Cargando
Browsing Tag :

#Familia

  • Limpieza y organización

    Crea tu rutina de limpieza

    Si hay algo en lo que realmente llegamos a perder mucho tiempo, son las tareas del hogar. Lavar la ropa, recoger, fregar, hacer las camas, vaciar la basura, limpiar la bañera… Es algo que nunca acaba y que, cuando crees que lo has logrado puedes volver a empezar de 0.
    No sé como será en tu casa, pero en la nuestra es algo compartido. Papa kaos hace sus raciones diarias ayudando a recoger detrás de los niños o fregando los cachivaches después de comer, y los niños se van añadiendo con pequeñas tareas a medida que van creciendo.
    Aún así, la mayor parte de las tareas me tocan a mi; limpiar el baño, las habitaciones, los armarios, nevera y despensa, hacer la colada… ya sabes, esa lista infinita.

    Hace un tiempo lo hacía todo en un día. Sinceramente? Para mí no era la mejor solución. Sí, podía hacer más o menos el vago durante la semana, pero los sábados por la mañana me los pasaba correteando toda la casa con mopa y plumero en mano y desaprovechando ese tiempo libre que tanto apreciamos todos.
    Así que busqué soluciones en internet. Y… ahí estaba! Tener una rutina de limpieza! La mayoría de información que encontré incluía listas prehechas por las blogueras por lo que no acababan de ajustarse a mis necesidades, pero al final conseguí crear mi propio método de creación de rutina.

    Porqué crear una rutina de limpieza

    Sobretodo si eres alguien con el tiempo limitado, crear una rutina te creará más libertad a cambio de un poco de fuerza de voluntad al principio. A la que te acostumbres a dedicar esos 30 minutos al día a tu rutina, no la notarás y formará parte de tu plan diario de la misma forma que ducharte y vestirte.
    Creo que la limpieza es como todo lo demás. Si haces las cosas a bolea, harás algo, sí,  pero nunca de la forma más eficaz. Planificar de antemano puede ser una tarea de 30/60 minutos, y seguramente no va a salir bien a la primera – habrá que retocar y adaptar hasta encontrar el balance adecuado- pero ese tiempo que inviertes en la preparación lo ahorras en la aplicación. ¿Sigues sín estar convencid@? Aquí te doy más razones para que te pongas ya a crear una rutina de limpieza.

    8 razones para crear una rutina de limpieza

    • Harás trabajo en “porciones” por lo que no te resultará tan abrumador.
    • Crearás un hábito , que al final tendrás tan integrado como ducharte o vestirte. Lo harás en modo autopiloto
    • Siempre tendrás tu casa mas o menos al día. No se te acumularán las tareas y no te sentirás culpable.
    • Al tener tu casa al día reducirás muchísimo el tiempo que necesitas para recogerla!
    • Cuidarás mejor tu hogar por lo que conservarás mejor tus pertenencias. Creo que este paso es de gran importancia, sobretodo porque nuestra casa es nuestro refugio. Si no nos sentimos relajados en casa, ¿Dónde lo haremos?
    • No tendrás más zonas vergonzosas que esconder en tu casa. ¿Aquella zona que cuando viene alguien a visitarte no le quitas ojo por miedo a que lo descubran? Detrás o en el lateral de la nevera quizás? ¿Debajo de ciertos muebles? (Me has pillado los míos XD)
    • Vivir en un ambiente más limpio (no esterilizado) es más sano, sobretodo para gente con alergias.
    • Encontrarás el equilibrio. Al anotar todas tus tareas y ajustarles una frecuencia (procura no pasarte) encontrarás tu equilibrio entre necesidad y obligación de hacer las cosas. Verás tú misma cuánto limpiar es necesario para qeu tu y tu familia estéis a gusto en casa.

    El paso a paso

    Crear una rutina de limpieza tiene cierta similitud con el proceso de planificar el menú semanal. Así que si ya dominas lo primero esto te va a resultar ser un paseo. No necesitas más que boli y papel!

    Que hay que hacer?

    Haz una lista con todas las tareas que se te ocurran que hay que hacer en tu casa. Limpiar el horno, las cortinas, las camas, los armarios, las encimeras de la cocina, sacar el polvo, limpiar el wc, la campana extractora de la cocina, las ventanas… Todo lo que se te ocurra. Tú apunta.
    Puede ser de gran ayuda hacer la lista por habitaciones. Entra en cada habitación y mira a tu alrededor. Que haces habitualmente para limpiarla?¿Qué crees que te olvidas de hacer? En internet (ehem, Pinterest sobretodo) existen muchas listas de tareas necesarias que hacer en el hogar. Artículos completos de zonas de las que nos olvidamos. La lista dependerá de tu casa, ya que puede que tu tengas un sistema de ventilación o aire acondicionado que necesite mantenimiento que otros, por ejemplo, no tienen. De todos modos, cuanto más completa esté tu lista, más limpia estará tu casa

    Puedes hacer una lista de tareas generales que hay que repetir en cada habitación y una de mas concreta para cada una de ellas. Sacar el polvo, pasar el aspirador y fregar es algo que se hace en todas ellas, por ejemplo. Pero limpiar la nevera sólo lo haces en la cocina.

    Cada cuánto tengo que hacerlo

    Ahora tienes que asociar una frecuencia a esas mismas tareas. Tienes labores para hacer a diario, como por ejemplo hacer las camas o poner lavadora y lavavajillas, y tienes tareas que no hay que hacer tan a menudo como limpiar el horno o los armarios.
    Yo tengo tareas diarias, tareas de cada 2-3 días (o 2-3 veces por semana, como prefieras), semanales, cada 2 semanas, mensuales, trimestrales y anuales.
    Mira de no abusar de las repeticiones. No quieras pasar de 0 a 100 en 1 día. Fué un error que cometí yo al principio. De no hacer casi nunca los frontales de la cocina (1 vez al mes, quizás?), quise hacerlos cada 2 o 3 días. Cometí el fallo con 4 o 5 tareas y abandoné mi primera rutina a las 2 semanas. Si te pasas consigues justo el efecto contrario. Haz menos y aumenta a medida que vas cogiendo confianza al tema.
    Ahora reparte tus tareas a las distintas frecuencias para no olvidarte ninguna. Encuentra un equilibrio. Un compromiso entre tu y tu casa, por así decirlo.

    Reiteraciones porcionadas

    Una vez tengas delante esos grupos de frecuencia, tendrás que repartir las mayores en porciones. ¿A qué me refiero? a que no vas a hacer todas las tareas mensuales la primera semana del mes, ¿no?
    Si tienes por ejemplo unas 8 labores mensuales anotadas, lo mejor será hacer 2 mensuales por semana. Así te quedarán repartidas a lo largo del mes y no cometerás el error de tener días demasiado llenos y otros sin nada que hacer. Si son 6 faenas que hacer cada 2 semanas, habrá que hacer 3 por semana.
    Me vas entendiendo…,¿ verdad?
    Por ese motivo añado una labor más con la definición “X mensuales” y “X cada 2 semanas” (Dónde X es el numero de labores que hay que hacer de ese tipo) a mis tareas semanales para así tenerlas en cuenta en el siguiente apartado y mantener un equilibrio de faenas a hacer.

    Reparte estas tareas a lo largo de tu tiempo.

