Cargando
Browsing Category:

Niños

Tengo 4 así que tengo mucho que contar sobre esos pequeños seres que nos invaden el corazón y nos acaban la paciencia

  • Niños

    Queridos Reyes Magos este año… mejor pasad de largo!

    Ay que bien estaría, pero también nos perderíamos la magia y la ilusión que vivimos a través de los niños. No, no. Mejor pasad y ya me apañaré con lo demás.

    Mi guía de supervivencia a la carta a los reyes magos

    Esta mañana he metido la punta de la nariz en los asuntos de los reyes magos & Co (& Co porque en casa seguimos también tradiciones alemanas demasiado largas de explicar) y casi salgo corriendo por patas. Me encantaría volver atrás en el tiempo y vivir en otra época; esa en la que el catálogo de juguetes no pasaba de las 10 páginas. He cogido de 2 tiendas distintas y… Por Dios! Ahora son del tamaño de la Biblia!

    Entrar en una tienda de juguetes es quedar tan abrumado de ofertas que al final del túnel, cuando estás en caja, te preguntan cómo te llamas y al igual les contestas con “Barbie”, “Nancy” o “Peppa Pig”. Y cada año me pasa igual; no sé si habré hecho y comprado lo correcto. Un año es demasiado, el otro me da la sensación que demasiado poco. Haga lo que haga salgo con dudas.

    Te encuentras con pilas de catálogos esperando en la entrada, pasillos tan llenos de cajas que apenas puedes andar y estanterías a rebozar hasta el techo que para coger algo tienes que pedir una grúa. Y no solo eso. En ciertas tiendas de juguetes además te empapan la nariz de un perfume horrible que te nubla los pensamientos hipnotizándote para que compres más (no sé si eso último es cierto, pero en Matrix no es descabellado). Los laberintos de juguetes son comprensibles a la tercera vuelta, pero encontrar algo mas concreto ya es otra ciencia a parte, porque cuando sabes que quieres comprar un tipo de juguete no te esperas encontrar 20 versiones distintas del mismo.

    Como no solo compro lo que los reyes & Co dejan en casa, sino que también lo que dejan en casa de algunos familiares, hay que comprar mas de un regalo por niño. Eso significa que a parte de nuestros requisitos, también tienen que cumplir los requisitos del familiar; tiene que ser algo “superchuli” y dentro de un límite económico. Eso para 4 niños de edades y preferencias distintas… supone un doctorado!

    Ir acompañada

    Los otros años siempre he ido sola a comprar, mas que nada porque Papa Kaos siempre trabaja en estas épocas. Este año he tenido la suerte de que tiene vacaciones y me ha acompañado en ese primer paseo por la tienda de juguetes para sufrir un poco en su propia carne lo que es el espíritu navideño visto de la perspectiva del esbirro de sus Majestades. Qué diferencia! Tanto para él como para mi.  Tener a alguien a quien soltarle los pensamientos en voz alta creo que marca una gran diferencia. He descartado cosas que creía buenas – y definitivamente no lo eran- he podido delegar decisiones de alta importancia, (cómo la de ¿Ironman o Spiderman?) tenía a quién mandar por algo concreto y un chófer para la cesta.

    No comprar todo en un solo día

    Hemos salido de la tienda con algunas cosas, pero no hemos comprado todo lo necesario para cumplir con la navidad. Pero lo veo muy muy positivo. ¿Por qué? Aunque eso signifique que quizás tenga que volver, también me ha permitido no comprar compulsivamente. He ido con la idea en mente de que tenía que volver si o sí, y al irnos en coche a casa me he dado cuenta que en realidad no quería mas juguetes, al menos por nuestra parte. También me ha permitido coger catálogos que ahora utilizaré como referencia para otros regalos que sean necesarios.

