Cargando
Browsing Category:

Estilo de vida

Todos tenemos un estilo de vida o un estilo de vida que queremos conseguir. Aquí te dejo reflejadas las ideologías que nos parecen razonables y que pueden interesarte.

  • Estilo de vida / Limpieza y organización

    Bullet Journal – Cómo empezar Parte 1

    Si ya has visitado antes este blog puede que ya hayas leído el post sobre el bullet journal, y si te ha interesado puede que te interese ésta y las demás continuaciones que van a aparecer.

    ¿La teoría del bullet journal suena genial verdad? Pero de la teoría a la práctica siempre hay unos pasitos enmedio que a veces no damos por miedo, a veces no damos por pereza y en algunas ocasiones porque simplemente no sabemos por dónde empezar. A las 2 primeras quizás tengas que encontrarles una solución tú, pero puedo ayudarte enseñándote por donde empezar.

    Lo primero que quiero enseñarte es el tipo de contenido que puedes incluir en tu diario para sacarle el máximo provecho. Seguramente no te los listo todos, por el gran rango de posibilidades que tiene, no obstante creo que son los mas útiles y más repetidos en otros usuarios de #Bujo. En los links de los nombres en inglés encontrarás los resultados de búsqueda de pinterest para “scrollear” un poco y ver a qué me refiero. 😉

    Tipos de contenido

    Índice – Sugerido por Ryder Carrol – EL OBLIGATORIO
    En el caso de mi libreta ya viene impreso con el espacio para rellenar con los contenidos y páginas correspondientes, también viene con las paginas ya numeradas.

    Creo que este apartado es obligatório para que tu bullet journal sea realmente útil y fácil de leer.

    Personaliza el diseño de tu agenda

    Metas -(Goals)
    Tener metas es un buen hábito para no vivir día tras día sin rumbo. Tenerlo a la vista en tu Bujo es una buena forma de no perderlas de vista! En la agenda que he comprado yo te sugieren 9 tipos de metas distintas:
    – Mente…
    – Cuerpo..
    – Alma…
    – Aprenderé…
    – Mejoraré…
    – Dejaré el mal hábito de…
    – Ahorraré…
    – Me gustaría pasar el tiempo con…
    – Aprendí del año pasado…

    A modo personal con Papakaos hemos hecho nuestras metas propias: las económicas, personales, familiares, de pareja y del hogar.

    Me ha resultado ser bastante útil, la verdad. Sentarse y pensar en cada uno de los objetivos ha sido revelador. Sobretodo porque también requiere de planificación para conseguirlas. Pero sobre alcanzar objetivos haré otro post en su debido momento 😉

    Sugerencias de menú o planificación (meal plan)
    Este apartado es útil sobretodo si eres el/la responsable de la alimentación del hogar. En mi caso dejaré 1 o 2 páginas delante de cada estación (trimestre) para incluír un listado de las recetas que voy a incluir en el menú semanal de los siguientes 3 meses. Mas que nada porque así puedo probar recetas nuevas en cada estación y seguir a la vez con las de siempre. Como de todos modos se suele utilizar la agenda a diario, tenerlo anotado en una zona específica ahorrará el tiempo de buscarlo en mi libreta de recetas habitual. Además al final de año estaran la mayoría de recetas separadas por estaciones para pasarlo a la agenda siguiente 😉

    Registro de deudas o ahorro – (debt tracker)
    Si tienes deudas o quieres ahorrar dinero hay infinitas formas de hacerte un rastreador en tu agenda: formas originales de ahorrar 1000 euros sin esfuerzo o la reducción visual de tus deusas. Observar el progreso puede animarte a conseguir lo propuesto.

    Presupuesto (Budget)
    Organiza tus gastos mensuales con un presupuesto. De esa forma sabrás dónde ha ido tu dinero mes a mes y tendrás un registro de ello! Seguro que te ayudará a ahorrar ese dinerillo extra para las vacaciones.

    Listas de regalos – (Gift list)
    Anotar en una página las sugerencias e ideas de regalo que te dan tus familiares y amigos a lo largo del año puede ser una forma de evitar que te pille el toro en cumpleaños, navidades u otros acontecimientos que requieran de ese pequeño detalle o presente.