    Ahora toca repartir estas labores a lo largo de los días. Para tener un control de qué hacer cuando tienes varias opciones;

    1. Usa una aplicación del móvil. Existen aplicaciones como clean house o chore checklist (ambas creo que solo estan en ingles), que a diario te informarán de lo que tienes que hacer y te lo harán con la repetición que tú les indiques. No necesitarás acordarte de nada. Simplemente seguirás una lista.
    2. Google calendar te cumplirá con la función de la misma forma que las anteriores aplicaciones, siempre que indiques la frecuencia. Por si no lo sabes, puedes crear distintos calendarios google en una misma cuenta. Te recomiendo que generes un calendario “de limpieza” o “rutina” en vez de meter toda tu rutina en tu calendario habitual.
    3. Entra manualmente en tu calendario o agenda las tareas. Si eres usuaria de una agenda de mano, no necesitas cambiar costumbres. Simplemente agrega tu nueva rutina en tu agenda!. Anota sobretodo las que son mensuales o trimestrales, ya que son las que más pasamos por alto por el largo periodo de tiempo entre ellas.
    4. Hazte una lista “to do” plastificada y cuélgala en algún lugar visible o de fácil acceso. Si no eres ni de aplicaciones ni de usar agenda puedes hacerte un tipo de plantilla en el que te aparezca toda la información que necesitas saber repartida en frecuencias. Plastifícalo y marca lo que has hecho y lo que no con un rotulador para pizarra blanca. Anota al lado de las semanales, cada 2 semanas, mensuales y trimestrales el periodo que comprende para no saltarte nada. Es decir, en trimestrales anota qué 3 meses comprende, mensuales en qué mes estas, cada 2 semanas si se trata de la primera quincena o de la segunda y semanal de que día a qué día. Es solo para que no se te pase por alto marcar tareas y luego te quedes sin saber si lo has cumplido dentro del periodo en el que estás o si son del periodo anterior

    Las tareas diarias y las semanales

    Creo que las tareas diarias merecen un apartado para ellas solas, ya que se distinguen, en mi caso, un poco de las demás.
    Siempre que he creado mi rutina las he incluido en la aplicación o en google calendars para llegar luego a la conclusión de que a la semana de ver la notificación diaria, la ignoraba directamente. Por ese motivo, te recomiendo que no anotes esas tareas en tus versiones digitales de rutina.
    Estas tareas deberías repartirlas a lo largo de tu día en unas rutinas propias (la rutina de mañana y la rutina de noche).
    ¿Un ejemplo? En tu rutina matutina harás las camas, vaciarás el lavavajillas,  pondrás en marcha una lavadora, abrirás las ventanas por 10 minutos y harás 15 minutos de recogida general. En tu rutina de noche tendrás que limpiar las encimeras, pondrás el lavavajillas, sacarás la basura y fregaras cocina y comedor. Más adelante procuraré hacerte una explicación más detallada de estas 2 rutinas, ya que creo que son las que más importancia tienen cuando de orden se trata en un hogar.

    En cuanto a las tareas semanales te vas a dar cuenta de que hay muchas en cada zona de tu casa. Eso puedes aprovecharlo y dedicar un dia de la semana a cada zona. Por ejemplo; los lunes me ocupo de las semanales del baño, el martes de la habitación de los niños, miércoles del lavadero…

    Cómo aplicar la rutina de limpieza

    Ahora que tienes tus tareas repartidas faltará ponerlo en práctica. No te agobies si ves que no funciona a la primera, todo necesita un rodaje, verlo en práctica, para ver los errores y corregirlos.
    Si ves que tu rutina te abruma un poco, reduce frecuencias para liberar tiempo. Si a medida que pasa el tiempo te vas dando cuenta de más cosas que integrar en tu rutina, añádelas. Si siempre te toca repetir una tarea un poco más larga en los días de menor tiempo, cámbialo. Si tienes tareas que puedes hacer en 2 partes, adáptalas. (por ejemplo limpiar el horno. Puedes anotar un día por la noche dejarlo en remojo y al día siguiente la tarea de limpiarlo. Limpiar los cristales, si te ocupa demasiado tiempo hacerlos todos en un día, haz la mitad una semana y la otra en la siguiente)

    Conclusión final

    No intentes ser perfect@ porque es dónde va a llegar el fracaso. Sólo te crearás un estrés innecesario. Tienes que ver esto de crear una rutina como una ayuda a que tu casa esté mejor y tu tengas el tiempo de dedicación más repartido para no darte cuenta de todo lo que estás haciendo en realidad.
    Y ten en cuenta que…
    Siempre es mejor hacer un poquito que no hacerlo nunca!
    Nada será al 100%, olvídate del perfeccionismo que nos vendemos unas a otras. Con que tengas un poquito mas de control, menos desorden y más tiempo para tí ya puedes estar más que satisfecha.

    Como siempre, espero que te sirva la información que te dejo aquí y que te ayude en mejorar tu día a día y te animo a que dejes sugerencias y opiniones en los comentarios!

    Saludos!

  • Entretenimientos / Otros

    Ebiblio – La aplicación gratuita de lectura

    Me encanta (ENCANTA!!) leer. Soy adicta a los libros y sobretodo a adquirir información de todo tipo. Creo que no existe un día en el que me vaya a la cama sin haber aprendido algo nuevo. Y eso es genial!
    Hace uno años (5 o 6 por lo menos) mi afición eran los libros fantásticos (Rowling, Canavan, Tolkien, Rothfuss…) y desde los niños que empecé a leer más libros de autoayuda y estilo de vida. Entre estos últimos no podía faltar el de Marie Kondo. Fué entonces cuando decidí no comprar más libros de tapa dura – con muy muy pocas excepciones- y pasé a leer ebooks (aunque la experiencia en sí no sea la misma que tener un libro de papel en mano).

    Lo que me gusta de los ebooks es que no ocupan espacio físico, no se llenan de polvo, no tengo que salir de casa para comprarlos, los puedo comprar en todos los idiomas que quiera, tenerlos al instante, tenerlos en múltiples dispositivos (y por eso leer esté donde esté) y no requieren de arboles para producirlos.
    Lo que no me gusta tanto es que perjudican a la pequeña librería, no se pueden prestar, hay que leerlos en un dispositivo electrónico que, en general, son malos para la salud y los ojos, no te dá esa sensación de avance cuando vas pasando páginas (cuando lees un tocho y ves que las páginas de tu izquierda son mas que las de la derecha… ese sentimiento se pierde) y no hay cierto filtro de publicación en ellos (todo el mundo puede publicar y vender en amazon, por ejemplo) por lo que abundan libros de 50 páginas y puede que contengan información incierta como puede pasarte leyendo información en google.

    Aún así este post no va de convencerte cual de las 2 posibilidades de lectura es mejor, sino de darte una alternativa gratuita para tus lecturas digitales. Se trata de Ebiblio. La biblioteca digital del estado.


    Sacado de la página web oficial

    Puedes prestar 3 libros a la vez, tienes 21 días para leer cada libro, puedes utilizar la cuenta hasta en 6 dispositivos y es gratis! Como puedes ver, las condiciones no estan nada mal! Lo único que quizás pueda molestar son los 21 días de lectura máximos de cada libro. Por lo demás no es muy distinto de otros servicios.

    Sacado de la página web oficial

    Para poder utilizar la aplicación sólo necesitas tu carné de biblioteca habitual (España), entrar en el ebiblio de tu comunidad autónoma (LINK AQUÍ) solicitar una clave de acceso e instalar la aplicación en tu ereader, tablet o teléfono. Y listo para cotillear su contenido.

    Es muy sencilla de utilizar y hay una cantidad considerable de libros para leer, seguro que no te quedas sin lecturas. Incluso hay libros bestsellers entre ellos.

    El único inconveniente que le veo de vez en cuando es que los libros pueden estar “ocupados” igual que en una biblioteca real. Los libros sólo los prestan a un numero determinado de usuarios a la vez (supongo que por temas de licencia) y cuando se alcanza ese numero hay que “hacer cola”. No es un gran problema la verdad, porque la apliicación te avisa cuando llega tu turno, pero no es como con otras plataformas que puedes leer siempre lo que quieras – esta también es gratuita y las otras de pago!.

