Cargando
Browsing Tag :

#Niños

  • Familia / Limpieza y organización

    Las vacaciones de Navidad

    Ayer, para nuestros monstruos, fue el último día de cole. 2 semanas de vacaciones! yuhu! Y aunque ahora 2 semanas parezcan mucho tiempo, se nos quedan en nada cuando no estan bién planificadas. Doy fé de ello, que cada año nos pasa lo mismo.

    Vacaciones significa que a partir de hoy esos 4 pequeños humanos van a estar en casa. Eso requiere de un plán estratégico. Una forma de mantener esto bajo un control mínimo sin perder el descanso por el camino. 

    Imagen relacionada

    No solo supone tener bajo control el espacio de casa (creeme cuando te digo que tengo una pequeña TAZ en casa que parece querer batir, a todas horas, el récord de juguetes por minuto que puede esparcer) sino también nuestro tiempo. Eso último es lo que más lastima me da porque siempre pasa igual. En un abrir y cerrar de ojos estás a dia 7 de enero y cuando miras atrás no has hecho nada verdaderamente productivo.

    ¿Cómo lo solucionamos?

    Quiero proponerme unos objetivos que alcanzar, míos, de pareja y de toda la familia. Quiero disfrutar las vacaciones al máximo, aprovechar los momentos y el tiempo para empezar el año con buen pié.(aunque cualquier día es igual de bueno que el siguiente). Siendo defensora del modo “slow living” quedaría raro si quisiera hacer un horario lleno y estrategias estrictas. Quiero algo flexible pero que me ayude a cumplir las metas propuestas.

    Por eso vamos a hacernos una lista de planes que iremos siguiendo a lo largo de las vacaciones.

    ¿Por qué listas?

    Las listas son una forma rápida y fácil de estructurar ideas. Además no solo nos muestran lo que nos queda por delante, sinó también lo que ya hemos cumplido, es decir nuestro progreso. Son fáciles de entender por su estructuración y, si estan separadas por categoría, simples de leer. Lo tenemos a vista y no tenemos esos “trastos” mentales que, quieras o no, van llenando nuestra mente con “todavía tenemos que… y tampoco hemos hecho…”.

    Qué categorias?

    Familia: Estas 2 semanas son tiempo en familia. Programadas estan las comidas con la familia completa. Eso es genial! Pero también hay planes para hacer nosotros 6. Aprovechando estos días que hay muchas actividades dedicadas a la navidad, a los niños y al frío. Planes como ver pesebres vivientes, ir a patinar sobre hielo, dar la carta a los reyes o verlos llegar en su barco. Tareas cómo hacer fanalillos para iluminar el camino a sus majestades, remodelar la casita de juguetes o grabar un video chorra para el tiktok. No sé! Lo que se nos ocurra! 

    A modo personal no quiero perder de vista mis objetivos. Con tantos días fuera de las rutinas diarias y niños solicitando atención es fácil perder el norte y dejar pasar los días sin hacer nada. Las comidas en familia y fiestas por aquí y por allá no ayudan; en mi cabeza son como el punto siguiente a llegar y los días en medio como de menor peso. Los días seran distintos, pero si tengo mis metas escritas al menos no las pierdo de vista. Quiero cumplir mis expectativas sin procrastinar las tareas que tengo que hacer por conseguirlo.

    En pareja: Tenemos la suerte de que papakaos tiene la mayor parte de esas 2 semanas de fiesta y estará en casa con nosotros. Eso hay que aprovecharlo. No somos de dejar a los niños con abuelos, pero eso no significa que no podamos hacer planes para dos. Con él siempre nos proponemos cierto tipo de proyectos de trabajo y esta vez vamos a pasar tiempo en solitario mirando películas, compitiendo en juegos de mesa y completando puzzles.

    Estas son las 3 categorías que he decidido que quiero cumplir. Porque creo que debe ir de personas, no de tipos de actividad. Porque creo que según con quién hagas las tareas te lo planteas de una forma distinta. Si tengo un rato de aburrimiento pero los niños estan durmiendo, puedo acudir a mi lista personal o a la lista de pareja.

    A la práctica

    He hecho una plantilla que contiene espacio para entrar a mano 3 tipos de actividades. Las que son para toda la familia  – algo que queremos hacer juntos, excursones, visitas, juegos…- las que son personales -cosas que quiero hacer por mí; leer algún tipo de libro, reorganizar mis materiales de manualidades, limpiar a fondo la casa, escribir, hacer un gorro de crochet… – y por último cosas que queremos hacer en pareja – una competición de algo, juegos de mesa, citas a solas, peliculas que ver. 

    La lista irá en un lugar de tránsito para evitar que nos olvidemos de lo que nos hemos propuesto. Nosotros escogeremos cada día algo que hacer para que no se nos pase nada. Si se trata de actividades en determinada fecha, esa tarea va directa a la agenda del móvil para no olvidarnos de ir a ningún sitio.  Una vez cumplida… Tachada!

    Estas navidades no me atrapará el tiempo! Llegaremos a día 7 con todas las propuestas (o la mayoría de ellas) cumplidas y eso sín estrés.  A por una navidad completa de descanso, actividad y momentos a recordar!

    Felices Fiestas!!!!

    Los recursos utilizados en la plantilla son obtenidas de la página freepik 

  • Entretenimientos / Familia

    Nuestro árbol de navidad

    El año pasado tenía tantas ganas de navidad, que montamos el árbol a finales de noviembre. Una vez pasado el 26 de diciembre ese árbol me tenía tan harta que este año lo hemos montado y decorado durante el puente.

    Con eso de montarlo durante el puente me he dado cuenta de que empiezo tarde con todo y me queda poco tiempo para hacer las cosas porque no me siento navideña hasta que no está montado. Lo sé, ¿pensamientos de loca supongo?. Aún estamos de suerte que no he salido cómo mi madre (que lo hace al estilo alemán) montando el árbol – ahora con nietos nos utiliza para montarlo nosotros, la muy lista! – el día 23 por la mañana. Sí. El día 23 de diciembre. Eso sí, tiene decorada la casa desde el primer adviento (el primer domingo de diciembre).