    Rutinas de limpieza – (cleaning routine/schedule)
    Una vez tengas tu rutina de limpieza establecida, porqué no pasarla a tu bullet journal para tenerla siempre a mano

    Excursiones
    En mi bullet journal tengo una zona con destinos cercanos que queremos visitar los días de buen tiempo. Hay algunas que son mas de verano, otras no importa el tiempo que haga y otras pueden hacerse en todos los demás días. Así nos aseguramos visitar todos aquellos lugares que creemos interesantes y que sinó aplazamos o nos olvidamos. Quizás un mapa de las zonas mas cercanas. O si os gusta viajar mucho el mapa mundi.

    Rastreador de hábitos (habit tracker)
    Delante de cada mes tengo un rastreador de hábitos. Es una parrilla en la que se van marcando si se han cumplido los hábitos propuestos o no. En la parte de arriba de la parrilla están los días del mes, en la lateral los hábitos. Si pinto la casilla correspondiente en rojo es “no cumplido” si lo pinto en verde es “cumplido”. Este tipo de rastreador también puede hacerse semanal, pero creo que mensual da una imagen mas global de todo y que semanal ocuparía demasiado espacio por tener que repetir siempre la misma parrilla

    Imagen de Pinterest

    Rastreador de humor (mood tracker)
    De la misma forma que hay el rastreador de hábitos, el rastreador de humor es una parrilla o imagen que se pinta del color indexado de emoción principal del día. Si he pasado un día triste puedo pintar la casilla o el dibujo de color azul, si ha sido un día de enfados de color rojo… De ese modo podemos tener un historial de cómo gestionamos nuestras emociones o de como vamos en general.

    Puntuación de juegos (gaming scores)
    Me ha extrañado un poco encontrar éste en pinterest. Lo tengo anotado en mi agenda porque uno de los objetivos de este año es jugar una vez a la semana a algún juego (ciudadelas, scrabble…) con papakaos y mantener un registro de quién ganó la partida. Resulta que no somos los únicos 🙂

    Anotación futura – (future log) sugerido por Ryder Carrol
    Este apartado ocupará de 2 a 4 páginas. Va destinado a hacer anotaciones de meses futuros, dando un espacio asociado a cada mes (el autor utiliza 1/3 de una página para cada uno de ellos); me explico con un ejemplo. Aunque esté en el mes de abril, ya tengo un aniversario infantil el mes de mayo, pero en la agenda todavía no he dado ningún espacio al mes de mayo porque rellenamos la agenda a medida que pasa el tiempo. ¿Que hago? Lo anoto en el apartado de registros futuros bajo el mes de mayo. De esa forma cuando empiece con el mes de mayo solo necesito consultar la anotación futura de mayo y complementarlo en el calendario.
    En el caso de mi agenda vienen calendarios ya impresos de 1 mes por página con zona de anotaciones, que voy a utilizar como tal.

    Registros mensuales – (Monthly log) Sugerido por Ryder Carrol
    Se trata de un espacio al inicio del mes para anotar objetivos, tareas y tener un control global de cada día a simple vista.
    En una página se escribe un listado de los días del mes junto con la abreviatura del día de la semana y en la otra página todas las anotaciones correspondientes a ese mes (las que salen en la anotación futura o las que han quedado pendientes del mes anterior).
    En mi caso he hecho una página de portada del mes (ya sabes, para mi vena artística – por favor no creas que sea algo bonito que te decepcionarías) y una página para las anotaciones del mes.