    Creo que no puedo añadir mucha información más, ya que todo lo que necesitas saber está en su página oficial y si tienes dudas te ayudarán en tu biblioteca habitual.

    Espero, como siempre, que la información te sea de utilidad!

    Saludos!

  • Estilo de vida / Medio Ambiente

    La mentalidad ecológica

    Cuando empecé a realizar que tendría una familia numerosa, a ver y leer blogs de familias con más de 3 o 4 hijos me dí cuenta, al cotillear los comentarios, que una aportación- por así decirlo- que se repetía casi siempre era sobre la poca responsabilidad medioambiental que comportaba tener tantos hijos.

    Y, ¿sinceramente?, este comentario es uno de los que más me ha marcado. No porque sea infundado, al contrario, porque supongo que dentro de mí le doy cierta razón.

    El argumento a favor de las familias grandes que más se ha dado es el de “usamos la misma energía porque con una bombilla vemos todos” y cosas parecidas.Si es cierto. Seguramente no gastamos más gasolina porque siempre vamos todos en el mismo coche (solo tenemos 1), la ropa que utilizan nuestros hijos se reutiliza más de una vez y quizás no gaste más calefacción que otra familia…;  pero una familia grande supone lavar más, supone comprar más alimentos (que se nota cuando tienes que cargar y descargar-los tú) y quieras o no somos seres individuales (Vamos al baño solos y, tranquil@, tiramos de la cadena todos y cada uno). Tenemos atención médica individual, camas individuales y… ¿ me entiendes, verdad?

    Así que, en cierto sentido somos más “eficientes” ecológicamente hablando porque aprovechamos un recurso más veces pero a la vez gastamos más por simple abundancia de personas. ¿Quizás se dé un pequeño equilibrio? Puede, pero para mí no es argumento suficiente. No quiero vernos como una carga para nuestro entorno.

    Esa mentalidad de no querer “molestar” me llevó a ver más documentales sobre el tema y a darme cuenta de la gran, gran, gran cantidad de residuos que generamos entre todos; no solo cada día en los hogares, sino en todo el mundo! Te has parado alguna vez a pensar cuantas bolsas de basura genera un hospital o un médico donde todo está envuelto  y esterilizado (no me quejo de eso), o lo que se genera en un “take away”? Esos grandes cruceros o en los aviones? Por no hablar de la sobreproducción de ciertos alimentos que, para no tener que bajar el precio, van directos al contenedor!

    Cuando enciendes ese “localizador” de basura e intoxicación ambiental es, o al menos así fue para mi, abrumador.

    Lo curioso es que desde pequeños en el colegio nos intentan hacer conscientes de eso, y todos hemos crecido con el ahorro de agua y electricidad en mente, pero en mi caso no fue hasta hace poco que verdaderamente empecé a entender su magnitud.

    No es que no controlara ya lo del agua y la luz… es simplemente que no me paraba a pensar que eso que compraba envuelto en plástico, que yo daba por sentado que se podía reciclar, no fuera reciclado sino directo a algún depósito de basura.

    Cuando ves un avión o un crucero piensas en vacaciones, buena comida y relajación; no piensas en los desechables que utilizan, la comida que tiran o la energía que llegan a gastar. Tampoco piensas en que ése bolígrafo que estas utilizando sea, una vez vacío, un plástico más contaminando el mar, o que lo mismo pase con un mechero o una pajita.

    No digo que ir de crucero esté mal, ni tampoco que lo esté escribir con bolígrafo. Simplemente me dí cuenta de que abusamos de nuestros recursos y generamos tanta basura en un día que es imposible hacerla desaparecer a la misma velocidad. Como no la tenemos delante de las narices y “desaparece” a medida que la vamos generando… “directamente” no nos afecta. Seguimos a lo nuestro sin percatarnos del daño que estamos haciendo.

    Y luego piensas… La tierra no es infinita. Es redonda y no va a aumentar su superficie… ¿Qué haremos con toda esa basura el día de mañana? Ese día de mañana ya ha llegado. Esa isla de plástico que tiene un tamaño de tres veces Francia en el atlántico, esas pequeñas islas que se forman en el mediterráneo, esos paisajes inundados de basura interminable. Hablamos de hoy y de nuestro mañana y de nuestros hijos. Por ese motivo decidí tener una familia consciente de su entorno y de “carga reducida”.

    No somos “zero waste” o “cero residuos” porque es algo muy dificil de conseguir, pero sí intentamos reducir al máximo nuestro impacto cambiando pequeñas decisiones de nuestro día a día.

    Lo positivo de cambiar a modo “eco”

    Cambiar tu forma de vivir a un modo más ecológico no sólo es bueno para el planeta. Te llevará ventajas que quizás ni te esperabas.

    • En muchas ocasiones ser sostenible significa gastar menos dinero(a veces puede que no al instante pero sí a largo plazo)
    • Vivir de forma ecológica elimina toxinas de tu entorno y cuerpo y mejora tu salud
    • Mejora la economía de tu entorno directo, tu pueblo o provincia y no la de las grandes compañías
    • Reduce los Km de tus comidas y las hará más saludables y ricas en nutrientes.

    Y no quiero saber todas las ventajas que me dejo. Ya ves que no solo es para tí. También es para tu bolsillo y tu salud.

    Las 5 R

    Para empezar a convertir tu hogar en un lugar de menos impacto medioambiental lo mejor que puedes hacer es empezar a pensar en las 4 formas de reducir tus desechos.

    Rechaza.

    Rechaza todo aquello de lo que puedas prescindir y que no necesites realmente.  Aunque te parezca una tontería, si no lo necesitas ¿Qué harás con ello?

    Hablo de esas compras compulsivas. Esa oferta que quieres aprovechar porque es 3×2 cuando en realidad ni usas ese producto o esa camisa que te estas a punto de comprar porque te has enfadado con tu jefe y necesitas algo para animarte. Pregúntate si realmente necesitas ese algo que vayas a comprar. Si compras algo en un momento de estos, lo llevarás a tu casa para dejarlo en un rincón y un tiempo mas tarde tirarlo o regalarlo. Gasto innecesario!

    Rechaza todo aquello que no necesites realmente. Antes de comprar habla contigo mism@ para saber qué harás con aquello que estas a punto de comprar. Le harás un favor a tu monedero, a tu hogar y al medio ambiente 😉

    Reutiliza.

    Reutiliza todo lo que puedas al máximo.

    Te puedo dar el ejemplo de los cepillos de dientes. Te recomiendan cambiarlos cada 3 meses y eso en mi caso sería un derroche de dinero. No soy de las que destrozan los cepillos por lo que puedo reutilizarlo durante mucho tiempo. Y si crees que es asqueroso, no te preocupes que tomo mis precauciones. Cada cierto tiempo dejo durante una noche el cepillo en  agua oxigenada para matar todo tipo de bactérias que se puedan estar formando en él. Al día siguiente esta listo para volverse a utilizar.

    Otra buena mentalidad dentro del reutilizar es aprovechar tus recursos hasta que dicen “Adiós”. Para que me entiendas… Aunque esa nevera que tienes ahora te moleste porque resulta que prefieres una combi, no la cambies por capricho. Utilíza, aprovecha y repárala todas las veces que puedas hasta que no funcione mas. Este ejemplo te lo doy porque es mi caso. Tenemos una nevera que la habría cambiado hace años, pero por no tirarla innecesáriamente y por capricho mío se quedará en su rincón trabajando hasta que se le apague el frío.

    Utiliza reutilizables envez de desechables

    Hay muchos objetos de nuestro día a día que podemos cambiar por productos de usos infinitos, que quizás requieran de cierta inversión inicial pero que a la larga resulten mucho mas económicos. No todos son para todo el mundo, pero seguro que encuentras algo que puedas darle el cambiazo.  Puedes utilizar pañales de tela en vez de un solo uso (no sabes la que te vas a ahorrar en cuánto a dinero). ¿Has oido a hablar de la copa menstrual? es un utensilio mucho mas sano, económico y ecológico que el tampón! ¿Sigues comprando papel de cocina? Prueba en sustituirlo por la bayeta y servilletas de tela.