    Cuando sólo éramos Papakaos y yo (hace como 10 años… Dios! ahora yo también puedo decirlo!!!) no teníamos árbol. Una vez nos regalaron uno en el banco y decidimos aprovecharlo y decorarlo. El pobre árbol parecía un pollo desplumado (ya que regalan árboles de navidad, al menos que sea uno como dios manda no?) pero con un poco de bolitas por aquí y por allá, se podía mirar. Al empezar negocio propio ya lo dejamos allí y nos ahorramos decorar árbol en casa. Cuando el peque tuvo edad y nosotros cerramos la tienda empezamos con nuestro propio árbol familiar en el comedor de casa.

    Nuestro árbol en 2019

    Los primeros años lo decoré con figuritas de madera, bolas y guirnaldas. Pero cuando los niños tuvieron edad de hacer alguna cosa ellos mismos, decidí que no quería hacerlo “a lo habitual” – comprar decoraciones y colgarlas en el árbol. Quería un árbol auténtico que fuera de la familia. Que llevara un poco el mensaje de lo que para nosotros és la época de navidad; hacer las cosas con cariño y en modo “slow living” que tanto me gusta.

    Así que, de nuevo agarrada al pinterest, busqué decoraciones que fueran sencillas de hacer y que pudieran disfrutar los niños y yo a la par (papakaos no es mucho de este tipo de manualidades).

    Con los años hemos ido aumentando la colección, eliminando los que ya no nos gustaban y haciendo de nuestro árbol algo especial para nosotros.

    Aquí te dejo las fotos de nuestras decoraciones y los links a las páginas de dónde saqué las ideas – en ocasiones también el video del tiktok mío. También hay alguna decoración que ya no tenemos pero que colgó de nuestro árbol en algún año anterior.

    Decoraciones Navideñas

    El gorrito navideño. La idea es bastante sencilla y divertida. De nuestro árbol cuelgan unos 8 gorritos de lana de colores y combinaciones distintas. Según el tipo de lana quedan más  o menos monos, pero al tener siempre lana restante de otros proyectos a mano, esta idea fue ideal para aprovechar esos pedacitos. Si quieres uno un poquito mas “chic” y sofisticado puedes hacer esta versión (página en inglés)que solo añade un paso mas. 

    Rudolf el reno: Este pequeño adorno, aunque sea muy simple de hacer, nos hizo pasar tiempo en el bosque buscando piñas del tamaño ideal (pequeñitas, abiertas, enteras…) así que también fue entretenido. Los materiales son fáciles de encontrar y es económico. Está todo pegado con cola caliente (eso mejor hacerlo un adulto). No tengo link a pinterest porqué esa idea es inspirada pero no copiada de nadie.

    Adorno de arcilla /masa de sal. Este adorno de la foto es simplemente una redonda, pero los demás son formas de tren, nuestras iniciales, botas de papá noel y estrellas. Las hicimos como si de galletas se tratara, expandiendo la arcilla, recortando con el cortador de galletas, haciendo el agujero con una pajita, al horno y una vez enfriado lo pintamos con pinturas plásticas y purpurina. Nos siguen gustando y además los niños siempre se buscan sus letras (más ahora que han aprendido cuales son). No tengo el “how to”, pero esto siguiendo las instrucciones de la arcilla o de la masa de sal se puede hacer sín ello.

    Arbolitos de madera. Estos arbolitos también los tenemos en colores y versiones distintas. Són una idea súper senzilla pero que a la vez le da un toque muy original al árbol. El link está en inglés, pero las imágenes son fáciles de seguir.

    el limpiapipas decorativo

    Ornamentos de limpiapipas. Estos son tan y tan sencillos que deberían ser obligatorios en todo árbol. En el link muestran la versión “llena de perlas”, pero me parecía excesiva y yo sí quería que se viera el limpiapipas. Así que lo mío es una versión un poco distinta. También hicimos en formas y colores distintos. Estas el único punto negativo que tienen es que según como estén guardadas hay que reformarlas un poco.

    La bola regalo. Lo llamo la bola regalo porque fue el “detalle” de navidad que regalamos a familiares de parte de los niños. En ésta hay 3 muñecos de nieve, cada uno hecho con 3 huellas de dedo de un niño. A los niños les gustó por poder toquetear pintura con las manos. La idea orignal la saqué de aquí pero la adapté a “3 niños en 1bola” (al lado de la bola hay una bota hecha con arcilla ;-))

    Papá Noel Éste señor se ha añadido a la colección este mismo año. Ha sido divertido hacerlo y además tan fácil que a la vez pude hacer un video. Los materiales también son fáciles de conseguir y no requiere de mucho talento. El nuestro es menos “glamouroso” que el original, pero es gracioso y decorativo cómo su modelo.


    La ovejita.Link en inglés. También añadida este año a nuestra colección. Creo que es una de mis favoritas. Nunca se me habría ocurrido a mí, es distinta y además bastante original. No crees?

    El ángel de cupcake (suena mas moderno aunque sigo pensando que aquí deberíamos llamarlo como toda la vida – magdalenas). Esta es la creación que este año hemos dejado en nuestra caja de decoraciones. Son muy monos y además los nuestros quedaron casi igual porqué encontré los mismos papeles de pastelería. Este año, pero, no se han clasificado para colgar del árbol.


    Y la estrella del árbol! Esta me la inventé, o eso creo. No sé si a alguien más se le habrá ocurrido la misma idea, pero conscientemente no la visto en ningún lado. Los niños reclamaban una (Cómo no si en todos los dibujos de árboles navideños hay una estrella en la cima!) y fue la forma mas sencilla de recrearla. Y nos gusta mucho. En muchas partes todavía se ven las pinzas de madera y eso la hace como más… rústica?? no creo que sea la palabra que busco pero desde luego que es la estrella perfecta para nuestro árbol diy.

    Espero que nuestro árbol te haya dado ideas para que puedas decorar el tuyo. Lo mejor de todo es que al haberlo hecho ellos, también lo cuidan mejor y no hay que decirles que no toquen todo el rato (bueno, a los mas pequeños sí porque son rebeldes por naturaleza) pero si se rompe, se vuelve a hacer ;-D

    Saludos

    Comparte!


  • Otros

    Limpiando para sus Majestades

    Sonará mucho a problemas del primer mundo, y, aunque quizás no debería, me siento bastante mal escribiendo este post. Pero no deja de ser una realidad. Estamos a medianos de diciembre y en unos 10 días empezará, en nuestro caso lentamente, la invasión de juguetes apta para una película entera de “Toy Story” dirigida por el “Tió”, “Christkind“, Gaspar, Melchor y Baltasar.