    Imagen de pinterest

    Registro diario – Sugerido por Ryder Carrol
    Se trata del apartado de uso diario. Éste irá en función de lo que necesites. Puedes ir llenando en lista a medida que va pasando el día, sin ningún tipo de diseño predeterminado como lo hace el autor, o puedes hacerlo con un diseño propio como lo hacen muchos y lo muestran en pinterest. Dependerá de tus necesidades.
    Si lo haces en modo diseño puedes tener el diario por página o 2 páginas para mostrar toda la semana, por ejemplo
    Estos puedes complimentarlos con pequeñas secciones que pueden resultar interesantes tener a la vista a diario.
    DIARIO – (Daily log)
    – rastreador de agua: para saber si cumples lo necesario
    -rastreador emocional: para adentrarte en tus emociones a diario
    – Lo bonito y lo feo del día: para apreciarlo antes de ir a dormir y saber que mejorar el día siguiente
    – Menú del día. Puedes anotar que es lo que vas a comer hoy o incluso rastrear lo que vas comiendo a lo largo del día si estas a dieta.
    – El tiempo del día, para obligarte a mirar por la ventana antes de empezar el día y tener un registro para comparar, por ejemplo, con el año siguiente.
    SEMANAL – (Weekly log)
    – Calendario pequeño del mes: Hago, como en las agendas tradicionales el mes en pequeño en una esquina.
    – Lista de gastos: Voy restando de mi presupuesto total de la semana cada gasto que sale de mi cartera; compra semanal, material escolar, café del bar…
    – Tareas generales de la semana sin fecha adjudicada: Si esa semana hay que llevar algo especial al cole o pagar un recibo…
    – Los acontecimientos y tareas importantes; bien marcados en colores para que no me pasen de largo.

    Conclusión

    Estos son los apartados que me parecieron mas útiles, graciosos o necesarios. Si sigues los enlaces y te adentras un poco mas en la búsqueda seguro que encuentras unas cuantas ideas más

    Lo bonito es que no hay un diario igual que otro, aunque esté hecho por la misma persona. Son algo tan personalizable que cada uno es único y del tipo de práctico que necesita su dueño. Para muchos incluso la alternativa a la meditación ya que crean sus propias pinturas, decoraciones, formas y dejan que su mente fluya sin miramientos…

    Hasta aquí te dejo con la introducción a los principales y posibles apartados de tu bullet journal. En la siguiente parte de “cómo empezar” te daré los pasos, claves y trucos necesarios para hacerlo de la mejor forma. Espero no tardar mucho en acabarlo.

    ¿Ya te han entrado ganas de empezar tu propio Bullet Journal? ¿Algún apartado más que añadirías?

    Saludos!


  • Estilo de vida / Medio Ambiente

    La mentalidad ecológica

    Cuando empecé a realizar que tendría una familia numerosa, a ver y leer blogs de familias con más de 3 o 4 hijos me dí cuenta, al cotillear los comentarios, que una aportación- por así decirlo- que se repetía casi siempre era sobre la poca responsabilidad medioambiental que comportaba tener tantos hijos.

    Y, ¿sinceramente?, este comentario es uno de los que más me ha marcado. No porque sea infundado, al contrario, porque supongo que dentro de mí le doy cierta razón.

    El argumento a favor de las familias grandes que más se ha dado es el de “usamos la misma energía porque con una bombilla vemos todos” y cosas parecidas.Si es cierto. Seguramente no gastamos más gasolina porque siempre vamos todos en el mismo coche (solo tenemos 1), la ropa que utilizan nuestros hijos se reutiliza más de una vez y quizás no gaste más calefacción que otra familia…;  pero una familia grande supone lavar más, supone comprar más alimentos (que se nota cuando tienes que cargar y descargar-los tú) y quieras o no somos seres individuales (Vamos al baño solos y, tranquil@, tiramos de la cadena todos y cada uno). Tenemos atención médica individual, camas individuales y… ¿ me entiendes, verdad?

    Así que, en cierto sentido somos más “eficientes” ecológicamente hablando porque aprovechamos un recurso más veces pero a la vez gastamos más por simple abundancia de personas. ¿Quizás se dé un pequeño equilibrio? Puede, pero para mí no es argumento suficiente. No quiero vernos como una carga para nuestro entorno.

    Esa mentalidad de no querer “molestar” me llevó a ver más documentales sobre el tema y a darme cuenta de la gran, gran, gran cantidad de residuos que generamos entre todos; no solo cada día en los hogares, sino en todo el mundo! Te has parado alguna vez a pensar cuantas bolsas de basura genera un hospital o un médico donde todo está envuelto  y esterilizado (no me quejo de eso), o lo que se genera en un “take away”? Esos grandes cruceros o en los aviones? Por no hablar de la sobreproducción de ciertos alimentos que, para no tener que bajar el precio, van directos al contenedor!

    Cuando enciendes ese “localizador” de basura e intoxicación ambiental es, o al menos así fue para mi, abrumador.