    Limitar el tipo de juguetes

    Los criterios en cada casa son distintos, pero en la nuestra incluso los reyes deben acatar ciertas normas. Son muy practicas para reducir un poco el contenido de las 210 páginas (en serio, son 210) del catálogo, junto con la clasificación por edad y los límites económicos. Establecer ese tipo de reglas mejoró la calidad de juguetes que tenemos en casa además de reducirlos.

    No entran más o desaparecen:

    • Armas: pistolas, metralletas y escopetas – no vivimos en épocas de cazador/recolector y no veo utilidad a ese tipo de artefactos.
    • Armatostes: juguetes de gran tamaño – tenemos algunas y no tenemos el espacio para guardar más
    • Sinónimos: juguetes que ya tenemos pero en otro color – en casa no entran más bebés muñeca ni cochecitos de paseo porque con una por cabeza tienen suficiente.
    • Decoraciones: juguetes que no sirven para mucho y solo ocupan espacio como peluches.

    A sus Majestades les sugerimos con delicadeza que los juguetes más utilizados y apreciados son

    • consumibles: botes de plastilina, Hama Beads, colores… Siempre se usan, fomentan creatividad y se gastan mucho
    • de simulación: doctor, familia, trabajo… quieren ser mayores y juegan entre ellos. Les relaciona y aprenden a convivir.
    • Construcción y multiusos: LEGO, Bunchems… se utilizan una y otra vez para construir y crear cada vez de cero.
    • multijugador: Juegos de mesa, cartas… Les une y les fuerza a saber ganar y perder
    • Estrellas de series. Ironman, Elsas y Peppa tienen ciertos pases en según qué tipo de cosas.

    Dentro de estos márgenes dejamos que los niños escojan lo que les gusta. Cuando escogen algo que no entra dentro de los márgenes o que no queremos que tengan, simplemente les explico que los reyes magos también hablan conmigo y saben lo que preferimos no tener.

    Menos cantidad de juguetes

    También intentamos no regalar demasiado nosotros y dejarlos para que los reyes lo dejen en casa de familiares. En casa nos suelen llevar los regalos el 24 lo que en España supongo hace el Papá Noel (en Alemania  es el Christkind), y les lleva 1 juguete o tipo de juego, pero varios paquetes para que parezca que hay mucho. Esos paquetes suelen contener cosas que realmente necesitan o que les irá bién: zapatos, pijamas, jabón o colonias, material escolar, bolsas o mochilas. Total, lo divertido es ver muchos regalos y abrir uno tras otro tras otro a velocidades de la luz. Los niños entran en una especie de trance a la que empiezan a abrir paquetes. No se dan cuenta de lo que abren. Cuando vuelven a estar “presentes” con tener un juego con el que entretenerse les basta. Lo aprecian mas que si tienen 20 de distintos y no saben por donde empezar o no pueden jugar demasiado tiempo porque ya quieren jugar con el siguiente.

    Regalos que realmente les importan

    Por ese motivo me importa mas la calidad que la cantidad. Prefiero juguetes que realmente llenen sus corazoncitos con ilusión que la habitación de trastos. Para poder conseguir ese “juguete de alto valor” hay que filtrar y saber qué es lo que realmente les gustaría tener. Para ello hay que limitarles la selección. Pero.. ¿Cómo?

    Muy simple!

    En mi caso les he dado el catálogo de juguetes junto con 5/10 gomets o pegatinas. Estos gomets son los juguetes que les dejo escoger. Ni uno mas. Tienen que administrarlos. Como todavía son pequeños no entienden de dinero y aunque lo entendieran, no entenderían que los reyes magos no tienen una gallina de huevos de oro.

    Al tener solo esas pocas pegatinas deben priorizar los regalos que de verdad, de verdad les importan. Se acabó lo de tener medio catálogo en su carta y en realidad no querer ninguno de los listados.