    Recicla.

    No tires algo directamente a la basura, busca alguna función alternativa que le puedas dar. Si eres manitas puedes convertir una camisa de tu pareja en una tuya, en trapos de cocina o en un delantal. O si necesitas algo en casa busca primero una alternativa que readapte algo que otros no quieran. Por ejemplo un palet en un sofá o una rueda en una decoración de jardín. ¿Y qué tal esos botes de cristal de aceitunas & compañía? Por qué no utilizarlas como portavelas o algo parecido? Busca en pinterest y encontrarás 1001 formas de aprovechar lo que tienes por casa.

    Reduce.

    Reduce tus necesidades. Reduce el impacto que pueda producir tu comportamiento.No compres las magdalenas envueltas individualmente. Compra la bolsa de magdalenas juntas, compra en cantidad en una panadería o hazlas tu mims@ y guárdalas en un tarro grande. Cuando necesites llevarte una al trabajo utiliza un contenedor reutilizable!. No compres aguas en botellas de 1,5l porque caben en la nevera, compra las botellas de 5 u 8 litros y llena una jarra para la nevera o aún mejor bebe el agua del grifo (infórmate según tu zona de su potabilidad)

    Recrea

    Este último puede que ya te resulte extremo, pero el movimiento “zero waste” ha generado un gran impacto en la utilización de productos diarios de higiene personal y limpieza del hogar. Este cambio elimina todo tipo de tóxicos y químicos del hogar además de ayudar económicamente y de reducir los plásticos y residuos.  Recrean todo tipo de producto. Desde un desodorante y pasta de dientes a un limpiador de suelos. Y todo eso con productos que ya solemos tener en casa.

    CONCLUSIÓN

    Ya ves que hay infinitos cambios que puedes hacer en tu casa para reducir tu huella en el planeta. Con un poco de imaginación se puede reducir más de la mitad de tus desechos.

    Con cambios como en los ejemplos generamos menos basura siendo familia numerosa de 6 miembros que cuando eramos pareja!!!! Increíble verdad?

    Eso sí. Si buscas información sobre vivir sin residuos y te encuentras con el movimiento zero waste, inspírate en él, en vez de agobiarte para alcanzarlo. Llegar a “cero” es muy difícil. Céntrate en lo que sí consigues y en lo que ya has reducido. Alégrate por todos los cambios que hayas podido hacer y que te ahorran a tí y a tu entorno dolores de cabeza. Y piensa en cuánto consiguen las diminutas hormigas, aportando cada una su miga a su población. Es entre el pequeño aporte de todos que conseguiremos un gran impacto.

    Bienvenida al mundo del cambio!

    Saludos!

  • Entretenimientos / Familia

    Nuestro árbol de navidad

    El año pasado tenía tantas ganas de navidad, que montamos el árbol a finales de noviembre. Una vez pasado el 26 de diciembre ese árbol me tenía tan harta que este año lo hemos montado y decorado durante el puente.

    Con eso de montarlo durante el puente me he dado cuenta de que empiezo tarde con todo y me queda poco tiempo para hacer las cosas porque no me siento navideña hasta que no está montado. Lo sé, ¿pensamientos de loca supongo?. Aún estamos de suerte que no he salido cómo mi madre (que lo hace al estilo alemán) montando el árbol – ahora con nietos nos utiliza para montarlo nosotros, la muy lista! – el día 23 por la mañana. Sí. El día 23 de diciembre. Eso sí, tiene decorada la casa desde el primer adviento (el primer domingo de diciembre).

    Cuando sólo éramos Papakaos y yo (hace como 10 años… Dios! ahora yo también puedo decirlo!!!) no teníamos árbol. Una vez nos regalaron uno en el banco y decidimos aprovecharlo y decorarlo. El pobre árbol parecía un pollo desplumado (ya que regalan árboles de navidad, al menos que sea uno como dios manda no?) pero con un poco de bolitas por aquí y por allá, se podía mirar. Al empezar negocio propio ya lo dejamos allí y nos ahorramos decorar árbol en casa. Cuando el peque tuvo edad y nosotros cerramos la tienda empezamos con nuestro propio árbol familiar en el comedor de casa.

    Nuestro árbol en 2019

    Los primeros años lo decoré con figuritas de madera, bolas y guirnaldas. Pero cuando los niños tuvieron edad de hacer alguna cosa ellos mismos, decidí que no quería hacerlo “a lo habitual” – comprar decoraciones y colgarlas en el árbol. Quería un árbol auténtico que fuera de la familia. Que llevara un poco el mensaje de lo que para nosotros és la época de navidad; hacer las cosas con cariño y en modo “slow living” que tanto me gusta.

    Así que, de nuevo agarrada al pinterest, busqué decoraciones que fueran sencillas de hacer y que pudieran disfrutar los niños y yo a la par (papakaos no es mucho de este tipo de manualidades).

    Con los años hemos ido aumentando la colección, eliminando los que ya no nos gustaban y haciendo de nuestro árbol algo especial para nosotros.

    Aquí te dejo las fotos de nuestras decoraciones y los links a las páginas de dónde saqué las ideas – en ocasiones también el video del tiktok mío. También hay alguna decoración que ya no tenemos pero que colgó de nuestro árbol en algún año anterior.

    Decoraciones Navideñas

    El gorrito navideño. La idea es bastante sencilla y divertida. De nuestro árbol cuelgan unos 8 gorritos de lana de colores y combinaciones distintas. Según el tipo de lana quedan más  o menos monos, pero al tener siempre lana restante de otros proyectos a mano, esta idea fue ideal para aprovechar esos pedacitos. Si quieres uno un poquito mas “chic” y sofisticado puedes hacer esta versión (página en inglés)que solo añade un paso mas. 

    Rudolf el reno: Este pequeño adorno, aunque sea muy simple de hacer, nos hizo pasar tiempo en el bosque buscando piñas del tamaño ideal (pequeñitas, abiertas, enteras…) así que también fue entretenido. Los materiales son fáciles de encontrar y es económico. Está todo pegado con cola caliente (eso mejor hacerlo un adulto). No tengo link a pinterest porqué esa idea es inspirada pero no copiada de nadie.

    Adorno de arcilla /masa de sal. Este adorno de la foto es simplemente una redonda, pero los demás son formas de tren, nuestras iniciales, botas de papá noel y estrellas. Las hicimos como si de galletas se tratara, expandiendo la arcilla, recortando con el cortador de galletas, haciendo el agujero con una pajita, al horno y una vez enfriado lo pintamos con pinturas plásticas y purpurina. Nos siguen gustando y además los niños siempre se buscan sus letras (más ahora que han aprendido cuales son). No tengo el “how to”, pero esto siguiendo las instrucciones de la arcilla o de la masa de sal se puede hacer sín ello.

    Arbolitos de madera. Estos arbolitos también los tenemos en colores y versiones distintas. Són una idea súper senzilla pero que a la vez le da un toque muy original al árbol. El link está en inglés, pero las imágenes son fáciles de seguir.

    el limpiapipas decorativo

    Ornamentos de limpiapipas. Estos son tan y tan sencillos que deberían ser obligatorios en todo árbol. En el link muestran la versión “llena de perlas”, pero me parecía excesiva y yo sí quería que se viera el limpiapipas. Así que lo mío es una versión un poco distinta. También hicimos en formas y colores distintos. Estas el único punto negativo que tienen es que según como estén guardadas hay que reformarlas un poco.