    Lo curioso es que desde pequeños en el colegio nos intentan hacer conscientes de eso, y todos hemos crecido con el ahorro de agua y electricidad en mente, pero en mi caso no fue hasta hace poco que verdaderamente empecé a entender su magnitud.

    No es que no controlara ya lo del agua y la luz… es simplemente que no me paraba a pensar que eso que compraba envuelto en plástico, que yo daba por sentado que se podía reciclar, no fuera reciclado sino directo a algún depósito de basura.

    Cuando ves un avión o un crucero piensas en vacaciones, buena comida y relajación; no piensas en los desechables que utilizan, la comida que tiran o la energía que llegan a gastar. Tampoco piensas en que ése bolígrafo que estas utilizando sea, una vez vacío, un plástico más contaminando el mar, o que lo mismo pase con un mechero o una pajita.

    No digo que ir de crucero esté mal, ni tampoco que lo esté escribir con bolígrafo. Simplemente me dí cuenta de que abusamos de nuestros recursos y generamos tanta basura en un día que es imposible hacerla desaparecer a la misma velocidad. Como no la tenemos delante de las narices y “desaparece” a medida que la vamos generando… “directamente” no nos afecta. Seguimos a lo nuestro sin percatarnos del daño que estamos haciendo.

    Y luego piensas… La tierra no es infinita. Es redonda y no va a aumentar su superficie… ¿Qué haremos con toda esa basura el día de mañana? Ese día de mañana ya ha llegado. Esa isla de plástico que tiene un tamaño de tres veces Francia en el atlántico, esas pequeñas islas que se forman en el mediterráneo, esos paisajes inundados de basura interminable. Hablamos de hoy y de nuestro mañana y de nuestros hijos. Por ese motivo decidí tener una familia consciente de su entorno y de “carga reducida”.

    No somos “zero waste” o “cero residuos” porque es algo muy dificil de conseguir, pero sí intentamos reducir al máximo nuestro impacto cambiando pequeñas decisiones de nuestro día a día.

    Lo positivo de cambiar a modo “eco”

    Cambiar tu forma de vivir a un modo más ecológico no sólo es bueno para el planeta. Te llevará ventajas que quizás ni te esperabas.

    • En muchas ocasiones ser sostenible significa gastar menos dinero(a veces puede que no al instante pero sí a largo plazo)
    • Vivir de forma ecológica elimina toxinas de tu entorno y cuerpo y mejora tu salud
    • Mejora la economía de tu entorno directo, tu pueblo o provincia y no la de las grandes compañías
    • Reduce los Km de tus comidas y las hará más saludables y ricas en nutrientes.

    Y no quiero saber todas las ventajas que me dejo. Ya ves que no solo es para tí. También es para tu bolsillo y tu salud.

    Las 5 R

    Para empezar a convertir tu hogar en un lugar de menos impacto medioambiental lo mejor que puedes hacer es empezar a pensar en las 4 formas de reducir tus desechos.

    Rechaza.

    Rechaza todo aquello de lo que puedas prescindir y que no necesites realmente.  Aunque te parezca una tontería, si no lo necesitas ¿Qué harás con ello?

    Hablo de esas compras compulsivas. Esa oferta que quieres aprovechar porque es 3×2 cuando en realidad ni usas ese producto o esa camisa que te estas a punto de comprar porque te has enfadado con tu jefe y necesitas algo para animarte. Pregúntate si realmente necesitas ese algo que vayas a comprar. Si compras algo en un momento de estos, lo llevarás a tu casa para dejarlo en un rincón y un tiempo mas tarde tirarlo o regalarlo. Gasto innecesario!

    Rechaza todo aquello que no necesites realmente. Antes de comprar habla contigo mism@ para saber qué harás con aquello que estas a punto de comprar. Le harás un favor a tu monedero, a tu hogar y al medio ambiente 😉

    Reutiliza.

    Reutiliza todo lo que puedas al máximo.

    Te puedo dar el ejemplo de los cepillos de dientes. Te recomiendan cambiarlos cada 3 meses y eso en mi caso sería un derroche de dinero. No soy de las que destrozan los cepillos por lo que puedo reutilizarlo durante mucho tiempo. Y si crees que es asqueroso, no te preocupes que tomo mis precauciones. Cada cierto tiempo dejo durante una noche el cepillo en  agua oxigenada para matar todo tipo de bactérias que se puedan estar formando en él. Al día siguiente esta listo para volverse a utilizar.

