entienden los dos lados. PERO si desde un principio ya le doy un tiempo completo con el que disfrutar, al sonar la alarma no se molesta tanto en salir.

    ¿Que te parece?

    Quizás algunos expertos discreparán con esto de usar tanto temporizador en la vida de los niños, pero en mi opinión como madre (no soy profesional) puede ayudar en muchas ocasiones. De hecho, reaccionar a una alarma también se hace en el colegio, ¿no? Acaba una clase y empieza otra, salen y entran del patio… Porqué no aprovecharlo también en casa?

    Por ahora no tengo más ideas infantiles de temporizador para tí, pero quizás a tí se te ocurra alguna más. Si es así, ya me contarás ;-)!

    Saludos!

  • Alimentación / Consejos y trucos / Limpieza y organización

    Menu semanal: como planificar tus comidas

    Tengo que confesar que mis hábitos de compra y alimentación antes del primer embarazo eran bastante caóticos. Nunca sabíamos de antemano que comeríamos, no controlaba el contenido de mi nevera, iba cada día al supermercado o carnicería a comprar lo necesario y gastaba un dineral sin ningún tipo de control. Y era felíz. No tanto como ahora, pero por otros motivos.

    Con un bebé, este estilo de vida ya no era tan fácil, aún menos trabajando, embarazada de nuevo y con el tiempo limitado.

    Así que mi primer descubrimiento en “modo mamá” fueron los menús semanales o mensuales.

    Las amas de casa americanas juraban que eso iba a cambiar hábitos y nunca pensé que fuera para tanto. Y como en este blog quiero compartir los hábitos y descubrimientos que he hecho que nos han cambiado la vida, este hábito tenía que ser el primero.

    Menu semanal, ahorra tiempo y dinero planificando comidas de antemano

    ¿En qué cambia tener un menú semanal?

    Ahorra tiempo

    Aunque tengas que estar 30 minutos (al principio quizás más) sentada, planificando con antelación las comidas, ese acto te ahorra un montón de tiempo. ¿Porqué?

    Aprovecha el tiempo y compra lo que necesites para toda la semana

    1. Aprovechas el tiempo a la hora de cocinar. Muchas veces aprovecho el tiempo cocinando una receta para hacer al mismo tiempo la cena, o preparo la cena y cocino el almuerzo del día siguiente al mismo tiempo. Puede incluso que seas capaz (yo no lo soy) de aprovechar un domingo por la mañana y cocinar todas las comidas de la semana!
    2. Tienes siempre los ingredientes a mano. Al saber de antemano que vas a cocinar, al hacer la compra sabes lo que necesitas y por ello no te encontrarás con sorpresas
    3. Te ahorras el tiempo de pensar X veces al día qué hacer para comer Aunque me encante pensar en comer, odio pensar en qué comer y que no me aparezcan ideas apetecibles
    4. Puedes hacer la compra en un sólo día. Adiós a las visitas diarias al supermercado a por ingredientes. 1 día, nevera llena para toda la semana.

    Ahorra dinero:

    1. Sólo compras lo que realmente necesitas: Los supermercados están llenos de tentaciones. Quizás continúes comprando aquellas cosas que no son estrictamente necesarias, pero sólo visitando el supermercado una vez a la semana estarás menos expuest@ a sus tentaciones! Y con lista en mano quizás sea menos difícil evitarlas. (Aquí tienes mas trucos de ahorro en tu compra)
    2. Puedes aprovechar las ofertas de tu supermercado para incluirlas en el menú. En varios supermercados tienen folletos con las ofertas de una semana para otra. ¿Porqué no incluír una receta de brócoli que esta semana está a mitad de precio?
    3. Te ayuda a aprovechar las sobras de una comida para la siguiente. ¿Pollo asado para comer? Aprovecha los restos (huesos, piel y algo de carne) y cena caldo de pollo!

    Mejora la alimentación:

    al verlo todo anotado en una parrilla semanal es fácil darse cuenta de errores y facilitar otros factores;

    1. Repeticiones. Quizás seas mucho de sofritos o de cocinar siempre un mismo tipo de comida al horno.
    2. Alimentación poco equilibrada. También descubrirás qué tipos de comida escasean en tu alimentación. Ayuda a darte

      Comerás mas variedad y con menos repeticiones

      cuenta de que comes pocas legumbres o que consumes demasiada carne.

    1. Sabes qué vas a comer de antemano. Esto quizás te parezca una tontería pero mis hijos durante el desayuno ya me preguntan que vamos a comer al mediodía. Y no sólo ellos. Saber de antemano que vas a comer parece mentalizarte a lo largo de la mañana y no crea expectativas falsas (a veces te apetece una cosa y te llevas el chasco cuando es otra)
    2. Te da tiempo para experimentar. ¿Cuántas recetas tienes guardadas en tu pinterest que no has hecho nunca? ¿Cuántas veces te has propuesto hacer esa receta de tu madre pero nunca te acuerdas de hacerla o te da pereza? (Hellou! Esa soy yo en carne y huesos). Al prepararte de antemano las recetas te das una oportunidad de hacerlo! No podrás escaquearte porque ya tendrás los ingredientes y además está ya planificada.