    Para evitar tener que buscar a mis hijos entre juguetes con gafas infrarrojas, y porque estoy segura que esos juguetes, que en la habitación se llenan de polvo por desuso, a otros niños les puede suponer un mundo y una ilusión enorme, antes de la Navidad le doy un repaso a la habitación de juguetes de mis hijos.

    Les pedimos a los Reyes y ayudantes mantener los regalos en un mínimo de juguetes con nuestros hijos, pero con 4 es difícil. Un juguete por cabeza y familiares supone un total de al menos 20 juguetes nuevos para navidad. ES MUCHÍSIMO! Demasiado! Sobretodo porque tienen que asimilarlo. Por cada niño son 5/6 juguetes y en casa juegan todos con todo. Si vamos aumentando los juguetes a ese ritmo al final necesitaré el pabellón municipal para poder meterlo todo. 

    Aquí el dilema está, a parte de que no sé como evitarlo, (nos gusta hacernos regalos y todos queremos hacerles una ilusión) en que todos estos juguetes tienen que encontrar su sitio en la habitación. Mas que nada porque si no tiene su sitio empezarán a deambular por la casa en modo “Chucky” siguiéndome hasta el último rincón y traumatizándome. Y… como que no me apetece.

    El rincón de pintar y disfraces

    Así que no he querido aplazar lo más y me he puesto en marcha esta misma tarde. Me he dado cuenta que, aunque parece que tengan mucho (y lo tienen- tienen mucho y demasiado) en realidad es bastante básico todo. Piezas de juego de cocina, muñecas con sillas de paseo y ropa (sólo tienen 3 muñecas – una para cada uno), puzzles, juguetes de imitación (teléfono, gafas, monedero, utensilios de médico), libros, un robot, una muñeca de maquillaje, disfraces de años anteriores, una caja de vehículos, un garaje y -eso sí- 3 cajas de legos. Pero estas últimas son mas que justificadas ya que son con lo que mas juegan. Y sí, juegan con tooodas las piezas!!!. Al leerlo parece mucho, pero creo que si consideramos que son 3 niños en edad de jugar, queda bastante repartido. A parte sólo me quedan juguetes de madera, una cocina y un supermercado que no caben y que vamos cambiando a lo largo del año por la casa de muñecas (hecha a mano) o el garaje de coches.

    Lo importante no es tener gran cantidad, sino con lo que realmente juegan

    Seguramente sería capaz de deshacerme de bastantes más cosas de las que he logrado despegarles, pero tampoco creo que pueda/quiera deshacerme de demasiadas cosas. Por el bien de los niños puede que fuese mejor, pero lo que tienen son objetos con los que realmente juegan y no veo la necesidad de separarles (sólo el de reducir la cantidad a recoger).

    Esta limpieza que he hecho hoy en la habitación, solemos repetirla unas 3/4 veces al año. Ayuda a los niños a ver con qué realmente juegan, qué les gusta y qué no.

    Me permiten añadir muchos mas juguetes a la caja cuando les explico para quién son; otros niños que no tienen tanta suerte como nosotros de poder pagar juguetes. Si fueran a la basura creo que no serían ni la mitad de generosos, y creo que yo tampoco.

    Ahora son fechas ideales para hacer la limpieza. Y aunque creo que seguro sabrás apreciarlas por ti mism@ te doy razones para animarte a hacerlo:

    • Creo que la mas importante es que haces feliz a un niño y le devuelves su uso a un juguete que de otro modo o se llenaría de polvo o iría a la basura en perfecto estado.
    • En todas partes hacen recogidas de juguetes y no es difícil encontrar dónde. Llama a tu ayuntamiento o al centro Cáritas mas cercano.
    • Tus hijos aprenden a prescindir de las cosas que no usan y apreciarán más las que tienen tanto por el hecho de saber que hay niños que no tienen tanta suerte como por el hecho de reducir su selección propia de juguetes.
    • Tus hijos vuelven a jugar con cosas olvidadas que estaban enterradas entre las que no usaban. Así el periodo antes de Navidad se hace mas entretenido y corto para ellos.
    • Cuando lleguen los Reyes la habitación se volverá a llenar, pero seguirá siendo controlable.
    • Si te animas y no sabes a dónde llevarlos, llama a tu ayuntamiento o a la sucursal de cáritas mas cercana. Seguro que te sabrán decir dónde. Y cuando lo sepas, comparte! Cuánta más gente pueda prescindir de juguetes, mas niños podrán disfrutar de la navidad.

    La sobrecarga de juguetes realmente es un problema de primer mundo; algo que en realidad no es un problema de primera necesidad. Pero creo que es algo muy triste que una parte de la población mundial/española tenga tanto y otra tan poco. Creo que no debemos sentirnos mal por tener mas o por haber nacido en mejores condiciones (no podemos cargar todos los problemas del mundo en nuestra espalda, sería un sin vivir) pero sí debemos colaborar en medida de lo que podamos precisamente valorando la suerte que tenemos. Limpiar una habitación de juguetes y escoger cosas que nuestros hijos no usan para regalarlas a otros menos afortunados no lo veo una tarea difícil.Y si todavía quieres colaborar mas, siempre puedes comprar juguetes nuevos para llevarlos a los centros de recogida, que también los aceptan encantados.

    Espero haberte animado a colaborar!
    Salud!

  • Recetas

    Galletas de Navidad

    En estas épocas navideñas tengo un gran dilema; poco tiempo y muchas tradiciones que cumplir.

    ¿Estrés navideño? Ezo que eeeees? Montar el árbol, decoraciones y luces, buscar el Tió, esperar al Nikolaus (una tradición nórdica – alemana, holandesa…- del día 6 de diciembre que se podría considerar el antepasado de lo que actualmente conocemos como Papa Noel ) intentar organizar todo lo necesario antes de que los niños empiecen con las vacaciones, mercados de navidad… y no pueden faltar las Galletas de Navidad!

    No me mal interpretes, todo esto me encanta. Y me encanta la navidad. Sus villancicos, los regalos, los detalles con los demás, la lotería, las recogidas de dinero para buenas causas y las recogidas de juguetes (estas dos últimas se hacen más a menudo, pero parece que por navidades todo el mundo se vuelve más generoso).