    Otra buena mentalidad dentro del reutilizar es aprovechar tus recursos hasta que dicen “Adiós”. Para que me entiendas… Aunque esa nevera que tienes ahora te moleste porque resulta que prefieres una combi, no la cambies por capricho. Utilíza, aprovecha y repárala todas las veces que puedas hasta que no funcione mas. Este ejemplo te lo doy porque es mi caso. Tenemos una nevera que la habría cambiado hace años, pero por no tirarla innecesáriamente y por capricho mío se quedará en su rincón trabajando hasta que se le apague el frío.

    Utiliza reutilizables envez de desechables

    Hay muchos objetos de nuestro día a día que podemos cambiar por productos de usos infinitos, que quizás requieran de cierta inversión inicial pero que a la larga resulten mucho mas económicos. No todos son para todo el mundo, pero seguro que encuentras algo que puedas darle el cambiazo.  Puedes utilizar pañales de tela en vez de un solo uso (no sabes la que te vas a ahorrar en cuánto a dinero). ¿Has oido a hablar de la copa menstrual? es un utensilio mucho mas sano, económico y ecológico que el tampón! ¿Sigues comprando papel de cocina? Prueba en sustituirlo por la bayeta y servilletas de tela.

    Recicla.

    No tires algo directamente a la basura, busca alguna función alternativa que le puedas dar. Si eres manitas puedes convertir una camisa de tu pareja en una tuya, en trapos de cocina o en un delantal. O si necesitas algo en casa busca primero una alternativa que readapte algo que otros no quieran. Por ejemplo un palet en un sofá o una rueda en una decoración de jardín. ¿Y qué tal esos botes de cristal de aceitunas & compañía? Por qué no utilizarlas como portavelas o algo parecido? Busca en pinterest y encontrarás 1001 formas de aprovechar lo que tienes por casa.

    Reduce.

    Reduce tus necesidades. Reduce el impacto que pueda producir tu comportamiento.No compres las magdalenas envueltas individualmente. Compra la bolsa de magdalenas juntas, compra en cantidad en una panadería o hazlas tu mims@ y guárdalas en un tarro grande. Cuando necesites llevarte una al trabajo utiliza un contenedor reutilizable!. No compres aguas en botellas de 1,5l porque caben en la nevera, compra las botellas de 5 u 8 litros y llena una jarra para la nevera o aún mejor bebe el agua del grifo (infórmate según tu zona de su potabilidad)

    Recrea

    Este último puede que ya te resulte extremo, pero el movimiento “zero waste” ha generado un gran impacto en la utilización de productos diarios de higiene personal y limpieza del hogar. Este cambio elimina todo tipo de tóxicos y químicos del hogar además de ayudar económicamente y de reducir los plásticos y residuos.  Recrean todo tipo de producto. Desde un desodorante y pasta de dientes a un limpiador de suelos. Y todo eso con productos que ya solemos tener en casa.

    CONCLUSIÓN

    Ya ves que hay infinitos cambios que puedes hacer en tu casa para reducir tu huella en el planeta. Con un poco de imaginación se puede reducir más de la mitad de tus desechos.

    Con cambios como en los ejemplos generamos menos basura siendo familia numerosa de 6 miembros que cuando eramos pareja!!!! Increíble verdad?

    Eso sí. Si buscas información sobre vivir sin residuos y te encuentras con el movimiento zero waste, inspírate en él, en vez de agobiarte para alcanzarlo. Llegar a “cero” es muy difícil. Céntrate en lo que sí consigues y en lo que ya has reducido. Alégrate por todos los cambios que hayas podido hacer y que te ahorran a tí y a tu entorno dolores de cabeza. Y piensa en cuánto consiguen las diminutas hormigas, aportando cada una su miga a su población. Es entre el pequeño aporte de todos que conseguiremos un gran impacto.

    Bienvenida al mundo del cambio!

    Saludos!

