Cargando
  • Organización

    Los beneficios de levantarse temprano

    Creo que el mundo se puede dividir en dos tipos de personas: los que se levantan temprano y los que se despiertan tarde.

    No sé tú, pero a lo largo de mis casi 32 años he pasado por los 2 tipos. Durante los años escolares me levantaba temprano para estudiar y hacer deberes; en épocas de trabajar y jugar al pc me acostaba/levantaba tarde y ahora, con título de mamá, he vuelto a pasar a ser de las mañaneras.

    Soy de mente abierta y no creo que realmente levantarse temprano sea algo para todo el mundo; somos seres de capacidades, mentalidades y cuerpos distintos y no deberíamos meternos todos en el mismo cajón. Pero según éste artículo de Forbes los mañaneros tienen varias ventajas a los que les gusta dormir un rato más: Son proactivos, sacan mejores notas, se organizan mejor, se anticipan a problemas, se cuidan mas (ejercicio y sueño), son mas optimistas, llegan al trabajo mas relajados porque no se encuentran con la multitud y pasan mas tiempo de calidad por la tarde con sus hijos porque ya lo tienen todo hecho.

    En este artículo sobre estadísticas en el Business insider también habla de beneficios como menos estrés, menos malos hábitos y tiempo para seguir tu pasión entre otros. Suena todo muy bién, ¿verdad?

    Estas vacaciones me han sacado un poco de mi rutina habitual. Me acostaba temprano y me levantaba bastante tarde. ¿Durante las vacaciones? ¿Porqué no? Pero de vuelta a la rutina esto se acabó! No porque quiera, sino que el tiempo es limitado, Papakaos trabaja fuera de casa y el día va pasando mientras me despisto en todo lo demás. Tengo que atender unos horarios y dedicar ciertas horas al día a tareas concretas (trabajo, casa, taxi de los niños…). No quiero empezar el día atrasada en todo. Es cansino. Mas cansino que levantarse temprano.

    Si con todo lo de Forbes y Business insider todavía no quedas convencid@, aquí te dejo MIS razones por las que merece la pena levantarse temprano.

    Mis razones para levantarme temprano

    1.La tranquilidad.
    Creo que es una de mis principales razones. A las 5 de la mañana TODA la casa está en silencio. Se podría escuchar caer un alfiler en el otro lado de la casa sin problemas. SILENCIO! Algo que no disfruto a lo largo del día porque tengo esos pequeños loritos a mi alrededor (son adorables, pero no me escucho los pensamientos). Es algo asombroso y ese ratito no tiene precio.

    2. Planificación
    Al levantarme temprano tengo la posibilidad de planificar el día que tengo por delante. Junto con mi Bullet Journal puedo tener las cosas importantes bajo control y si hay algo de lo que me he olvidado tengo unas horas de margen para intentar solucionarlo. La planificación me ayuda a de tener mis trabajos y tareas al día sin necesidad de ir al último minuto en todo.

    Practicar yoga por la mañana me despierta el cuerpo y la mente
    Practicar yoga por la mañana me despierta cuerpo y mente

    3. Deporte
    Lo primero que hago cuando me despierto es mi pequeña sesión de yoga. ¿Porqué? Porque creo que es la mejor forma de despertar mi organismo. Es un ejercicio muy personal y en cierto modo una forma de meditación y autoconocimiento. Permite que me despierte poquito a poco llenando mi cuerpo de oxigeno y poniendo todas las partes en su posición correcta (no veas todos los “cracks” que oigo al hacer mi pequeña rutina). Pero no tiene que ser precisamente yoga lo que te despeje la cabeza por la mañana. Puede que para tí sea salir a pasear o a correr, ir al gimnasio o darle caña al hoola hoop. Practicar cualquier tipo de deporte por la mañana acelera el metabolismo (quemas mas calorías a lo largo del día, aúnque solo estés sentado en una silla), activa la circulación, mejora la energía mental y física, mejora el sueño (porque llegas al final del día con una fatiga distinta y tienes mejor calidad de sueño) … bueno, creo que todos sabemos lo bueno que es hacer deporte, ¿verdad?

    4. Avanzar tareas
    Hay ciertas tareas que se pueden hacer a lo largo del día, pero que si se hacen justo en esas horas silenciosas pueden dar mas de sí. Yo habitualmente aprovecho para cocinar el almuerzo, hager una limpieza cronometrada de cierta habitación, escribir en el blog, poner a secar la colada (la pongo por la noche para que arranque automáticamente a las 4 y así está acabada para cuando me levanto) y duchar y vestirme para poder desayunar con los niños o ayudarles a avanzar en sus mañanas. Son tareas que si las dejo para “luego” me siguen y acaban atrasando otras tareas que considero mas oportunas.

    5. Meditación
    Aunque siempre que hablo de meditación me siento un poco… ¿pirada? creo en sus efectos positivos sobre el ser humano. Esos 5/10 minutos de autoconocimiento me ayudan a empezar el día con mas calma y paciencia. La meditación reduce el estrés y sus efectos positivos sobre la salud los puedes encontrar repartidos en todo internet. La meditación se mejora con la práctica, y cuanto mas se practica (no en minutos, sino en días) mas efectiva es.