    El problema en todo esto está en que el tiempo es limitado. Al menos a mí me da la sensación. Sí que la Navidad aquí dura hasta el día 6 de enero, pero no sé porqué para mí una vez pasado el 25 de diciembre los villancicos ya no me suenan igual y el árbol brilla de forma distinta. Quizás sean mis orígenes alemanes que no tienen en cuenta a los Reyes Magos – ahí todos los regalos los trae el Christkind – y por eso pierdo el entusiasmo. Por eso tengo “prisa” para hacer todo lo posible antes del 25 empezando mas tarde del 1 o 2 de diciembre. ¿Suena raro?

    Volviendo al tema; este fin de semana tenía planes. Muchos planes. Había que recoger materiales para el pesebre, escribir las postales navideñas – con 3 semanas de retraso para llegar a tiempo a Alemania-, preparar los detalles para los profesores y hacer galletas de navidad. Empezamos por las galletas.

    Sinceramente? Ese día tenía un humor de perros. El peque no durmió durante la noche y tampoco me dejó dormir a mí. Mi suerte fue que ya les había contado a los niños el día anterior que haríamos galletas y me obligaron a hacerlas por insistencia, sino me hubiera pasado el día tirada en el sofá como si hubiera pasado la noche de juerga. Vamos! que gracias a los peques me animé, recogimos toda la casa y nos pusimos a hacer galletas EN PIJAMAS a las 5 de la tarde. Toma nota por favor, que todo esto pasó mientras yo seguía de mal humor y los niños con energías sin gastar. Empezamos… mal! Rompieron un huevo antes de que pudiera decir “¡empecemos!”. En esos momentos está muy bien tener a la pareja cerca o ser una persona practicante de la meditación con una calma de piedra. En mi caso me salvó lo primero.

    Tras 3 intentos de inicio fallidos en los que los mandé a su habitación a jugar para rehacer los humores (tiempo que dedicaron a construir un tren de legos superchuli – véase video adjunto) nos calmamos todos y yo me relajé un poco. Después de eso dejé en manos de Papa Kaos los niños y las galletas y dirigí un poco desde detrás del móvil (grabando) los pasos a seguir.

    A partir de ahí todo fue bien. Los niños se lo pasaron bien y papá kaos y yo también. Cada uno tenía su trabajo y sus cosas que atender. Y la cocina empezó a oler a Navidad, galletas y a hogar acogedor (el olor a azúcar, harina y mantequilla en el horno para mí no tiene otra definición).

    Verás en el video que no quedaron perfectas. No fueron galletas dignas para hacer un vídeo de Youtube – seguramente todos los videos de youtube tendrán galletas con mejores pintas que las nuestras – pero cumplieron la función de hacer algo en familia, me calmaron el mal humor, tuvieron a los niños entretenidos, orgullosos de haber hecho sus propias galletas y además estaban riquísimas (puedo confirmar que las apariencias no importan cuando el contenido es el correcto).

    Y fueron nuestra cena. Si! fui mala madre, pero después de 2 horas haciendo galletas no tenía ganas de cocinar y los niños tenían demasiadas ganas de comerse sus creaciones.

    Sobre la receta: hicimos el doble de masa así que no te fijes en nuestras cantidades. Además partimos la masa en 3 para hacer 3 tipos distintos de galletas. Todo fueron modificaciones propias y esas fueron un poco a mano alzada (nos dejamos llevar por intuición en cuanto a cantidades).

    Sin más miramientos: Aquí va el vídeo!

    Ingredientes

    • 250gr de harina
    • 125gr de azúcar
    • 150gr de mantequilla
    • 2 sobres de azúcar de vainilla (como no tenia suficiente añadimos aroma)
    • 1 huevo
    • canela o cacao para variaciones
    • para decorar: 1 huevo, decoraciones, azúcar glas con agua… tu mism@

    Procedimientos

    • mezclar la harina con el azúcar, la vainilla, la mantequilla y el huevo. Lo mejor es cortarlo todo junto con el cuchillo y amasar luego a mano.
    • Una vez amasado puedes dividir la masa y añadir cacao o canela como lo hicimos nosotros.
    • Envolver en papel film y dejar reposar en la nevera entre 30 minutos y una hora.
    • Sacar una parte de la masa, hacer con el rodillo una superficie de 3mm y recortar las galletas.
    • Pintar con huevo y hornear a 180 Cº durante unos 10/15 minutos.
    • Dejar enfriar y si queréis pintar con una mezcla de azúcar glas y agua.
    • Listas!

    Si esperabas aquí encontrarte una súper receta navideña, lo siento, es la receta mas sencilla del mundo y que en casa llevamos haciendo desde que tengo uso de razón. Pero no quería compartirla contigo por lo especial que es, sino para demostrarte que aunque las cosas no empezaran bien, aunque la receta no sea nada del otro mundo y aunque las galletas salieran físicamente horribles, lo mas valioso fue que hicimos algo juntos, creamos recuerdos y convertimos un día de esos que se pasan, te dan pena y que van mas mal que bien en un día no perdido, cumpliendo su propósito y sin arrepentimiento.¿Qué te parece?

    Salud!

  • Niños

    Queridos Reyes Magos este año… mejor pasad de largo!

    Ay que bien estaría, pero también nos perderíamos la magia y la ilusión que vivimos a través de los niños. No, no. Mejor pasad y ya me apañaré con lo demás.

    Mi guía de supervivencia a la carta a los reyes magos

    Esta mañana he metido la punta de la nariz en los asuntos de los reyes magos & Co (& Co porque en casa seguimos también tradiciones alemanas demasiado largas de explicar) y casi salgo corriendo por patas. Me encantaría volver atrás en el tiempo y vivir en otra época; esa en la que el catálogo de juguetes no pasaba de las 10 páginas. He cogido de 2 tiendas distintas y… Por Dios! Ahora son del tamaño de la Biblia!

    Entrar en una tienda de juguetes es quedar tan abrumado de ofertas que al final del túnel, cuando estás en caja, te preguntan cómo te llamas y al igual les contestas con “Barbie”, “Nancy” o “Peppa Pig”. Y cada año me pasa igual; no sé si habré hecho y comprado lo correcto. Un año es demasiado, el otro me da la sensación que demasiado poco. Haga lo que haga salgo con dudas.