    Como puedes comprobar, tiene un montón de puntos positivos. Y el único trabajo que supone es esa media horita, que de todas formas vas a recuperar 4 o 5 veces durante la semana.

    Además con la práctica la tarea es mucho más rápida por la experiencia y la lista de recetas que tienes siempre a mano (además de saber qué es lo que gusta en casa y qué no).

    Así que, sin mas rodeos voy a darte los pasos a seguir para hacer tu menú semanal

    Paso a paso

    ¿Qué necesitas? La publicidad de tu supermercado habitual (si tiene), un boli y libreta o , si eres más moderna, un ordenador.

    Es práctico tener en una libreta (o google docs…) un listado de las recetas que cocines habitualmente para recurrir cuando no se te ocurran suficientes recetas. Yo lo tengo en mi organizador familiar, por ejemplo.

    No necesitas mas que un papel y tranquilidad para poder planificar una semana en comidas

    1. Crea una lista de recetas que quieras hacer esa semana
      1. Busca entre las ofertas del supermercado a ver cuales podrías aprovechar
      2. Anota recetas que ya tengas a mano y que cocines habitualmente
      3. Busca alguna receta nueva que quieras probar (si tienes hijos no incluyas mas de 1 o 2 nuevas para no salir demasiado de sus hábitos y crear confusión)
    2. Dibuja una parrilla semanal con las comidas que hacéis en casa. Puedes descargarte la siguiente plantilla.
    3. Rellena esa parrilla con la lista de recetas que has hecho en el primer paso. Aquí es dónde puedes aprovechar y hacer una estrategia de reutilización de sobras o reducción de trabajo.
    4. Prepara tu lista de la compra. Este paso siempre lo hago por último porque aprovecho para listar también las cosas que necesito que no están en las recetas (papel higiénico, lavavajillas…)

    Y eso es todo lo que hay que hacer.

    Menus alternativos

    Durante los últimos años he reinventado este tipo de estratégia una y otra vez. Así que te dejo aquí también mis alternativas.

    Menú mensual.

    En Vez de programar el menú para la semana, organizaba un dia de súper para comprar todo lo necesario para el mes. Esta compra sólo incluía congelados, cosas de droguería y productos de limpieza, leche y quesos de larga duración, carne y pescado que congelaba y marcaba con el día que quería comerlos. Para la verdura y los huevos iba al mercado o a la verdulería. Con eso tenía asegurada solo 1 visita al supermercado además de una programación para un mes entero.

    Puntos positivos de este tipo de menú

    • Sólo iba una vez por semana a la verdurería o al mercado de verduras.
    • 1 día de supermercado me abastecía de básicos para un mes.
    • Cada 2 o 3 meses tenía una semana extra por todas las ocasiones en las que comíamos fuera (invitaciones, celebraciones, cenas con amigos…)

    Puntos negativos

    • Quizás te des cuenta de que no hay yogures. Esos los hacía yo en casa cada semana con la leche que compraba (la receta es sencillísima). Lo digo como punto negativo (aunque yo no lo vea como tal) porque supone tiempo (aunque realmente no es para tanto).
    • Se necesita un poco (mucho) de espacio en el congelador
    • Se gastan más bolsas de plástico para congelar

    Esta estrategia era genial cuando trabajaba. Pero cuando pasé a ser ama de casa ya no recurrí más a ella porque perdió su gracia.

    Menú guia.

    Este menú sólo indica el tipo de proteína (pescado, carne, huevo, legumbres..) o verdura que se consume en la comida pero no dice cómo ni con qué cocinarla. Eso daba mayor libertad a la hora de cocinar y me permitía a la vez jugar más en la cocina. Por ejemplo cada lunes al mediodía tocaba pollo.

    Puntos positivos

    • Mayor libertad a la hora de preparar la comida (acompañamientos, tipos de cocción…) A veces era pollo al horno, otras era pechuga, otras ensalada de pollo o croquetas de pollo. Hacía algo con pollo en función del tiempo disponible y las ganas de cocinar del momento.
    • Se puede repetir semana/mes por semana/mes. No importaba ya que las verduras o condimentos o tipo de cocción iban acorde a la temporada (en épocas de frío hacía guiso de lentejas y en verano una buena ensalada de lentejas).
    • Sólo hay que planificarlo una vez.
    • Es compatible con el menú mensual, ya que a parte de los huevos el pescado y la carne se pueden tener congelados de todos modos y marcarlos para el día que estén destinados.

    Puntos negativos

    • Tu compra de “complementos” no es tan exacta y puede que te pases con lo que necesitas
    • A veces te vuelves repetitivo con el “qué” cocinas junto con ese trozo de carne o pescado. Puede que una semana estés en fase de ensaladas y lo acompañes todo con los mismos ingredientes.

    Y eso es todo!

    Wow! eso ha sido… largo. Espero que no te haya saturado demasiado y que puedas sacar el mayor provecho de esta información.

    ¿planeas tus comidas de antemano? Si tienes algun truco mas, no dudes en compartirlo conmigo 😉

    Saludos!