    Enfocarlo de forma distinta

    Lo que  se pierde de vista es de qué trata en realidad la navidad: de comer todo lo que se pueda antes de entrar de nuevo en la operación Bikini…

    Ehm… y a parte de eso, en pasar tiempo en familia y disfrutar del tiempo juntos, que, por muy cutre y típico que suene, es de lo que de verdad debería ir la Navidad en todas las casas.

    Espero que sobrevivas sin traumas los preparativos para estas fiestas!

  • Familia / Niños

    Calendario de Adviento

    Maldita sea! Cómo pasa el tiempo!

    Estas tranquilamente bañándote en la piscina, te das media vuelta y de repente te encuentras a 2 días de diciembre y con las cosas por hacer. ¿Dónde han ido los días?

    Al darme cuenta hoy de la fecha, me he puesto en marcha. Como siempre casi al último minuto. Aunque sólo casi.

    Hoy es 29 de Noviembre. En 2 días empezamos la época de Adviento y eso lleva a la tradición de tener listo el calendario de cuenta atrás hasta el día de navidad.

    El año pasado me lo curré bastante, porque tuve mas tiempo que este año… Véanse los arbolitos y la galletita de Jengibre.

    Ahora con un bebé nuevo en casa, tengo la excusa perfecta para decir que no tengo tiempo y aplazar las cosas hasta el límite. Eso no necesariamente es cierto, ya que priorizando y organizando una puede con todo, es simplemente que este año no tengo tanto afán por hacer obras maestras. En lo que a calendarios se refiere prefiero cumplir y dedicar el tiempo a otro tipo de proyectos. Total, lo que les importa a los niños son los contenidos y no el diseño.

    Oye! Esto no es una tradición española…. pues no! Pero a los niños les hace ilusión, ¿a que sí?

    De momento en casa los únicos en tener calendario son los niños, quizás el año que viene me lo curre más y le prepare uno a papa kaos. El problema está en que luego hay que mantener los estándares, y eso ya es mas complicado…

    El calendario de este año ha sido muy minimalista en cuanto a diseño, pero cumpliendo en todo momento su funcionalidad.

    Material

    • Sobres de colores
    • Pinzas de madera
    • Hilo

    Contenidos

    • Pulseras y collar para las niñas
    • Canicas
    • Coche de juguete
    • Lápiz de colores Xen1
    • Toalla comprimida (de esas que al poner-se en agua se abren)
    • Galletas “monodosis”
    • Guantes infantiles
    • Pelotas saltarinas
    • Chocolate Kinder
    • Huevos Kinde

    Instrucciones

    Mi procedimiento no tiene mayor dificultad. Anoto en un papel los números del 1 al 24 y voy escribiendo que meter en cada sobre. Este paso lo hago más que nada para no tener 2 días consecutivos o demasiado juntos algo igual, de ese modo queda mas repartido. Sólo falta escribir en los sobres los números del 1 al 24 y rellenarlos con el “regalito” correspondiente. Al acabar cerrarlo – si sois muy desconfiados podéis hacerlo con celo – y engancharlo en el hilo con la pinza.

    Como se vé en el video nuestro calendario es vertical. Más que nada porque no tengo 6 ganchos en la pared para colgarlos en horizontal (pero sí 4 para colgarlos en vertical) y de ese modo llegan ellos. Las pinzas son grandes o pequeñas en función del peso del contenido del sobre.

    Os dejo aquí el video resumido de las stories de este día para que podáis entenderlo mejor:

     

    Cómo idea de última hora; ideal! Poco trabajo y me ha costado 1,85 (1 euro los sobres, 85cts las pinzas) a lo que hay que añadir los contenidos.

    A los niños les está encantando, aunque por lo visto tienen decepciones cuando no contiene chocolate; pero nada traumatizante  porque se les pasa bastante rápido.

    Resumido: ¡Un hurra! por por hacer algo de buena madre aunque sea en último momento y un hurra por las 24 mañanas de alegría que se llevan los peques!

  • Familia / Niños

    12 formas de usar el temporizador con niños

    Hay un utensilio de cocina (o en la época que estamos, del móvil) al cual nunca habría imaginado que le sacaría tanto partido como lo es el temporizador.