    Te encuentras con pilas de catálogos esperando en la entrada, pasillos tan llenos de cajas que apenas puedes andar y estanterías a rebozar hasta el techo que para coger algo tienes que pedir una grúa. Y no solo eso. En ciertas tiendas de juguetes además te empapan la nariz de un perfume horrible que te nubla los pensamientos hipnotizándote para que compres más (no sé si eso último es cierto, pero en Matrix no es descabellado). Los laberintos de juguetes son comprensibles a la tercera vuelta, pero encontrar algo mas concreto ya es otra ciencia a parte, porque cuando sabes que quieres comprar un tipo de juguete no te esperas encontrar 20 versiones distintas del mismo.

    Como no solo compro lo que los reyes & Co dejan en casa, sino que también lo que dejan en casa de algunos familiares, hay que comprar mas de un regalo por niño. Eso significa que a parte de nuestros requisitos, también tienen que cumplir los requisitos del familiar; tiene que ser algo “superchuli” y dentro de un límite económico. Eso para 4 niños de edades y preferencias distintas… supone un doctorado!

    Ir acompañada

    Los otros años siempre he ido sola a comprar, mas que nada porque Papa Kaos siempre trabaja en estas épocas. Este año he tenido la suerte de que tiene vacaciones y me ha acompañado en ese primer paseo por la tienda de juguetes para sufrir un poco en su propia carne lo que es el espíritu navideño visto de la perspectiva del esbirro de sus Majestades. Qué diferencia! Tanto para él como para mi.  Tener a alguien a quien soltarle los pensamientos en voz alta creo que marca una gran diferencia. He descartado cosas que creía buenas – y definitivamente no lo eran- he podido delegar decisiones de alta importancia, (cómo la de ¿Ironman o Spiderman?) tenía a quién mandar por algo concreto y un chófer para la cesta.

    No comprar todo en un solo día

    Hemos salido de la tienda con algunas cosas, pero no hemos comprado todo lo necesario para cumplir con la navidad. Pero lo veo muy muy positivo. ¿Por qué? Aunque eso signifique que quizás tenga que volver, también me ha permitido no comprar compulsivamente. He ido con la idea en mente de que tenía que volver si o sí, y al irnos en coche a casa me he dado cuenta que en realidad no quería mas juguetes, al menos por nuestra parte. También me ha permitido coger catálogos que ahora utilizaré como referencia para otros regalos que sean necesarios.

    Limitar el tipo de juguetes

    Los criterios en cada casa son distintos, pero en la nuestra incluso los reyes deben acatar ciertas normas. Son muy practicas para reducir un poco el contenido de las 210 páginas (en serio, son 210) del catálogo, junto con la clasificación por edad y los límites económicos. Establecer ese tipo de reglas mejoró la calidad de juguetes que tenemos en casa además de reducirlos.

    No entran más o desaparecen:

    • Armas: pistolas, metralletas y escopetas – no vivimos en épocas de cazador/recolector y no veo utilidad a ese tipo de artefactos.
    • Armatostes: juguetes de gran tamaño – tenemos algunas y no tenemos el espacio para guardar más
    • Sinónimos: juguetes que ya tenemos pero en otro color – en casa no entran más bebés muñeca ni cochecitos de paseo porque con una por cabeza tienen suficiente.
    • Decoraciones: juguetes que no sirven para mucho y solo ocupan espacio como peluches.

    A sus Majestades les sugerimos con delicadeza que los juguetes más utilizados y apreciados son

    • consumibles: botes de plastilina, Hama Beads, colores… Siempre se usan, fomentan creatividad y se gastan mucho
    • de simulación: doctor, familia, trabajo… quieren ser mayores y juegan entre ellos. Les relaciona y aprenden a convivir.
    • Construcción y multiusos: LEGO, Bunchems… se utilizan una y otra vez para construir y crear cada vez de cero.
    • multijugador: Juegos de mesa, cartas… Les une y les fuerza a saber ganar y perder
    • Estrellas de series. Ironman, Elsas y Peppa tienen ciertos pases en según qué tipo de cosas.

    Dentro de estos márgenes dejamos que los niños escojan lo que les gusta. Cuando escogen algo que no entra dentro de los márgenes o que no queremos que tengan, simplemente les explico que los reyes magos también hablan conmigo y saben lo que preferimos no tener.

    Menos cantidad de juguetes

    También intentamos no regalar demasiado nosotros y dejarlos para que los reyes lo dejen en casa de familiares. En casa nos suelen llevar los regalos el 24 lo que en España supongo hace el Papá Noel (en Alemania  es el Christkind), y les lleva 1 juguete o tipo de juego, pero varios paquetes para que parezca que hay mucho. Esos paquetes suelen contener cosas que realmente necesitan o que les irá bién: zapatos, pijamas, jabón o colonias, material escolar, bolsas o mochilas. Total, lo divertido es ver muchos regalos y abrir uno tras otro tras otro a velocidades de la luz. Los niños entran en una especie de trance a la que empiezan a abrir paquetes. No se dan cuenta de lo que abren. Cuando vuelven a estar “presentes” con tener un juego con el que entretenerse les basta. Lo aprecian mas que si tienen 20 de distintos y no saben por donde empezar o no pueden jugar demasiado tiempo porque ya quieren jugar con el siguiente.

    Regalos que realmente les importan

    Por ese motivo me importa mas la calidad que la cantidad. Prefiero juguetes que realmente llenen sus corazoncitos con ilusión que la habitación de trastos. Para poder conseguir ese “juguete de alto valor” hay que filtrar y saber qué es lo que realmente les gustaría tener. Para ello hay que limitarles la selección. Pero.. ¿Cómo?

    Muy simple!

    En mi caso les he dado el catálogo de juguetes junto con 5/10 gomets o pegatinas. Estos gomets son los juguetes que les dejo escoger. Ni uno mas. Tienen que administrarlos. Como todavía son pequeños no entienden de dinero y aunque lo entendieran, no entenderían que los reyes magos no tienen una gallina de huevos de oro.

    Al tener solo esas pocas pegatinas deben priorizar los regalos que de verdad, de verdad les importan. Se acabó lo de tener medio catálogo en su carta y en realidad no querer ninguno de los listados.