  • Estilo de vida / Productos naturales

    Pasta de dientes casera

    Ha! Si! soy de esas! De las que vé toxinas en todos los productos del supermecado. Una obsesionada con no meter en el cuerpo nada que no sepa que contiene. Algún defecto tenía que tener! ;-P

    En todo este viaje hacia la eliminación de residuos y toxinas de nuestro entorno topé con muchas cosas de uso diario que no eran lo que parecían. Un enemigo camuflado era la pasta de dientes comercial! Si! Esa que tanto nos gusta por el buen sabor de boca y esa suavidad en los dientes.

    Tengo que confesar que, aún sabiendo que era malo, tanto PapaKaos como yo seguimos usando 2 o 3 años mas dentífrico normal, pero como buena madre obsesa con mis hijos, con ellos no quería correr riesgos. Así que les compraba, en la tienda ecológica del pueblo, una pasta de dientes “homeopàtica”.

    Esa pasta de dientes, que me dejaba la conciencia un poco mas tranquila, venía con un contra: su precio. Un tubo de tamaño normal vale entre 6 y 8 euros según dónde lo compres. Si a eso le sumamos que a los niños les gusta “comer” la pasta de dientes (y eso 3 veces al día; desayuno, almuerzo y cena!!!) resultó ser todo un capricho. No me arruinó ni creo que sea para tanto, pero de euro en euro… suma y sigue! Y ese tubo de pasta se fundía antes del mes…

    Leyendo y leyendo sobre como sustituir cosas diarias a “cero resíduos” (curioso fué que me volviera a topar con el tema buscando sobre como reducir residuos en el planeta y no en el cuerpo… ) dí con una solución que resultaba ser bastante sencilla, sin alto coste y encima de ingredientes que ya tenía a mano. La pasta de dientes con aceite de coco y bicarbonato.

    Como con todo, lo probé primero yo durante unas semanas y tras gustarme los resultados lo propuse a toda la familia. Nos dejó los dientes mas blancos, mas suaves y, añadiendo aceites esenciales, con el mismo sabor de boca. El contra? Esta pasta de dientes al ser de aceite deja el lavabo con una capa de grasa que “a lo natural” es un poco más dificil de limpiar. Otro contra es que el aceite de coco a partir de cierta temperatura se vuelve líquido…

    Ahora llevamos usando este tipo de pasta de dientes por mas de un año. Los niños ya se han acostumbrado, pero al pincipio echaban de menos su pasta de dientes con sabor a limón. De vez en cuando me piden el dentifríco ese de colores que es para niños (Normal! es de colores y lleva dibujitos, solo falta que regalen algún juguete y pierdo la batalla), pero con un poco de distracción se les pasa.

    Buscando una alternativa al desodorante, me topé con la arcilla bentonita y todos sus efectos positivos en cuerpo y en hogar y resulta que con ella también se puede hacer pasta de dientes sin grandes cambios a la primera versión . Ahora después de otro año seguimos usando la versión 2.0 de esa mezcla con bentonita, y me encanta. Tengo la conciencia tranquila, creo firmemente en los beneficios de los distintos ingredientes y encima le ahorro al planeta tubos vacíos.

    Los beneficios de los ingredientes:

    Aceite de coco: Contiene ácido láurico que se considera un buen antibacteriano capaz de combatir el mal aliento, dolor de encías y deterioro dental de nuestra boca causado por distintos tipos de bacterias, como por ejemplo el Streptococcus mutans.

    Además puede ayudar en reducir la formación de placa dental (juro solemnemente que a mi me la ha reducido muchísimo) por hacerles el hábitat menos atractivo a los microbios responsables de ésta. Con evitar la placa dental también reduce la gingivitis o inflamación de las encías.

    Bicarbonato sódico: Ayuda a pulir el esmalte dental y así blanquea los dientes. Al tener propiedades antibacterianas y antimicrobianas también ayuda a eliminar el mal aliento y la placa dental.

    Arcilla bentonita: La arcilla es un remedio que el humano ha usado desde la antigüedad. Tiene la capacidad de absorver tóxicos y metales de su entorno, sea agua o el cuerpo humano, no importa. Esa capacidad lo hace ideal para la zona bucal.