    Es un multitalento muy menospreciado! créeme!

    Uno realmente piensa que solo es para hacer deporte o para cocinar, PERO NO!… no te equivoques! Es un salvador de situaciones en toda regla! En esta ocasión voy a explicarte en cómo lo utilizo con mis hijos!

    ¿Qué temporizador utilizar?

    Childrens Countdown Timer – Visual Timer For Kids

    A los monstruitos de la casa, sobretodo los que todavía son pequeños, les falta la relación temporal. No saben qué es un minuto ni una hora. Utilizar algo visual para hacerles entender el concepto temporal me ahorra la pregunta de “¿cuánto queda?” además de ayudarles a ver y realizar como transcurre.

    En casa utilizamos una aplicación de temporizador visual, en la que el niño ve en colores cuanto le queda y se va destapando una imagen. Al final del tiempo se escucha el sonido del objeto en cuestión. Puedes descargar la app aquí.

    12 formas de utilizar el temporizador con niños

    Y por fín vamos  a lo interesante. Aquí tienes situaciones diarias en las que utilizamos esa ·nueva” herramienta para ayudarnos.

    1.Tiempo de “juego a solas”

    Este truco es útil sobretodo con un solo hij@. Jugar o entretenerse solos es algo que deberían aprender todos los niños, pero puede ser difícil resistirse a las constantes peticiones y/o rabietas. Se convierte en visual y limitado usando un temporizador. Empezando por periodos de tiempo más cortos y alargando el tiempo a medida que el niñ@ se va acostumbrando.

    2.Tiempo de cumplir con sus tareas.

    Por ejemplo nosotros lo utilizamos esas mañanas que todo va demasiado lento. Cuando vamos detrás de los niños para que se vistan y arreglan para el colegio, fijamos el temporizador en 10 minutos y lo dejamos a su vista para que vean el tiempo que les queda. No suele haber problemas, pero cuando no cumplen van vestidos tal cual están a ver a su abuela (donde van cada día antes del colegio) y se acabarán de vestir ahí. Les molesta mucho no estar listos y con eso acaba la batalla matutina.

    3. Tiempo de pantallas.

    Enciendo el televisor o entrego la tablet y fijo el temporizador. Es una forma de pre negociar el uso y así evitar conflictos después. El fín de pantalla no lo doy yo, lo da un temporizador.

    4. Cuenta atrás para algo emocionante.

    Cuando les cuentas a los niños que hoy irán al parque o que irán a dar un paseo, puede que estén cada 5 minutos preguntando si “¿Vamos ya?”. En mi caso eso me pone muy nerviosa y acabo de un humor de perros para la hora de salir. Si realmente no queda demasiado (me refiero a que no quedan 7 horas), por qué no poner el temporizador? En vez de preguntarme cuánto queda se lo responden ellos mismos con una mirada.

    5. Recoger de juguetes.

    Sobretodo con niños pequeños, puedo tener la casa impecable que a los 5 minutos de despertarse o aparecer estará hecha un asco de nuevo. Encuetro juguetes en todos lados (ultimamente en casa incluso en la nevera, estoy investigando quién es). Pero porqué tengo que recogerlo siempre yo? Aquí el temporizador es una gran ayuda. Lo fíjo en un tiempo realista para recoger, dejándolo a la vista y que ellos hagan el trabajo.

    Cómo tratar este truco dependerá de la forma de educar.

    • Si se considera que recoger forma parte de jugar y que es su obligación, tendrán que recogerlo todo dentro del tiempo dado y lo que no esté recogido quedará confiscado por un tiempo. La próxima vez no sacaran tantos juguetes a la hora de jugar o los irán guardando a medida que vayan jugando… si hay suerte :-). Esta es la que más suelo utilizar en casa.
    • Si simplemente se quiere que aporten algo se puede prometer una recompensa si consiguen recogerlo todo BIEN en ese tiempo (los fines de semana les solemos premiar con TV). Esto les dará un incentivo para hacer el máximo posible.
    • O se puede hacer de ello una tarea de rutina familiar en la que toda la familia recoge de forma conjunta todo lo que puede en ese tiempo. Sin premios ni consecuencias, simplemente para sentir que se ha logrado algo juntos.