    Enfocarlo de forma distinta

    Lo que  se pierde de vista es de qué trata en realidad la navidad: de comer todo lo que se pueda antes de entrar de nuevo en la operación Bikini…

    Ehm… y a parte de eso, en pasar tiempo en familia y disfrutar del tiempo juntos, que, por muy cutre y típico que suene, es de lo que de verdad debería ir la Navidad en todas las casas.

    Espero que sobrevivas sin traumas los preparativos para estas fiestas!

  • Familia / Niños

    Calendario de Adviento

    Maldita sea! Cómo pasa el tiempo!

    Estas tranquilamente bañándote en la piscina, te das media vuelta y de repente te encuentras a 2 días de diciembre y con las cosas por hacer. ¿Dónde han ido los días?

    Al darme cuenta hoy de la fecha, me he puesto en marcha. Como siempre casi al último minuto. Aunque sólo casi.

    Hoy es 29 de Noviembre. En 2 días empezamos la época de Adviento y eso lleva a la tradición de tener listo el calendario de cuenta atrás hasta el día de navidad.

    El año pasado me lo curré bastante, porque tuve mas tiempo que este año… Véanse los arbolitos y la galletita de Jengibre.

    Ahora con un bebé nuevo en casa, tengo la excusa perfecta para decir que no tengo tiempo y aplazar las cosas hasta el límite. Eso no necesariamente es cierto, ya que priorizando y organizando una puede con todo, es simplemente que este año no tengo tanto afán por hacer obras maestras. En lo que a calendarios se refiere prefiero cumplir y dedicar el tiempo a otro tipo de proyectos. Total, lo que les importa a los niños son los contenidos y no el diseño.

    Oye! Esto no es una tradición española…. pues no! Pero a los niños les hace ilusión, ¿a que sí?

    De momento en casa los únicos en tener calendario son los niños, quizás el año que viene me lo curre más y le prepare uno a papa kaos. El problema está en que luego hay que mantener los estándares, y eso ya es mas complicado…

    El calendario de este año ha sido muy minimalista en cuanto a diseño, pero cumpliendo en todo momento su funcionalidad.

    Material

    • Sobres de colores
    • Pinzas de madera
    • Hilo

    Contenidos

    • Pulseras y collar para las niñas
    • Canicas
    • Coche de juguete
    • Lápiz de colores Xen1
    • Toalla comprimida (de esas que al poner-se en agua se abren)
    • Galletas “monodosis”
    • Guantes infantiles
    • Pelotas saltarinas
    • Chocolate Kinder
    • Huevos Kinde

    Instrucciones

    Mi procedimiento no tiene mayor dificultad. Anoto en un papel los números del 1 al 24 y voy escribiendo que meter en cada sobre. Este paso lo hago más que nada para no tener 2 días consecutivos o demasiado juntos algo igual, de ese modo queda mas repartido. Sólo falta escribir en los sobres los números del 1 al 24 y rellenarlos con el “regalito” correspondiente. Al acabar cerrarlo – si sois muy desconfiados podéis hacerlo con celo – y engancharlo en el hilo con la pinza.

    Como se vé en el video nuestro calendario es vertical. Más que nada porque no tengo 6 ganchos en la pared para colgarlos en horizontal (pero sí 4 para colgarlos en vertical) y de ese modo llegan ellos. Las pinzas son grandes o pequeñas en función del peso del contenido del sobre.

    Os dejo aquí el video resumido de las stories de este día para que podáis entenderlo mejor:

     

    Cómo idea de última hora; ideal! Poco trabajo y me ha costado 1,85 (1 euro los sobres, 85cts las pinzas) a lo que hay que añadir los contenidos.

    A los niños les está encantando, aunque por lo visto tienen decepciones cuando no contiene chocolate; pero nada traumatizante  porque se les pasa bastante rápido.

    Resumido: ¡Un hurra! por por hacer algo de buena madre aunque sea en último momento y un hurra por las 24 mañanas de alegría que se llevan los peques!

  • Entretenimientos

    Ciencia para niños: Pasas (lentejas) saltarinas

    Lo divertido de los niños es que todo lo descubren de nuevo. Cosas que nosotros damos por sentado, ellos todavía no las comprenden y lo ven algo nuevo y fantástico.

    Por ese motivo me gusta tanto el día “científico” de nuestras actividades semanales. Esta vez no fue menos. Los niños sacaron un “palito” científico en el que se leía “pasas saltarinas”. Bueno! ya por el nombre se rieron.

    Se trata de un experimento muy sencillo en el que los niños ven el efecto de las burbujas de gas en el agua con algo que pesa relativamente poco.

    Materiales

    • 2 vasos transparentes – si posible altos
    • agua del grifo
    • agua con gas
    • pasas u otros objetos de peso ligero.

    Instrucciones

    Ponemos en un vaso el agua con gas y en el otro el agua sin gas. Ahora viene el momento ¡aha! cuando metemos pasas en ambos vasos. Nosotros hicimos primero el sín gas y luego pasamos a las saltarinas, pero creo que no importa el orden para ellos.

    Las burbujitas del gas hacen que las pasas (que deberían ser de tamaño pequeño para que funcione) suban y una vez arriba vuelvan a bajar. En nuestro caso solo reaccionaron 2 de las 4 o 5 que tiramos debido al peso, pero eso sólo nos ayudó a tener más tema de conversación del porqué pasaba eso.

    Para que sea realmente un experimento en el que los niños puedan aprender algo, lo mejor es hacerles preguntas o que las hagan ellos.

    ¿Por qué suben las pasas? ¿Porqué vuelven a bajar? ¿Que pasa si….?

    Además se puede jugar con la observación…

    ¿A medida que pasa el tiempo, las pasas suben y bajan igual de rápido (al mismo ritmo)?

    ¿Qué pasa si tiramos arroz? ¿Y lentejas?

    ¿Qué pasa con las burbujas una vez llegan arriba?

    ¿Y si mezclo el agua con el dedo?

    Deja que tus hijos se contestan “solos” las preguntas toqueteando y practicando con lo que tienen delante. Es la mejor forma en la que pueden aprender, y los materiales utilizados no son nocivos para ellos.

    Conclusión

    Ha sido un experimento corto, pero bastante entretenido de ver y descubrir. Incluso un rato después de acabar (lo dejamos todo dónde estaba y fuimos a merendar) los niños volvieron a la mesa a ver qué pasaba con las lentejas y las pasas, removiendo el agua y observando su reacción.