    La bola regalo. Lo llamo la bola regalo porque fue el “detalle” de navidad que regalamos a familiares de parte de los niños. En ésta hay 3 muñecos de nieve, cada uno hecho con 3 huellas de dedo de un niño. A los niños les gustó por poder toquetear pintura con las manos. La idea orignal la saqué de aquí pero la adapté a “3 niños en 1bola” (al lado de la bola hay una bota hecha con arcilla ;-))

    Papá Noel Éste señor se ha añadido a la colección este mismo año. Ha sido divertido hacerlo y además tan fácil que a la vez pude hacer un video. Los materiales también son fáciles de conseguir y no requiere de mucho talento. El nuestro es menos “glamouroso” que el original, pero es gracioso y decorativo cómo su modelo.


    La ovejita.Link en inglés. También añadida este año a nuestra colección. Creo que es una de mis favoritas. Nunca se me habría ocurrido a mí, es distinta y además bastante original. No crees?

    El ángel de cupcake (suena mas moderno aunque sigo pensando que aquí deberíamos llamarlo como toda la vida – magdalenas). Esta es la creación que este año hemos dejado en nuestra caja de decoraciones. Son muy monos y además los nuestros quedaron casi igual porqué encontré los mismos papeles de pastelería. Este año, pero, no se han clasificado para colgar del árbol.


    Y la estrella del árbol! Esta me la inventé, o eso creo. No sé si a alguien más se le habrá ocurrido la misma idea, pero conscientemente no la visto en ningún lado. Los niños reclamaban una (Cómo no si en todos los dibujos de árboles navideños hay una estrella en la cima!) y fue la forma mas sencilla de recrearla. Y nos gusta mucho. En muchas partes todavía se ven las pinzas de madera y eso la hace como más… rústica?? no creo que sea la palabra que busco pero desde luego que es la estrella perfecta para nuestro árbol diy.

    Espero que nuestro árbol te haya dado ideas para que puedas decorar el tuyo. Lo mejor de todo es que al haberlo hecho ellos, también lo cuidan mejor y no hay que decirles que no toquen todo el rato (bueno, a los mas pequeños sí porque son rebeldes por naturaleza) pero si se rompe, se vuelve a hacer ;-D

    Saludos

    Comparte!


  • Otros

    Limpiando para sus Majestades

    Sonará mucho a problemas del primer mundo, y, aunque quizás no debería, me siento bastante mal escribiendo este post. Pero no deja de ser una realidad. Estamos a medianos de diciembre y en unos 10 días empezará, en nuestro caso lentamente, la invasión de juguetes apta para una película entera de “Toy Story” dirigida por el “Tió”, “Christkind“, Gaspar, Melchor y Baltasar.

    Para evitar tener que buscar a mis hijos entre juguetes con gafas infrarrojas, y porque estoy segura que esos juguetes, que en la habitación se llenan de polvo por desuso, a otros niños les puede suponer un mundo y una ilusión enorme, antes de la Navidad le doy un repaso a la habitación de juguetes de mis hijos.

    Les pedimos a los Reyes y ayudantes mantener los regalos en un mínimo de juguetes con nuestros hijos, pero con 4 es difícil. Un juguete por cabeza y familiares supone un total de al menos 20 juguetes nuevos para navidad. ES MUCHÍSIMO! Demasiado! Sobretodo porque tienen que asimilarlo. Por cada niño son 5/6 juguetes y en casa juegan todos con todo. Si vamos aumentando los juguetes a ese ritmo al final necesitaré el pabellón municipal para poder meterlo todo. 

    Aquí el dilema está, a parte de que no sé como evitarlo, (nos gusta hacernos regalos y todos queremos hacerles una ilusión) en que todos estos juguetes tienen que encontrar su sitio en la habitación. Mas que nada porque si no tiene su sitio empezarán a deambular por la casa en modo “Chucky” siguiéndome hasta el último rincón y traumatizándome. Y… como que no me apetece.

    El rincón de pintar y disfraces

    Así que no he querido aplazar lo más y me he puesto en marcha esta misma tarde. Me he dado cuenta que, aunque parece que tengan mucho (y lo tienen- tienen mucho y demasiado) en realidad es bastante básico todo. Piezas de juego de cocina, muñecas con sillas de paseo y ropa (sólo tienen 3 muñecas – una para cada uno), puzzles, juguetes de imitación (teléfono, gafas, monedero, utensilios de médico), libros, un robot, una muñeca de maquillaje, disfraces de años anteriores, una caja de vehículos, un garaje y -eso sí- 3 cajas de legos. Pero estas últimas son mas que justificadas ya que son con lo que mas juegan. Y sí, juegan con tooodas las piezas!!!. Al leerlo parece mucho, pero creo que si consideramos que son 3 niños en edad de jugar, queda bastante repartido. A parte sólo me quedan juguetes de madera, una cocina y un supermercado que no caben y que vamos cambiando a lo largo del año por la casa de muñecas (hecha a mano) o el garaje de coches.

    Lo importante no es tener gran cantidad, sino con lo que realmente juegan

    Seguramente sería capaz de deshacerme de bastantes más cosas de las que he logrado despegarles, pero tampoco creo que pueda/quiera deshacerme de demasiadas cosas. Por el bien de los niños puede que fuese mejor, pero lo que tienen son objetos con los que realmente juegan y no veo la necesidad de separarles (sólo el de reducir la cantidad a recoger).

    Esta limpieza que he hecho hoy en la habitación, solemos repetirla unas 3/4 veces al año. Ayuda a los niños a ver con qué realmente juegan, qué les gusta y qué no.

    Me permiten añadir muchos mas juguetes a la caja cuando les explico para quién son; otros niños que no tienen tanta suerte como nosotros de poder pagar juguetes. Si fueran a la basura creo que no serían ni la mitad de generosos, y creo que yo tampoco.

    Ahora son fechas ideales para hacer la limpieza. Y aunque creo que seguro sabrás apreciarlas por ti mism@ te doy razones para animarte a hacerlo:

    • Creo que la mas importante es que haces feliz a un niño y le devuelves su uso a un juguete que de otro modo o se llenaría de polvo o iría a la basura en perfecto estado.
    • En todas partes hacen recogidas de juguetes y no es difícil encontrar dónde. Llama a tu ayuntamiento o al centro Cáritas mas cercano.
    • Tus hijos aprenden a prescindir de las cosas que no usan y apreciarán más las que tienen tanto por el hecho de saber que hay niños que no tienen tanta suerte como por el hecho de reducir su selección propia de juguetes.
    • Tus hijos vuelven a jugar con cosas olvidadas que estaban enterradas entre las que no usaban. Así el periodo antes de Navidad se hace mas entretenido y corto para ellos.
    • Cuando lleguen los Reyes la habitación se volverá a llenar, pero seguirá siendo controlable.
    • Si te animas y no sabes a dónde llevarlos, llama a tu ayuntamiento o a la sucursal de cáritas mas cercana. Seguro que te sabrán decir dónde. Y cuando lo sepas, comparte! Cuánta más gente pueda prescindir de juguetes, mas niños podrán disfrutar de la navidad.

    La sobrecarga de juguetes realmente es un problema de primer mundo; algo que en realidad no es un problema de primera necesidad. Pero creo que es algo muy triste que una parte de la población mundial/española tenga tanto y otra tan poco. Creo que no debemos sentirnos mal por tener mas o por haber nacido en mejores condiciones (no podemos cargar todos los problemas del mundo en nuestra espalda, sería un sin vivir) pero sí debemos colaborar en medida de lo que podamos precisamente valorando la suerte que tenemos. Limpiar una habitación de juguetes y escoger cosas que nuestros hijos no usan para regalarlas a otros menos afortunados no lo veo una tarea difícil.Y si todavía quieres colaborar mas, siempre puedes comprar juguetes nuevos para llevarlos a los centros de recogida, que también los aceptan encantados.

    Espero haberte animado a colaborar!
    Salud!