    6. Compartir.

    Este truco tengo que admitir que no lo he utilizado nunca, pero me parece lógico cuando los hijos entran constantemente en conflicto para los juguetes. Mi forma de solucionarlo habitualmente es quitarles ese juguete para que la próxima vez aprendan a compartirlo sin peleas, pero si eso no funciona, el temporizador puede ser una solución. ¿Por qué no? Limita el tiempo de uso de cada uno a X minutos y cada vez que suene el temporizador hay cambio.

    7. Juego con mamá o papá.

    No nos engañemos, los padres de hoy siempre estamos ocupados y tenemos cosas que hacer. Si no puedo integrar a mis hijos en esas tareas pero sí responder cuando me piden que juegue con ellos, vuelve a ser momento temporizador. Dales a ellos y a tí Nos doy ese tiempo compartido pero con un límite para que las dos partes podamos aceptarlo. Ellos tendrán su tiempo de juego y yo después del tiempo de juego puedo volver a mis tareas! (yupiii! plega ropa!!!) Parece (sólo pareceeee) un buen trato, ¿No?

    8.Tiempo de pensar.

    Si usas la silla o el rincón de pensar de la super Nany, seguramente con esto ya estarás familiarizada. Limito el tiempo de pensar para que vea cuando puede levantarse. Esta versión a veces puede ser contraproductiva, ya que envez de pensar estará más pendiente de ver cómo pasa el tiempo, pero eso ya es otro tema.

    9. Tiempo de calma/alboroto.

    A veces los niños necesitan descargar energías, o por el contrario les faltan y necestan que alguien le de a “pausa”. Marco un tiempo para dejarles saltar, corretear, chillar en casa. Una vez finalizado el tiempo hay que volver a la normalidad. O les marco un tiempo en el que deberán hacer algo tranquilo como leer un libro o hacer un puzzle. De ese modo cuando suene la cuenta atrás, el niño seguramente ya no tendrá ganas de hacer nada nervioso.

    10. Retos.

    Un temporizador no deja de ser una herramienta para deportistas, no? Por qué no utilizarla de ese modo? Reto a mis hijos a completar ciertos juegos en un tiempo limitado; un puzzle, rompecabezas, imitar una construcción… no tiene limites. Además tiene 2 ventajas, estoy jugando con el niño a la vez que me doy “momentos” enmedio para seguir a lo mio 😉

    11. Tiempo para acabar.

    Cuántas veces hay que llamar a los niños a comer cuando están concentrados en un juego, construcción o manualidad? Siempre quieren acabarlo. Para acabar con esa batalla sirve de mucho avisarles con 15 minutos de antelación, pero para un niño pequeño es sólo una palabra. El temporizador le dice cuando tendrá que tener acabado, recogido o estar listo. Este truco reduce los enojos.

    12. Tiempo guay!

    Este último es similar al anterior… pero con el tiempo total. A hijos les encanta la bañera y jugar en el jardín, les doy su tiempo para disfrutarlo de forma visual. No quiero que mis hijos se quede demasiado tiempo en la bañera porque se enfría el agua, pero cuando se lo está pasando bien no quiere salir. Se entienden los dos lados. PERO si desde un principio ya le doy un tiempo completo con el que disfrutar, al sonar la alarma no se molesta tanto en salir.

    ¿Que te parece?

    Quizás algunos expertos discreparán con esto de usar tanto temporizador en la vida de los niños, pero en mi opinión como madre (no soy profesional) puede ayudar en muchas ocasiones. De hecho, reaccionar a una alarma también se hace en el colegio, ¿no? Acaba una clase y empieza otra, salen y entran del patio… Porqué no aprovecharlo también en casa?