    Con este experimento no estarán ocupados durante una hora como con otras actividades, pero sí lo seguirá estando su cabecita una vez acabado el experimento. Así que la misión del día científico queda cumplida y ha dado su fruto.

    Otro experimento que volveremos a repetir seguro.

     

  • Entretenimientos

    Actividades para niños: Pintar piedras

    Si has leído mi entrada sobre entretenimientos de verano ya sabrás que uno de mis propósitos para esta época del año, en la que los niños están más tiempo en casa y que hace más calor y sol para estar en el exterior, nos hemos propuesto hacer distintas actividades para que los peques no se aburran y podamos pasar tiempo de calidad juntos.

    Aunque por falta de tiempo y algún que otro imprevisto no hemos podido seguir a diario nuestra “agenda” de actividades, si vamos haciendo las que más apetecen a los niños.

    Con niños muy pequeños es de esperar un poco de “pintura a la fuga”

    Una que, curiosamente, les hacía mucha ilusión era la actividad de pintar piedras! Sí, sí! Parece una tontería pero esta entrada va sobre… PINTAR PIEDRAS!

    Así que no se la quise aplazar más -además teníamos todos los materiales necesarios en casa- y nos pusimos manos a la obra.

    Es una actividad TAN sencilla! Pero estuvieron – y no exagero – 2 horas entretenidos sin decir ni pío. Eso sí, si tus hijos son pequeños, mejor dejarlos pintar desnudos/en bañador (siendo verano tampoco apetece otra cosa) que siempre será más fácil limpiarlos y mantener bajo control las “fugas de pintura” 🙂

    ¿Qué necesitamos?

    • Pintura infantil – Nosotros utilizamos la de la marca Jovi
    • Pinceles – Los nuestros eran de un tamaño grande, si quieres que dure más el entretenimiento no puede ser malo utilizar de más pequeños.
    • Piedras – En nuestro caso eran relativamente grandes ya que aprovechamos de las que teníamos en el jardín de casa.
    • Cepillo – Ayuda a quitar restos de arena, tierra y suciedad de las piedras.
    • Bote de agua – Para limpiar el pincel al cambiar de colores
    • Laca en spray transparente – Este es opcional. Más que nada para cubrir la pintura, una vez seca para que sobreviva la siguiente lluvia. Nosotros no utilizamos – a propósito – y al primer diluvio se fué toda la pintura.

      Los niños estuvieron un buen rato entretenidos

    Procedimiento

    Escoger las piedras ya fue un procedimiento de por sí. Cada uno tenía una idea clara de qué pintar en su piedra así que pudimos buscar piedras que se ajustaran a sus necesidades.

    Una vez encontradas las piedras tuvieron su trabajo cepillando los restos de tierra que las cubrían. No las lavamos porqué no queríamos esperar a que se secaran, pero con el cepillo fue suficiente.

    Y ya solo faltaba entregar un pincel a cada uno y dejarles tiempo y espacio para liberar su inspiración.

    Conclusión

    Es una actividad que pueden realizar a partir de unos 2 años  – nuestra pequeña tiene 2 recién cumplidos y… su creación es la piedra naranja – primero pintaba con demasiada agua peró se animó tanto a utilizar el color que vació el bote junto a su hermana…

    Pero, al final cada uno pintó más de una piedra y, si les hubiera dejado, creo que ahora mismo tendríamos un jardín lleno de piedras de colores. Hace una semana desde la actividad y siguen pidiéndome pintar más piedras. Supongo que será algo que tendremos que repetir a lo largo de estas vacaciones.

    ¿Has pintado alguna vez piedras con tus hijos? ¿Qué les pareció?

  • Limpieza y organización / Productos naturales

    Nueces de lavado – limpieza 100% natural

    Los productos de limpieza que utilizamos hoy en día son, en gran parte, químicos. Son efectivos, huelen de maravilla, pero vienen con unos contras que en los últimos años, en mi caso, han ganado mas peso que todos los puntos a favor.

    Como madre cada vez me interesa mas saber que llevan mis alimentos, de dónde vienen, que llevan mis productos de higiene y que efectos secundarios tienen y… como puedo ser mas respetuosa con mi entorno y el medio ambiente para que mis hijos no vivan en un vertero global. No te voy a engañar, no estoy al 100% en todo, pero sí miro de contribuïr en todo lo que puedo.

    Por ese motivo me interesé por formas de hacer la colada que fueran respetuosas con la piel (por la piel atópica de la mayor), útiles para los pañales de tela (que en aquel momento utilizaba con la mas pequeña y ahora utilizo para quitar el pañal de noche a las dos), que fueran ecológicas y, un factor que creo también tiene importancia, que fueran económicas.

    Una de las opciones que encontré fueron las nueces de lavado. Un remedio natural utilizado en la india por cientos de años.

    ¿Qué son?

    Las nueces de lavado son el fruto del árbol Sapindus Mukorossi también conocido como “árbol de jabón”. La cáscara de estos frutos contiene saponina; un tipo de jabón.

    Cuando esta saponina entra en contacto con el agua caliente crea una sustancia jabonosa que se puede utilizar como agente limpiador, ya que penetra las fibras de la ropa y se lleva al agua la suciedad. No genera espuma, pero que no te engañen, aunque estemos programados para pensar que cuanta más espuma mejor efecto limpiador, eso no es cierto.

    Son una forma muy suave de lavar por lo que son ideales para personas con piel atópica, eczema, psoriasis o cualquier otra sensibilidad en la piel e ideales para lavar pañales y compresas de tela ya que no reducen el efecto absorbente de estos.

     

    ¿Cómo utilizarlas?

    Las nueces de jabón se pueden utilizar de varias formas:

    Bolsita con nueces de jabón

    Directamente en la lavadora

    Se pueden utilizar directamente siempre y cuando lavemos la ropa caliente. Según lo que he encontrado, unos 45Cº/50Cº.

    Para ello basta con poner de 4 a 8 nueces de lavado en el saquito adjunto. Suele haber indicaciones de la cantidad en el envase según tengas agua dura o blanda y si tu ropa está muy sucia o no.  Esta bolsita la introduciremos directamente en la lavadora. Una vez finalizado el ciclo podemos iniciar uno nuevo y reutilizarlas directamente o dejarlas secar fuera de la lavadora.