  • Niños

    Queridos Reyes Magos este año… mejor pasad de largo!

    Ay que bien estaría, pero también nos perderíamos la magia y la ilusión que vivimos a través de los niños. No, no. Mejor pasad y ya me apañaré con lo demás.

    Mi guía de supervivencia a la carta a los reyes magos

    Esta mañana he metido la punta de la nariz en los asuntos de los reyes magos & Co (& Co porque en casa seguimos también tradiciones alemanas demasiado largas de explicar) y casi salgo corriendo por patas. Me encantaría volver atrás en el tiempo y vivir en otra época; esa en la que el catálogo de juguetes no pasaba de las 10 páginas. He cogido de 2 tiendas distintas y… Por Dios! Ahora son del tamaño de la Biblia!

    Entrar en una tienda de juguetes es quedar tan abrumado de ofertas que al final del túnel, cuando estás en caja, te preguntan cómo te llamas y al igual les contestas con “Barbie”, “Nancy” o “Peppa Pig”. Y cada año me pasa igual; no sé si habré hecho y comprado lo correcto. Un año es demasiado, el otro me da la sensación que demasiado poco. Haga lo que haga salgo con dudas.

    Te encuentras con pilas de catálogos esperando en la entrada, pasillos tan llenos de cajas que apenas puedes andar y estanterías a rebozar hasta el techo que para coger algo tienes que pedir una grúa. Y no solo eso. En ciertas tiendas de juguetes además te empapan la nariz de un perfume horrible que te nubla los pensamientos hipnotizándote para que compres más (no sé si eso último es cierto, pero en Matrix no es descabellado). Los laberintos de juguetes son comprensibles a la tercera vuelta, pero encontrar algo mas concreto ya es otra ciencia a parte, porque cuando sabes que quieres comprar un tipo de juguete no te esperas encontrar 20 versiones distintas del mismo.

    Como no solo compro lo que los reyes & Co dejan en casa, sino que también lo que dejan en casa de algunos familiares, hay que comprar mas de un regalo por niño. Eso significa que a parte de nuestros requisitos, también tienen que cumplir los requisitos del familiar; tiene que ser algo “superchuli” y dentro de un límite económico. Eso para 4 niños de edades y preferencias distintas… supone un doctorado!

    Ir acompañada

    Los otros años siempre he ido sola a comprar, mas que nada porque Papa Kaos siempre trabaja en estas épocas. Este año he tenido la suerte de que tiene vacaciones y me ha acompañado en ese primer paseo por la tienda de juguetes para sufrir un poco en su propia carne lo que es el espíritu navideño visto de la perspectiva del esbirro de sus Majestades. Qué diferencia! Tanto para él como para mi.  Tener a alguien a quien soltarle los pensamientos en voz alta creo que marca una gran diferencia. He descartado cosas que creía buenas – y definitivamente no lo eran- he podido delegar decisiones de alta importancia, (cómo la de ¿Ironman o Spiderman?) tenía a quién mandar por algo concreto y un chófer para la cesta.

    No comprar todo en un solo día

    Hemos salido de la tienda con algunas cosas, pero no hemos comprado todo lo necesario para cumplir con la navidad. Pero lo veo muy muy positivo. ¿Por qué? Aunque eso signifique que quizás tenga que volver, también me ha permitido no comprar compulsivamente. He ido con la idea en mente de que tenía que volver si o sí, y al irnos en coche a casa me he dado cuenta que en realidad no quería mas juguetes, al menos por nuestra parte. También me ha permitido coger catálogos que ahora utilizaré como referencia para otros regalos que sean necesarios.

    Limitar el tipo de juguetes

    Los criterios en cada casa son distintos, pero en la nuestra incluso los reyes deben acatar ciertas normas. Son muy practicas para reducir un poco el contenido de las 210 páginas (en serio, son 210) del catálogo, junto con la clasificación por edad y los límites económicos. Establecer ese tipo de reglas mejoró la calidad de juguetes que tenemos en casa además de reducirlos.

    No entran más o desaparecen:

    • Armas: pistolas, metralletas y escopetas – no vivimos en épocas de cazador/recolector y no veo utilidad a ese tipo de artefactos.
    • Armatostes: juguetes de gran tamaño – tenemos algunas y no tenemos el espacio para guardar más
    • Sinónimos: juguetes que ya tenemos pero en otro color – en casa no entran más bebés muñeca ni cochecitos de paseo porque con una por cabeza tienen suficiente.
    • Decoraciones: juguetes que no sirven para mucho y solo ocupan espacio como peluches.

    A sus Majestades les sugerimos con delicadeza que los juguetes más utilizados y apreciados son

    • consumibles: botes de plastilina, Hama Beads, colores… Siempre se usan, fomentan creatividad y se gastan mucho
    • de simulación: doctor, familia, trabajo… quieren ser mayores y juegan entre ellos. Les relaciona y aprenden a convivir.
    • Construcción y multiusos: LEGO, Bunchems… se utilizan una y otra vez para construir y crear cada vez de cero.
    • multijugador: Juegos de mesa, cartas… Les une y les fuerza a saber ganar y perder
    • Estrellas de series. Ironman, Elsas y Peppa tienen ciertos pases en según qué tipo de cosas.

    Dentro de estos márgenes dejamos que los niños escojan lo que les gusta. Cuando escogen algo que no entra dentro de los márgenes o que no queremos que tengan, simplemente les explico que los reyes magos también hablan conmigo y saben lo que preferimos no tener.

    Menos cantidad de juguetes

    También intentamos no regalar demasiado nosotros y dejarlos para que los reyes lo dejen en casa de familiares. En casa nos suelen llevar los regalos el 24 lo que en España supongo hace el Papá Noel (en Alemania  es el Christkind), y les lleva 1 juguete o tipo de juego, pero varios paquetes para que parezca que hay mucho. Esos paquetes suelen contener cosas que realmente necesitan o que les irá bién: zapatos, pijamas, jabón o colonias, material escolar, bolsas o mochilas. Total, lo divertido es ver muchos regalos y abrir uno tras otro tras otro a velocidades de la luz. Los niños entran en una especie de trance a la que empiezan a abrir paquetes. No se dan cuenta de lo que abren. Cuando vuelven a estar “presentes” con tener un juego con el que entretenerse les basta. Lo aprecian mas que si tienen 20 de distintos y no saben por donde empezar o no pueden jugar demasiado tiempo porque ya quieren jugar con el siguiente.

    Regalos que realmente les importan

    Por ese motivo me importa mas la calidad que la cantidad. Prefiero juguetes que realmente llenen sus corazoncitos con ilusión que la habitación de trastos. Para poder conseguir ese “juguete de alto valor” hay que filtrar y saber qué es lo que realmente les gustaría tener. Para ello hay que limitarles la selección. Pero.. ¿Cómo?

    Muy simple!

    En mi caso les he dado el catálogo de juguetes junto con 5/10 gomets o pegatinas. Estos gomets son los juguetes que les dejo escoger. Ni uno mas. Tienen que administrarlos. Como todavía son pequeños no entienden de dinero y aunque lo entendieran, no entenderían que los reyes magos no tienen una gallina de huevos de oro.

    Al tener solo esas pocas pegatinas deben priorizar los regalos que de verdad, de verdad les importan. Se acabó lo de tener medio catálogo en su carta y en realidad no querer ninguno de los listados.

    Enfocarlo de forma distinta

    Lo que  se pierde de vista es de qué trata en realidad la navidad: de comer todo lo que se pueda antes de entrar de nuevo en la operación Bikini…

    Ehm… y a parte de eso, en pasar tiempo en familia y disfrutar del tiempo juntos, que, por muy cutre y típico que suene, es de lo que de verdad debería ir la Navidad en todas las casas.

    Espero que sobrevivas sin traumas los preparativos para estas fiestas!

