Cargando
  • Familia / Niños

    Calendario de Adviento

    Maldita sea! Cómo pasa el tiempo!

    Estas tranquilamente bañándote en la piscina, te das media vuelta y de repente te encuentras a 2 días de diciembre y con las cosas por hacer. ¿Dónde han ido los días?

    Al darme cuenta hoy de la fecha, me he puesto en marcha. Como siempre casi al último minuto. Aunque sólo casi.

    Hoy es 29 de Noviembre. En 2 días empezamos la época de Adviento y eso lleva a la tradición de tener listo el calendario de cuenta atrás hasta el día de navidad.

    El año pasado me lo curré bastante, porque tuve mas tiempo que este año… Véanse los arbolitos y la galletita de Jengibre.

    Ahora con un bebé nuevo en casa, tengo la excusa perfecta para decir que no tengo tiempo y aplazar las cosas hasta el límite. Eso no necesariamente es cierto, ya que priorizando y organizando una puede con todo, es simplemente que este año no tengo tanto afán por hacer obras maestras. En lo que a calendarios se refiere prefiero cumplir y dedicar el tiempo a otro tipo de proyectos. Total, lo que les importa a los niños son los contenidos y no el diseño.

    Oye! Esto no es una tradición española…. pues no! Pero a los niños les hace ilusión, ¿a que sí?

    De momento en casa los únicos en tener calendario son los niños, quizás el año que viene me lo curre más y le prepare uno a papa kaos. El problema está en que luego hay que mantener los estándares, y eso ya es mas complicado…

    El calendario de este año ha sido muy minimalista en cuanto a diseño, pero cumpliendo en todo momento su funcionalidad.

    Material

    • Sobres de colores
    • Pinzas de madera
    • Hilo

    Contenidos

    • Pulseras y collar para las niñas
    • Canicas
    • Coche de juguete
    • Lápiz de colores Xen1
    • Toalla comprimida (de esas que al poner-se en agua se abren)
    • Galletas “monodosis”
    • Guantes infantiles
    • Pelotas saltarinas
    • Chocolate Kinder
    • Huevos Kinde

    Instrucciones

    Mi procedimiento no tiene mayor dificultad. Anoto en un papel los números del 1 al 24 y voy escribiendo que meter en cada sobre. Este paso lo hago más que nada para no tener 2 días consecutivos o demasiado juntos algo igual, de ese modo queda mas repartido. Sólo falta escribir en los sobres los números del 1 al 24 y rellenarlos con el “regalito” correspondiente. Al acabar cerrarlo – si sois muy desconfiados podéis hacerlo con celo – y engancharlo en el hilo con la pinza.

    Como se vé en el video nuestro calendario es vertical. Más que nada porque no tengo 6 ganchos en la pared para colgarlos en horizontal (pero sí 4 para colgarlos en vertical) y de ese modo llegan ellos. Las pinzas son grandes o pequeñas en función del peso del contenido del sobre.

    Os dejo aquí el video resumido de las stories de este día para que podáis entenderlo mejor:

     

    Cómo idea de última hora; ideal! Poco trabajo y me ha costado 1,85 (1 euro los sobres, 85cts las pinzas) a lo que hay que añadir los contenidos.

    A los niños les está encantando, aunque por lo visto tienen decepciones cuando no contiene chocolate; pero nada traumatizante  porque se les pasa bastante rápido.

    Resumido: ¡Un hurra! por por hacer algo de buena madre aunque sea en último momento y un hurra por las 24 mañanas de alegría que se llevan los peques!

    Comparte!
  • Quizás también te interese

    No Comments

    Leave a Reply