    Por ahora no tengo más ideas infantiles de temporizador para tí, pero quizás a tí se te ocurra alguna más. Si es así, ya me contarás ;-)!

    Saludos!

  • Familia / Niños

    Youtube para niños en edad preescolar

    Soy bastante tacaña. Hay que reconocerlo. Y cuando me entra la vena de no querer gastar más de lo estrictamente necesario, encuentro formas para no hacerlo.

    Esta vez me dió por no querer gastar dinero en ningún tipo de PayTV o televisión online (netflix, wuaki & co) pero quería entretener a tus hijos “ a demanda”.

    Que es todo muy práctico, si.¿verdad? Pero a la vez mis hijos no saben que es mirar la TV y ver publicidad. Entre que ven muy poca televisión (El porqué te lo contaré otro día) y siempre han visto programas de Netflix o Wuaki, los tengo bastante mimados.

    Claro que una opción siempre es la TV de toda la vida, con su programación preestablecida, pero si tus hijos también son de escoger su propia programación y quieres seguir dándoles esa posibilidad, te dejo alternativas para que puedas ofrecerles algo parecido a lo que estarán acostumbrados sin gastarte un duro en ello.

    Alternativas al payTV

    Que no quieras gastar dinero en ello no significa que tus opciones sean limitadas. Al contrario, tienes bastantes mas opciones, solo que no las tienes todas ahí mismo.

    • Mira las aplicaciones que tienen tus canales de TV del país. En sus aplicaciones puedes encontrar los videos infantiles (normalmente los últimos emitidos) del mismo modo que los de adultos. Hay emisoras que no lo ofrecen, pero a dia de hoy la mayoría si.
    • Esta opción es “medio de pago” pero que no tiene coste adicional si ya usas el servicio de Amazon Prime. ¿Ya sabes que el servicio lleva incluido  Amazon Prime Video sin ningún coste adicional?. Tiene películas y series bastante actuales aunque, comparado con Netflix, en españa la oferta todavía no es para tirar cohetes, pero si para estar unas cuantas horas entretenidos. Merece la pena echarle un vistazo.
    • Youtube. A día de hoy, ¿hay algo que no se encuentre en youtube? Entre tutoriales de manualidades, clases de matemáticas e idiomas,  programas TV y seguramente de cómo hacer una jaula para hijos indomables o cómo hacer desaparecer la suegra (la mía es buena, no lo necesito), hay un sinfín de entretenimiento infantil. Tanto si quieres entretenerlos cómo educarlos.

    Como ya te he sugerido en el título, aquí me dedico al último punto, mostrándote alguno de los canales que más les gustan a nuestros pequeños (tienen entre 1 año y medio y 5).

    Me he basado solo en canales de entretenimiento musical y dibujos animados. ¿Quizás hay alguno que no conozcas?

    Canales de Música

    Cantajuegos

    El equipo de cantajuegos cantan y bailan en su mayoría canciones típicas en español.

    La familia Telerín

    Dave & Ava en Español

    Las canciones de Dave & Ava, al tratarse de un canal de habla inglesa, son en su mayoría canciones traducidas del inglés. Así que no encontraremos canciones tan típicas de la habla española

    Little Baby Bum Español

    Canales de dibujos animados y programas

    Masha y el Oso

    La brujita Tatty – Dibujos animados

    Forma parte de Mejores juguetes; canal de videos para niños en los que la creadora juega con los distintos juguetes (Este canal les encanta a nuestros hijos)

    Pocoyo

    Este seguro que no podía faltar en esta lista!

    Jelly Jam

    Canal Panda España

    Estos son los que más me han gustado y por los que no he perdido muchas horas buscando. Si algún día se cansan de estos tendré que buscar más. ¿Conoces alguno mas?