    Para liberar la saponina, se requiere de agua caliente. Si utilizas un ciclo de lavado frío, basta con dejar las nueces en agua caliente durante unos 5 o 10 minutos antes de lavar la ropa. Eso liberará la saponina y te hará el mismo efecto.

    Se pueden reutilizar hasta que quedan de un color grisáceo y una textura muy blandita. Suele ser alrededor de unos 10 lavados, dependiendo de la temperatura y calidad del agua.  También puedes utilizarlas 2 o 3 veces y luego dejarlas secar para aprovecharlas y hacer…

    Jabón líquido

    Las nueces de jabón

    Si no te gusta la idea de dejar las nueces en el tambor de la lavadora, o simplemente eres mas de utilizar el cajón de detergente y personalizar el perfume de tu ropa, puedes utilizar las nueces para hacer detergente líquido.

    Existen ya muchas recetas en internet sobre como hacer el jabón líquido con nueces de jabón, pero aquí te dejaré la que habitualmente utilizo yo.

    Ten en cuenta que el jabón líquido esta libre de conservantes y dejará de ser útil a las 2 semanas aproximadamente. Si quieres aguantarlo un poco mas te recomiendo que lo guardes en la nevera. Otra forma de conservarlo es congelarlo en forma de cubitos y poner unas 2 unidades en cada lavadora. No lo he probado nunca, pero tiene que resultar extraño lavar con cubitos!

    Lo que debes saber antes de comprar

    Saco de nueces

    Puntos positivos

    • Las nueces de lavado son una forma de lavar bastante económica. En amazon 1kg te puede salir alrededor de unos 11 euros. Con eso tienes para hacer unas cuantas lavadoras – mas o menos la colada de un año.
    • Son multiusos! No solo sirven para el lavado de la ropa. También puedes utilizarlas en tu higiene diaria (champús de pelo) y en la limpieza del hogar (para limpiar el suelo, los cristales o lavar los platos por ejemplo)
    • Si te basta con las nueces en la lavadora no tienen gran complicación.
    • No generan residuos. Son aptas para el compostage!
    • Son aptas para lavar pañales de tela ya que no llevan perfumes ni suavizantes que eviten la absorbción.

     

    Puntos negativos

    • Aunque puedes añadir unas gotas de aceite esencial a tu jabón líquido o vinagre perfumado como suavizante de ropa, no va a tener ese olor tan intenso que te dejan los detergentes químicos a los que tanto te has acostumbrado. Las nueces de jabón no desprenden olor alguno y lo único que vas a oler va a ser el aceite esencial.
    • La ropa queda límpia, pero los blancos pueden coger un color grisàceo a lo largo del tiempo. (siempre puedes lavarlas añadiendo un poco de percarbonato para evitarlo)
    • Desde hace décadas hemos relacionado el efecto espumoso del jabón como agente de limpieza. Aunque las nueces de lavado limpien y laven bien, el efecto espuma queda ausente. Al principio cuesta acostumbrarse.
    • Siempre hay que buscar la bolsita de nueces dentro de la colada, sobretodo si luego se pone la ropa en la secadora.

    Aunque quizás los puntos negativos te hayan desanimado un poco piensa que son un método bastante efectivo y sobretodo natural. Si ya vienes de otro método natural de lavado puede que incluso más de lo que ya estés utilizando.

    ¿Sabes algún uso más para las nueces de lavado?

  • Entretenimientos

    Ciencia para niños: Volcan de bicarbonato y vinagre

    En mi anterior post sobre actividades de verano ya comenté que este año quería mantener a los niños ocupados cada día con una tarea distinta.

    Cuando leí por primera vez lo de “ciencia para niños” me sonaba a algo muy rebuscado y … bueno, soy de letras! Pero tras indagar un poco más en el asunto descubrí que en el fondo no era tan difícil hacer experimentos con niños ya que están en plena fase de descubrir el mundo y cosas como la ley de la gravedad o saber que flota y que no a ellos no les es tan “evidente” como lo es para los adultos. Muchas veces se me olvida que todavía hay muchas cosas que no saben!!! Así que quise darle una oportunidad.

    El primer experimento que hemos hecho en casa es el del “volcán”; el experimento de la reacción del vinagre y el bicarbonato. En nuestro caso también añadimos colorante rojo (nuestro mayor realmente es un gran entusiasta de los volcanes y se lo quería hacer un poco parecido) y unas gotas de lavavajillas para que creara mas espuma y reacción.

    A los niños les encantó el experimento. Y tengo que confesar que aunque sé de la reacción de estos ingredientes también descubrí ciertas novedades con ellos.

    Los ingredientes y utensilios

    • Bicarbonato

      Lo que se necesita para el experimento
    • Vinagre
    • Colorante (opcional)
    • Lavavajillas de mano
    • Botella (nosotros utilizamos de cristal y de cuello estrecho para un mejor efecto al salir la espuma)
    • Embudo
    • Cuchara

     

    Procedimiento.

    Cuando más espuma conseguí fue echando primero el bicarbonato, 2 o 3 gotas de jabón y colorante. Lo mezclé sacudiendo un poco la botella y luego empecé a echar el vinagre. El resultado es la imagen en movimiento que tienes a continuación.

    Lo bueno de este experimento es que se puede dejar a los niños probando todo tipo de combinaciones. Eso sí, con más pequeños atentos a que no se lo beban que con el jabón no es bueno.

    Tras enseñarles como funcionaba la reacción les dejé experimentar por sí solos. Añadieron agua para ver si subía más, jugaron con el bicarbonato y el jabón y encontraron sus métodos para divertirse.

    Les gustó sacudir la botella para que hiciera mas espuma y jugar a los campeones que tiran el champán! Yo me lié, hice lo mismo y acabé siendo la risa de los niños porque lo hice mal y acabé roja como un tomate (justo sacudí una botella con colorante).

    Es una actividad que es mejor hacerla al aire libre. Mas que nada porque ensucia. Si utilizas colorante, como nosotros, es mejor que los niños vayan en bañador para no manchar ropa ya que el colorante cuesta un poco de eliminar.

    Alternativas

    En casa este año no tenemos arenero, pero supongo que hubiera añadido un punto de gracia hacerles la demostración con la botella enterrada en la arena para simular un volcán de verdad.

    Conclusión final

    A los niños les encantó. Eso de ensuciarse las manos, ver como sube la espuma, poder sacudir y derramar el líquido les tuvo entretenidos un buen rato.