    La relación de los ingredientes:

    Versión Simple

    he encontrado numerosas recetas con ratios distintas de cada uno de los componentes. En algunas pedían media taza de aceite de coco por 2 cucharadas de bicarbonato con 10/20 gotas de aceite esencial de menta piperita o canela, o 30gr de aceite de coco por 45gr de bicarbonato.

    Versión con arcilla

    Aquí una variante de proporción serian 2 cucharadas de aceite de coco, 2 de arcilla, 2 de bicarbonato y entre 10 y 20 gotas de aceite esencial. Si lo crees muy espeso puedes añadir un poco de agua destilada.

    En mi caso, como con todo, lo hago a ojo. La experiencia te hace experto en tus costumbres. Busco la textura que mas se parece a lo que yo puedo ponerme en mi boca sín que me de asco, ya que hay recetas en las que hay mas bicarbonato que coco y recetas en las que predomina el coco y no tanto el bicarbonato.

    A tener en cuenta:

    En muchas recetas que he encontrado añaden Xilitol por sus propiedades regenerativas en el esmalte dental. Yo no uso y no considero necesitarlo, pero te lo comento para que sepas que existe la posibilidad de añadirlo a la mezcla. 😉

    Cuando se usa una pasta de dientes con base de aceite de coco el “problema” está en que este se vuelve líquido en cuanto se pasa de los 25cº aproximadamente. Por eso cuando hace frío, queda una buena pasta, cuando hace calor en casa queda una pasta mas líquida.

    Eso también supone que cuando esta pasta pasa por las tuberias, puede quedarse pegada en las paredes y crear obstrucciones. Para evitar eso habrá que limpiarla con vinagre y agua caliente de vez en cuando (algo que en casa hago ya de por sí, incluso sín el aceite de coco como provocador).

    Como ya he comentado antes, otro efecto que quizás sea un poco molesto (pero que en mi opinión no es de mayor importancia porque los beneficios lo sobrepasan) es el hecho de que el lavabo queda mas pegajoso (aceitoso) y eso es mas dificil de limpiar cuando se utiliza sólo productos naturales.

    Conclusión

    No me importa gastar 2 minutos cada 15 días en mezclar un poco de aquí y allá a cambio de tener una pasta de dientes efectiva, que no requiere de envoltorios y que encima es económica. No le puedo pedir mas. Bueno quizás un color algo más apetecible, pero todo tiene que tener algún defecto para convertirse en algo perfecto!


  • Limpieza y organización / Productos naturales

    Nueces de lavado – limpieza 100% natural

    Los productos de limpieza que utilizamos hoy en día son, en gran parte, químicos. Son efectivos, huelen de maravilla, pero vienen con unos contras que en los últimos años, en mi caso, han ganado mas peso que todos los puntos a favor.

    Como madre cada vez me interesa mas saber que llevan mis alimentos, de dónde vienen, que llevan mis productos de higiene y que efectos secundarios tienen y… como puedo ser mas respetuosa con mi entorno y el medio ambiente para que mis hijos no vivan en un vertero global. No te voy a engañar, no estoy al 100% en todo, pero sí miro de contribuïr en todo lo que puedo.

    Por ese motivo me interesé por formas de hacer la colada que fueran respetuosas con la piel (por la piel atópica de la mayor), útiles para los pañales de tela (que en aquel momento utilizaba con la mas pequeña y ahora utilizo para quitar el pañal de noche a las dos), que fueran ecológicas y, un factor que creo también tiene importancia, que fueran económicas.

    Una de las opciones que encontré fueron las nueces de lavado. Un remedio natural utilizado en la india por cientos de años.

    ¿Qué son?

    Las nueces de lavado son el fruto del árbol Sapindus Mukorossi también conocido como “árbol de jabón”. La cáscara de estos frutos contiene saponina; un tipo de jabón.

    Cuando esta saponina entra en contacto con el agua caliente crea una sustancia jabonosa que se puede utilizar como agente limpiador, ya que penetra las fibras de la ropa y se lleva al agua la suciedad. No genera espuma, pero que no te engañen, aunque estemos programados para pensar que cuanta más espuma mejor efecto limpiador, eso no es cierto.

    Son una forma muy suave de lavar por lo que son ideales para personas con piel atópica, eczema, psoriasis o cualquier otra sensibilidad en la piel e ideales para lavar pañales y compresas de tela ya que no reducen el efecto absorbente de estos.