    6. Autosuperación
    ¿Sabes aquel “yo” vago que deambula por tu mente y te intenta convencer de que apagues el despertador, te des media vuelta y sigas durmiendo? Es tentador como un dulce! ¿Sabes la satisfacción que siento después de superar a esa tentación mental? Puedo asegurarte que soy procrastinadora en la mayoría de las cosas. Incluso cuando estoy cocinando! Soy de las que no limpia mientras cocina, por ejemplo. Pero superar a diario esa parte de mí que no quiere empezar el día temprano me genera una autosatisfacción enorme. Es un logro cada día!

    7. Productividad
    No solo el deporte hace que madrugar sea algo productivo. Es a primeras horas de la mañana cuando estoy más consciente y efectiva! Hago más en menos tiempo, sobretodo si se trata de trabajo mental. A medida que pasa el día aumenta mi cansancio, la fátiga de decisiones y pierdo más rápido la paciencia. Ahora dirás… ” pero eso también te puede pasar si te levantas a las 8!” Si! no te lo niego, pero como madre aprovecho esas horas matutinas para hacer tareas que requieran de mucha concentración, básicamente porque a partir de las 6/7 de la mañana tengo a 4 pequeños monstruos a mi alrededor que requieren de mi atención y no permitirán que me siente a hacer algo que no tenga que ver con ellos.

    8. Sentimiento de control
    Todos los demás puntos me dan algo muy valioso aunque sea, a veces, cierto tipo de ilusión. Me dan la sensación de que me queda algo de control sobre mi vida. Claro está que siguen pasando cosas fuera de mis alcances que no puedo alterar, pero al menos lo que estaba en mi mano ha sido atendido. No paso el día sin propósito. Tengo unas misiones que cumplir y un plan para hacerlo. No se puede ganar una “batalla” sin plan. Verdad?

    9. Ver como despierta el día
    Algo que no vé todo el mundo, sobretodo en verano, es cómo se despierta el día. Como alzan el vuelo las gaviotas, se paran las luces de la calle o cómo se levanta el panda! si! [esa misma cara se me quedó esta mañana cuando he leído esto último. Lo dejo ahí para que tengas otra muestra de porqué no se me da bien hacer las cosas por la noche. 🙂 Parece que escribo en sueños]
    Para volver al tema… notar como esa casa tan silenciosa va despertando y van apareciendo pequeños ruidos alrededor es un acontecimiento en sí. En verano salir fuera y ver como todo mi alrededor se va poniendo en marcha me hace sentir muy agradecida por poder experimentarlo. Incluso los días de lluvia los disfruto al ver como de ser solo un sonido pasa a ser algo visible por la ventana.

    10. Es mí momento del día
    Me siento ese momento como mí momento del día, me pertenece. Los días que no puedo tener esos momentos para mí porque me he dormido, porque los niños se despiertan antes de hora o simplemente porque papa kaos no puede dormir más empiezo el día de mal humor. Me descoloca mi rutina, me ralentiza y me rompe la calma. Les quiero, no me malinterpretes, pero necesito ese tiempo para poder quererles y quererme de la mejor manera que me sea posible.

    Cómo empezar

    Por todos estos motivos me levanto temprano y te animo a que lo pruebes. ¿A que me refiero con temprano? En mi caso es a las 5. Es mi hora personal con la que me siento cómoda. Creo que cada uno debe encontrar su horario y su forma de gestionar el día. Decide por ti mism@ cuánto tiempo necesitas para hacer lo que necesites hacer. Quizás necesites levantarte un poco antes que los niños para tener tu momento de tranquilidad o simplemente necesitas esa media horita para empezar un nuevo hábito como un deporte o aprender un idioma.

    Si quieres cambiar tu rutina no te aconsejo que intentes despertarte temprano de golpe. Será mas efectivo si lo haces poquito a poco. Para ello te sugiero uno de los siguientes 2 métodos.

    a) Empieza con ponerte el despertador 15 minutos antes de tu hora actual. Una vez te hayas acostumbrado a levantarte esos 15 minutos antes, vuelve a ponerte el despertador 15 minutos antes (ahora ya tendrás 30 minutos de ventaja!!!) y así sucesivamente hasta que te sientas en tu hora ideal.

    b) Hacerlo a la japonesa. Los japoneses son conocidos por conseguirlo nuevos hábitos sin esfuerzo pero con constancia y perseverancia. Eso lo consiguen a bocaditos. En este caso lo conseguirías adelantando tu despertador un minuto al día! Ese minuto apenas lo notarás pero en un mes te levantaras 30 minutos antes de tu hora actual. Y sin esfuerzo alguno! ¿Que te parece?

    Nota importante

    Levantarte temprano no significa que debas dormir menos, simplemente significa que debes mover tu “bloque” de horas de sueño. Tu propio cuerpo ya te lo hará saber y seguramente irás a dormir antes, pero si no lo haces y estas intentando forzarte, no lo hagas. Tu cuerpo y mente necesitan esas horas de sueño y quitárselas solo hará que tu humor y rendimiento vayan a peor, a parte de hacerte mas sensible a tu entorno. Las personas que consiguen lo que se proponen, en su mayoría no lo hacen a costa de horas de sueño sino simplemente con mejor organización y acostándose y levantándose antes que los demás 😉

    Hasta aquí voy a dejar el tema de este post, porque si sigo puedo llenarte un libro con el tema, así que espero que mis razones te animen a dar un cambio a tu rutina matutina y que los 2 últimos consejos te ayuden a conseguirlo sin retorno.

    Saludos!

    Comparte!
  • Quizás también te interese

    No Comments

    Leave a Reply