  • Familia / Niños

    Calendario de Adviento

    Maldita sea! Cómo pasa el tiempo!

    Estas tranquilamente bañándote en la piscina, te das media vuelta y de repente te encuentras a 2 días de diciembre y con las cosas por hacer. ¿Dónde han ido los días?

    Al darme cuenta hoy de la fecha, me he puesto en marcha. Como siempre casi al último minuto. Aunque sólo casi.

    Hoy es 29 de Noviembre. En 2 días empezamos la época de Adviento y eso lleva a la tradición de tener listo el calendario de cuenta atrás hasta el día de navidad.

    El año pasado me lo curré bastante, porque tuve mas tiempo que este año… Véanse los arbolitos y la galletita de Jengibre.

    Ahora con un bebé nuevo en casa, tengo la excusa perfecta para decir que no tengo tiempo y aplazar las cosas hasta el límite. Eso no necesariamente es cierto, ya que priorizando y organizando una puede con todo, es simplemente que este año no tengo tanto afán por hacer obras maestras. En lo que a calendarios se refiere prefiero cumplir y dedicar el tiempo a otro tipo de proyectos. Total, lo que les importa a los niños son los contenidos y no el diseño.

    Oye! Esto no es una tradición española…. pues no! Pero a los niños les hace ilusión, ¿a que sí?

    De momento en casa los únicos en tener calendario son los niños, quizás el año que viene me lo curre más y le prepare uno a papa kaos. El problema está en que luego hay que mantener los estándares, y eso ya es mas complicado…

    El calendario de este año ha sido muy minimalista en cuanto a diseño, pero cumpliendo en todo momento su funcionalidad.

    Material

    • Sobres de colores
    • Pinzas de madera
    • Hilo

    Contenidos

    • Pulseras y collar para las niñas
    • Canicas
    • Coche de juguete
    • Lápiz de colores Xen1
    • Toalla comprimida (de esas que al poner-se en agua se abren)
    • Galletas “monodosis”
    • Guantes infantiles
    • Pelotas saltarinas
    • Chocolate Kinder
    • Huevos Kinde

    Instrucciones

    Mi procedimiento no tiene mayor dificultad. Anoto en un papel los números del 1 al 24 y voy escribiendo que meter en cada sobre. Este paso lo hago más que nada para no tener 2 días consecutivos o demasiado juntos algo igual, de ese modo queda mas repartido. Sólo falta escribir en los sobres los números del 1 al 24 y rellenarlos con el “regalito” correspondiente. Al acabar cerrarlo – si sois muy desconfiados podéis hacerlo con celo – y engancharlo en el hilo con la pinza.

    Como se vé en el video nuestro calendario es vertical. Más que nada porque no tengo 6 ganchos en la pared para colgarlos en horizontal (pero sí 4 para colgarlos en vertical) y de ese modo llegan ellos. Las pinzas son grandes o pequeñas en función del peso del contenido del sobre.

    Os dejo aquí el video resumido de las stories de este día para que podáis entenderlo mejor:

     

    Cómo idea de última hora; ideal! Poco trabajo y me ha costado 1,85 (1 euro los sobres, 85cts las pinzas) a lo que hay que añadir los contenidos.

    A los niños les está encantando, aunque por lo visto tienen decepciones cuando no contiene chocolate; pero nada traumatizante  porque se les pasa bastante rápido.

    Resumido: ¡Un hurra! por por hacer algo de buena madre aunque sea en último momento y un hurra por las 24 mañanas de alegría que se llevan los peques!

  • Entretenimientos

    Ciencia para niños: Pasas (lentejas) saltarinas

    Lo divertido de los niños es que todo lo descubren de nuevo. Cosas que nosotros damos por sentado, ellos todavía no las comprenden y lo ven algo nuevo y fantástico.

    Por ese motivo me gusta tanto el día “científico” de nuestras actividades semanales. Esta vez no fue menos. Los niños sacaron un “palito” científico en el que se leía “pasas saltarinas”. Bueno! ya por el nombre se rieron.

    Se trata de un experimento muy sencillo en el que los niños ven el efecto de las burbujas de gas en el agua con algo que pesa relativamente poco.

    Materiales

    • 2 vasos transparentes – si posible altos
    • agua del grifo
    • agua con gas
    • pasas u otros objetos de peso ligero.

    Instrucciones

    Ponemos en un vaso el agua con gas y en el otro el agua sin gas. Ahora viene el momento ¡aha! cuando metemos pasas en ambos vasos. Nosotros hicimos primero el sín gas y luego pasamos a las saltarinas, pero creo que no importa el orden para ellos.

    Las burbujitas del gas hacen que las pasas (que deberían ser de tamaño pequeño para que funcione) suban y una vez arriba vuelvan a bajar. En nuestro caso solo reaccionaron 2 de las 4 o 5 que tiramos debido al peso, pero eso sólo nos ayudó a tener más tema de conversación del porqué pasaba eso.

    Para que sea realmente un experimento en el que los niños puedan aprender algo, lo mejor es hacerles preguntas o que las hagan ellos.

    ¿Por qué suben las pasas? ¿Porqué vuelven a bajar? ¿Que pasa si….?

    Además se puede jugar con la observación…

    ¿A medida que pasa el tiempo, las pasas suben y bajan igual de rápido (al mismo ritmo)?

    ¿Qué pasa si tiramos arroz? ¿Y lentejas?

    ¿Qué pasa con las burbujas una vez llegan arriba?

    ¿Y si mezclo el agua con el dedo?

    Deja que tus hijos se contestan “solos” las preguntas toqueteando y practicando con lo que tienen delante. Es la mejor forma en la que pueden aprender, y los materiales utilizados no son nocivos para ellos.

    Conclusión

    Ha sido un experimento corto, pero bastante entretenido de ver y descubrir. Incluso un rato después de acabar (lo dejamos todo dónde estaba y fuimos a merendar) los niños volvieron a la mesa a ver qué pasaba con las lentejas y las pasas, removiendo el agua y observando su reacción.

    Con este experimento no estarán ocupados durante una hora como con otras actividades, pero sí lo seguirá estando su cabecita una vez acabado el experimento. Así que la misión del día científico queda cumplida y ha dado su fruto.

    Otro experimento que volveremos a repetir seguro.

     

  • Entretenimientos

    Actividades para niños: Pintar piedras

    Si has leído mi entrada sobre entretenimientos de verano ya sabrás que uno de mis propósitos para esta época del año, en la que los niños están más tiempo en casa y que hace más calor y sol para estar en el exterior, nos hemos propuesto hacer distintas actividades para que los peques no se aburran y podamos pasar tiempo de calidad juntos.

    Aunque por falta de tiempo y algún que otro imprevisto no hemos podido seguir a diario nuestra “agenda” de actividades, si vamos haciendo las que más apetecen a los niños.

    Con niños muy pequeños es de esperar un poco de “pintura a la fuga”

    Una que, curiosamente, les hacía mucha ilusión era la actividad de pintar piedras! Sí, sí! Parece una tontería pero esta entrada va sobre… PINTAR PIEDRAS!

    Así que no se la quise aplazar más -además teníamos todos los materiales necesarios en casa- y nos pusimos manos a la obra.

    Es una actividad TAN sencilla! Pero estuvieron – y no exagero – 2 horas entretenidos sin decir ni pío. Eso sí, si tus hijos son pequeños, mejor dejarlos pintar desnudos/en bañador (siendo verano tampoco apetece otra cosa) que siempre será más fácil limpiarlos y mantener bajo control las “fugas de pintura” 🙂

    ¿Qué necesitamos?