     

    ¿Cómo utilizarlas?

    Las nueces de jabón se pueden utilizar de varias formas:

    Bolsita con nueces de jabón

    Directamente en la lavadora

    Se pueden utilizar directamente siempre y cuando lavemos la ropa caliente. Según lo que he encontrado, unos 45Cº/50Cº.

    Para ello basta con poner de 4 a 8 nueces de lavado en el saquito adjunto. Suele haber indicaciones de la cantidad en el envase según tengas agua dura o blanda y si tu ropa está muy sucia o no.  Esta bolsita la introduciremos directamente en la lavadora. Una vez finalizado el ciclo podemos iniciar uno nuevo y reutilizarlas directamente o dejarlas secar fuera de la lavadora.

    Para liberar la saponina, se requiere de agua caliente. Si utilizas un ciclo de lavado frío, basta con dejar las nueces en agua caliente durante unos 5 o 10 minutos antes de lavar la ropa. Eso liberará la saponina y te hará el mismo efecto.

    Se pueden reutilizar hasta que quedan de un color grisáceo y una textura muy blandita. Suele ser alrededor de unos 10 lavados, dependiendo de la temperatura y calidad del agua.  También puedes utilizarlas 2 o 3 veces y luego dejarlas secar para aprovecharlas y hacer…

    Jabón líquido

    Las nueces de jabón

    Si no te gusta la idea de dejar las nueces en el tambor de la lavadora, o simplemente eres mas de utilizar el cajón de detergente y personalizar el perfume de tu ropa, puedes utilizar las nueces para hacer detergente líquido.

    Existen ya muchas recetas en internet sobre como hacer el jabón líquido con nueces de jabón, pero aquí te dejaré la que habitualmente utilizo yo.

    Ten en cuenta que el jabón líquido esta libre de conservantes y dejará de ser útil a las 2 semanas aproximadamente. Si quieres aguantarlo un poco mas te recomiendo que lo guardes en la nevera. Otra forma de conservarlo es congelarlo en forma de cubitos y poner unas 2 unidades en cada lavadora. No lo he probado nunca, pero tiene que resultar extraño lavar con cubitos!

    Lo que debes saber antes de comprar

    Saco de nueces

    Puntos positivos

    • Las nueces de lavado son una forma de lavar bastante económica. En amazon 1kg te puede salir alrededor de unos 11 euros. Con eso tienes para hacer unas cuantas lavadoras – mas o menos la colada de un año.
    • Son multiusos! No solo sirven para el lavado de la ropa. También puedes utilizarlas en tu higiene diaria (champús de pelo) y en la limpieza del hogar (para limpiar el suelo, los cristales o lavar los platos por ejemplo)
    • Si te basta con las nueces en la lavadora no tienen gran complicación.
    • No generan residuos. Son aptas para el compostage!
    • Son aptas para lavar pañales de tela ya que no llevan perfumes ni suavizantes que eviten la absorbción.

     

    Puntos negativos

    • Aunque puedes añadir unas gotas de aceite esencial a tu jabón líquido o vinagre perfumado como suavizante de ropa, no va a tener ese olor tan intenso que te dejan los detergentes químicos a los que tanto te has acostumbrado. Las nueces de jabón no desprenden olor alguno y lo único que vas a oler va a ser el aceite esencial.
    • La ropa queda límpia, pero los blancos pueden coger un color grisàceo a lo largo del tiempo. (siempre puedes lavarlas añadiendo un poco de percarbonato para evitarlo)
    • Desde hace décadas hemos relacionado el efecto espumoso del jabón como agente de limpieza. Aunque las nueces de lavado limpien y laven bien, el efecto espuma queda ausente. Al principio cuesta acostumbrarse.
    • Siempre hay que buscar la bolsita de nueces dentro de la colada, sobretodo si luego se pone la ropa en la secadora.

    Aunque quizás los puntos negativos te hayan desanimado un poco piensa que son un método bastante efectivo y sobretodo natural. Si ya vienes de otro método natural de lavado puede que incluso más de lo que ya estés utilizando.

    ¿Sabes algún uso más para las nueces de lavado?