Ecodescubrimiento #2; bolsas de verdura reutilizables

Resultado de imagen de bolsas de supermercado reutilizables

Hace ya tiempo que utilizo las bolsas reutilizables de supermercado para la compra.

Como comémos mucha fruta y verdura, para transportarla utilizo una caja de plástico que me dieron en la propia tienda. Si váis a comprar vuestros productos frescos en una verdurería como yo seguro que si les pedís una os la regalan porque después de vaciarla ellos las tienen que tirar. ¡Es un derroche enorme! Todo ese plástico que podría rellenarse de nuevo hasta romperse resulta que tras un uso va directo al contenedor. Bueno, yo cuando me enteré aproveché la ocasión y me quedé con 4 iguales. 1 para el coche (para llevarla siempre conmigo cuando voy a comprar verduras) y las otras 3 para separar nuestra basura de recilaje (contenedor amarillo, verde y azúl). Así que ahora evito ir con 2 bolsas y voy con la caja.

Pero para completar mi imagen “verde” de comprar necesitaba sustituír también las bositas de plástico que utilizamos para poner la verdura antes de pesarla. Con las verduras y frutas como aguacates, plátanos o cebollas ya no cogía. Incluso si sólo necesitaba 4 kiwis los ´ponía libres en la cesta o el carro para no tener demasiadas bolsas. Pero aún así las 15 manzanas no podía llevarlas una a una así que acababa utilizando cada vez como 5 o 6 bolsas que sólo servían para los 10 minutos del viaje de la tienda a casa.

He intentado reutilizarlas en varias ocasiones pero es un tamaño que a mí en casa no me sirve porque todo lo demás lo tengo en reutilizable o no utilizo.

Así que hace como un año que tengo en mente substituír las bolsitas de plástico por reutilizables. La idea me vino un día buscando inspiración en Pinterest y me pareció lógico. Utilizamos esas bolsas sin pensar y, como ya dicho en mi caso, de la tienda a casa!

Así que miré Amazon pero pensé que quizás podría encontrar una alternativa DIY.

Y no tardó en aparecer. Pocas semanas después, al acortar las cortinas de la habitación de los juguetes, me sobró un montón de tela ideal para la ocasión. Pero de esto hace…pués eso, casi un año!!

 

Y ¡HOY! he hecho esas bolsas de comestibles reutilizables. Por fín me he tomado el momento para sacar la máquina de coser y ponerme a trabajar. He tardado unos 30 minutos (y eso que no tengo ni idea de utilizar la máquina ;-D)… Además he tenido una pequeña ayudante que apretaba el pedal y que ha aprendido un poco sobre la relación entre su mano (porque con el pie no llegaba) y la velocidad de la máquina 🙂 Se lo ha pasado bién, aunque ha durado poquito 😉

 

Creo que han quedado ideales y además voy a sentirme bien utilizándolas.
Sólo con estas bolsas creo que le ahorro al planeta una bolsa de basura entera de bolsitas de plástico (como mínimo) por año. Soy de pensar que el conjunto de pequeños gestos también puede motivar grandes cambios.

Seguiré en busca de mejoras para reducir nuestro lastre al planeta. Sé que para una familia de 5 el movimiento “Zero Waste” es difícil de conseguir, pero eso no significa que sea imposible. Vamos a vivir “en verde”.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Domingo de llúvia - Mama Kaos
  2. Una semana para mis niños - Mama Kaos

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*