    • Pintura infantil – Nosotros utilizamos la de la marca Jovi
    • Pinceles – Los nuestros eran de un tamaño grande, si quieres que dure más el entretenimiento no puede ser malo utilizar de más pequeños.
    • Piedras – En nuestro caso eran relativamente grandes ya que aprovechamos de las que teníamos en el jardín de casa.
    • Cepillo – Ayuda a quitar restos de arena, tierra y suciedad de las piedras.
    • Bote de agua – Para limpiar el pincel al cambiar de colores
    • Laca en spray transparente – Este es opcional. Más que nada para cubrir la pintura, una vez seca para que sobreviva la siguiente lluvia. Nosotros no utilizamos – a propósito – y al primer diluvio se fué toda la pintura.

      Los niños estuvieron un buen rato entretenidos

    Procedimiento

    Escoger las piedras ya fue un procedimiento de por sí. Cada uno tenía una idea clara de qué pintar en su piedra así que pudimos buscar piedras que se ajustaran a sus necesidades.

    Una vez encontradas las piedras tuvieron su trabajo cepillando los restos de tierra que las cubrían. No las lavamos porqué no queríamos esperar a que se secaran, pero con el cepillo fue suficiente.

    Y ya solo faltaba entregar un pincel a cada uno y dejarles tiempo y espacio para liberar su inspiración.

    Conclusión

    Es una actividad que pueden realizar a partir de unos 2 años  – nuestra pequeña tiene 2 recién cumplidos y… su creación es la piedra naranja – primero pintaba con demasiada agua peró se animó tanto a utilizar el color que vació el bote junto a su hermana…

    Pero, al final cada uno pintó más de una piedra y, si les hubiera dejado, creo que ahora mismo tendríamos un jardín lleno de piedras de colores. Hace una semana desde la actividad y siguen pidiéndome pintar más piedras. Supongo que será algo que tendremos que repetir a lo largo de estas vacaciones.

    ¿Has pintado alguna vez piedras con tus hijos? ¿Qué les pareció?

  • Limpieza y organización / Productos naturales

    Nueces de lavado – limpieza 100% natural

    Los productos de limpieza que utilizamos hoy en día son, en gran parte, químicos. Son efectivos, huelen de maravilla, pero vienen con unos contras que en los últimos años, en mi caso, han ganado mas peso que todos los puntos a favor.

    Como madre cada vez me interesa mas saber que llevan mis alimentos, de dónde vienen, que llevan mis productos de higiene y que efectos secundarios tienen y… como puedo ser mas respetuosa con mi entorno y el medio ambiente para que mis hijos no vivan en un vertero global. No te voy a engañar, no estoy al 100% en todo, pero sí miro de contribuïr en todo lo que puedo.

    Por ese motivo me interesé por formas de hacer la colada que fueran respetuosas con la piel (por la piel atópica de la mayor), útiles para los pañales de tela (que en aquel momento utilizaba con la mas pequeña y ahora utilizo para quitar el pañal de noche a las dos), que fueran ecológicas y, un factor que creo también tiene importancia, que fueran económicas.

    Una de las opciones que encontré fueron las nueces de lavado. Un remedio natural utilizado en la india por cientos de años.

    ¿Qué son?

    Las nueces de lavado son el fruto del árbol Sapindus Mukorossi también conocido como “árbol de jabón”. La cáscara de estos frutos contiene saponina; un tipo de jabón.

    Cuando esta saponina entra en contacto con el agua caliente crea una sustancia jabonosa que se puede utilizar como agente limpiador, ya que penetra las fibras de la ropa y se lleva al agua la suciedad. No genera espuma, pero que no te engañen, aunque estemos programados para pensar que cuanta más espuma mejor efecto limpiador, eso no es cierto.

    Son una forma muy suave de lavar por lo que son ideales para personas con piel atópica, eczema, psoriasis o cualquier otra sensibilidad en la piel e ideales para lavar pañales y compresas de tela ya que no reducen el efecto absorbente de estos.

     

    ¿Cómo utilizarlas?

    Las nueces de jabón se pueden utilizar de varias formas:

    Bolsita con nueces de jabón

    Directamente en la lavadora

    Se pueden utilizar directamente siempre y cuando lavemos la ropa caliente. Según lo que he encontrado, unos 45Cº/50Cº.

    Para ello basta con poner de 4 a 8 nueces de lavado en el saquito adjunto. Suele haber indicaciones de la cantidad en el envase según tengas agua dura o blanda y si tu ropa está muy sucia o no.  Esta bolsita la introduciremos directamente en la lavadora. Una vez finalizado el ciclo podemos iniciar uno nuevo y reutilizarlas directamente o dejarlas secar fuera de la lavadora.

    Para liberar la saponina, se requiere de agua caliente. Si utilizas un ciclo de lavado frío, basta con dejar las nueces en agua caliente durante unos 5 o 10 minutos antes de lavar la ropa. Eso liberará la saponina y te hará el mismo efecto.

    Se pueden reutilizar hasta que quedan de un color grisáceo y una textura muy blandita. Suele ser alrededor de unos 10 lavados, dependiendo de la temperatura y calidad del agua.  También puedes utilizarlas 2 o 3 veces y luego dejarlas secar para aprovecharlas y hacer…

    Jabón líquido

    Las nueces de jabón

    Si no te gusta la idea de dejar las nueces en el tambor de la lavadora, o simplemente eres mas de utilizar el cajón de detergente y personalizar el perfume de tu ropa, puedes utilizar las nueces para hacer detergente líquido.

    Existen ya muchas recetas en internet sobre como hacer el jabón líquido con nueces de jabón, pero aquí te dejaré la que habitualmente utilizo yo.

    Ten en cuenta que el jabón líquido esta libre de conservantes y dejará de ser útil a las 2 semanas aproximadamente. Si quieres aguantarlo un poco mas te recomiendo que lo guardes en la nevera. Otra forma de conservarlo es congelarlo en forma de cubitos y poner unas 2 unidades en cada lavadora. No lo he probado nunca, pero tiene que resultar extraño lavar con cubitos!

    Lo que debes saber antes de comprar

    Saco de nueces

    Puntos positivos

    • Las nueces de lavado son una forma de lavar bastante económica. En amazon 1kg te puede salir alrededor de unos 11 euros. Con eso tienes para hacer unas cuantas lavadoras – mas o menos la colada de un año.
    • Son multiusos! No solo sirven para el lavado de la ropa. También puedes utilizarlas en tu higiene diaria (champús de pelo) y en la limpieza del hogar (para limpiar el suelo, los cristales o lavar los platos por ejemplo)
    • Si te basta con las nueces en la lavadora no tienen gran complicación.
    • No generan residuos. Son aptas para el compostage!
    • Son aptas para lavar pañales de tela ya que no llevan perfumes ni suavizantes que eviten la absorbción.

     

    Puntos negativos

    • Aunque puedes añadir unas gotas de aceite esencial a tu jabón líquido o vinagre perfumado como suavizante de ropa, no va a tener ese olor tan intenso que te dejan los detergentes químicos a los que tanto te has acostumbrado. Las nueces de jabón no desprenden olor alguno y lo único que vas a oler va a ser el aceite esencial.
    • La ropa queda límpia, pero los blancos pueden coger un color grisàceo a lo largo del tiempo. (siempre puedes lavarlas añadiendo un poco de percarbonato para evitarlo)
    • Desde hace décadas hemos relacionado el efecto espumoso del jabón como agente de limpieza. Aunque las nueces de lavado limpien y laven bien, el efecto espuma queda ausente. Al principio cuesta acostumbrarse.
    • Siempre hay que buscar la bolsita de nueces dentro de la colada, sobretodo si luego se pone la ropa en la secadora.

    Aunque quizás los puntos negativos te hayan desanimado un poco piensa que son un método bastante efectivo y sobretodo natural. Si ya vienes de otro método natural de lavado puede que incluso más de lo que ya estés utilizando.

    ¿Sabes algún uso más para las nueces de lavado?