Cargando

Bienvenid@ a Mama Kaos

Creo que para empezar lo mejor será que me presente… (te haría una reverencia pero por escrito lo veo difícil)

Me llamo Jenny tengo 31 años y soy madre de 4 pequeños terremotos, también llamados “Monstruo, Cuca, Floreta i Regordete”. Mi pareja y padre de los niños se llama Eloi y tiene 39 años. Juntos formamos un “dream team” capaz de todo.

Desde 2013 (año en que nació nuestro primer Monstruo) he ido evolucionando como madre, persona y ama de casa en muchos niveles, y he aprendido muchísimas cosas. Para que me entiendas mejor… He pasado de mami nivel -10 a Mami nivel 60 (Siendo el maximo 100??).

 Antes de los 25 nuestra casa era un horror! No era un hogar, ni de lejos. Era simplemente aquel espacio en el que dormíamos, nos duchabamos y jugabamos al World of Warcraft (era un elfo de sangre “healer” por si te interesa. ¡Por la Horda!). No tenía rutinas de hacer la compra ni me interesaba lo que gastaba en ella. Iba al supermercado, a la carnicería o a cualquier sitio donde tuvieran algo comestible y en casa lo echaba a la sartén, lo comía en 30 segundos y lo dejaba todo por recoger hasta que se hacía independiente, desaparecía por sí sólo o hasta sábado que era cuando habitualmente hacía una limpieza a fondo de todo. El único pescado que entraba de vez en cuando en casa eran las barritas de merluza rebozada, y una obra maestra en la cocina era hacer un huevo frito. ¿Me voy explicando?

En el momento que supe que estaba embarazada me di cuenta de que eso tenía que cambiar. Tenía que convertirme al menos en alguien un poco respetable! Eliminamos el tabaco de nuestras vidas (en mi caso poco antes de saber que estaba embarazada. Sólo una curiosidad) que ya alivió el ambiente y empecé, dentro de la época del “síndrome del nido” a buscar por internet todo lo que encontraba sobre bebés, embarazos, hogar y familia. Creo que es lo que hacemos más o menos todas. Aunque antes de dar a luz, por supuesto, no siendo menos que las demás mamás, ya sabía yo que yo no dejaría que mi hijo me torturara como aquellas “pobres madres” de los centros comerciales y la calle.¡Inocentes que somos todas desconociendo lo que es tener un pequeño trasto de 2 años!

Eso de buscar información  me llevó a la herramienta Pinterest y me abrió la puerta al infinito mundo de las Madres “Cracks”; esas  que tienen soluciones para todo y que además son tan generosas de compartirlo.

Ahí empezó la revolución-evolución de mi yo como madre y de nuestra casa como hogar que dura hasta hoy y seguirá hasta que muera a los 99 años, supongo. Porque, te lo reaseguro! estoy muy lejos de ser una de esas mamis cracks.

PERO! algún que otro conocimiento bueno he adquirido que, por lo visto, muchas mamás desconocen. Antes las sabidurías se pasaban de madre a hija, de abuela a nieta o de vecina a vecina. Hoy en día lo pasamos por internet. Y menudo follón hemos liado! Ahora nos matamos entre nosotras por saber quién tiene razón, si la que da el pecho 3 meses, la que lo da 3 años o la que no lo da. Pero la cara buena de la moneda es que tenemos muchas mas técnicas y soluciones para un solo tipo de problema. Y eso es más que genial.

Aquí en este espacio quiero compartir la información que a mí me ha sido útil, las cosas que a mí me funcionan, que me hacen gracia, que me resultan relevantes o que simplemente quiero dejar escritas para un futuro. Quizás encuentres algún escrito muy personal porque simplemente necesito un lugar donde soltar barbaridades o puede que te deje la revisión de un libro que me resultó entretenido.

Quiero compartir cómo lo hago yo, no cómo debes hacer las cosas tú. No te confundas. Lejos me queda lo de saberlo todo – aunque a veces soy un poco sabelotodo, no lo niego. Puede incluso que hoy te escriba que algo es blanco y 2 semanas más tarde resulte que creo que es negro. Me he vuelto una persona de mente abierta (aunque sigo cayendo en antíguos hábitos de vez en cuándo), de descubrir y redescubrir el mundo. Quiero, y eso me cuesta mucho esfuerzo, ver cada día y cada cosa con hojos de niño, y disfrutar de todo, cada día un poco mas (eh! también tengo mis fases de bajón en los que parezco más una mujer de 104 años… te lo digo para que no te creas que soy de esas “super power mamis” que pueden con todo a todas horas!) Lo que te lleves o dejes es tu decisión. Eres libre de decidir qué te gusta y qué te sirve e incluso de opinar o dejar tu comentario llevando la contraria. Bienvenida! así es como podemos llegar a una mejor solución todavía. Compartiendo pensamientos.

Por ese mismo motivo he creado este blog; para compartir un poco lo aprendido, y además, hacer de ello algo común y divertido. No quiero ver  mi vida pasar mientras busco la perfección en todo – algo que es muy fácil que suceda- sinó llegar a todo lo propuesto mientras disfruto del proceso.

Si tienes cualquier sugerencia te invito a que me mandes un correo electrónico a me@mamakaos.com.

Espero que te guste este blog y que participes!

Saludos

Jenny

Comparte!