Cargando
  • Entretenimientos

    Ciencia para niños: Pasas (lentejas) saltarinas

    Lo divertido de los niños es que todo lo descubren de nuevo. Cosas que nosotros damos por sentado, ellos todavía no las comprenden y lo ven algo nuevo y fantástico.

    Por ese motivo me gusta tanto el día “científico” de nuestras actividades semanales. Esta vez no fue menos. Los niños sacaron un “palito” científico en el que se leía “pasas saltarinas”. Bueno! ya por el nombre se rieron.

    Se trata de un experimento muy sencillo en el que los niños ven el efecto de las burbujas de gas en el agua con algo que pesa relativamente poco.

    Materiales

    • 2 vasos transparentes – si posible altos
    • agua del grifo
    • agua con gas
    • pasas u otros objetos de peso ligero.

    Instrucciones

    Ponemos en un vaso el agua con gas y en el otro el agua sin gas. Ahora viene el momento ¡aha! cuando metemos pasas en ambos vasos. Nosotros hicimos primero el sín gas y luego pasamos a las saltarinas, pero creo que no importa el orden para ellos.

    Las burbujitas del gas hacen que las pasas (que deberían ser de tamaño pequeño para que funcione) suban y una vez arriba vuelvan a bajar. En nuestro caso solo reaccionaron 2 de las 4 o 5 que tiramos debido al peso, pero eso sólo nos ayudó a tener más tema de conversación del porqué pasaba eso.

    Para que sea realmente un experimento en el que los niños puedan aprender algo, lo mejor es hacerles preguntas o que las hagan ellos.

    ¿Por qué suben las pasas? ¿Porqué vuelven a bajar? ¿Que pasa si….?

    Además se puede jugar con la observación…

    ¿A medida que pasa el tiempo, las pasas suben y bajan igual de rápido (al mismo ritmo)?

    ¿Qué pasa si tiramos arroz? ¿Y lentejas?

    ¿Qué pasa con las burbujas una vez llegan arriba?

    ¿Y si mezclo el agua con el dedo?

    Deja que tus hijos se contestan “solos” las preguntas toqueteando y practicando con lo que tienen delante. Es la mejor forma en la que pueden aprender, y los materiales utilizados no son nocivos para ellos.

    Conclusión

    Ha sido un experimento corto, pero bastante entretenido de ver y descubrir. Incluso un rato después de acabar (lo dejamos todo dónde estaba y fuimos a merendar) los niños volvieron a la mesa a ver qué pasaba con las lentejas y las pasas, removiendo el agua y observando su reacción.

    Con este experimento no estarán ocupados durante una hora como con otras actividades, pero sí lo seguirá estando su cabecita una vez acabado el experimento. Así que la misión del día científico queda cumplida y ha dado su fruto.

    Otro experimento que volveremos a repetir seguro.

     

    Comparte!
  • Quizás también te interese

    No Comments

    Leave a Reply