Cargando
  • Finanzas

    Sistema de sobres – Una forma fácil de ahorrar mucho

    La mejor forma de ahorrar en el hogar es tener controladas tus entradas y salidas de dinero, sobretodo las que tienes tendencia a excederte.

    Seguramente te habrás encontrado en la situación… Vas al supermercado y resulta que cada vez entras con un propósito de qué comprar, pero por impulso siempre acabas comprando cosas qeu no necesitas. Pero claro, no pasa nada porque paso la tarjeta de crédito/débito y me olvido. Y aunque sea en metálico, no pasa nada, mañana iré al cajero a por mas. Pero, a fín de mes ¿te das cuenta realmente de lo que has gastado en total en todas esas compras?

    Puede que ganes lo suficiente como para poder permitirte el lujo de gastar tu dinero de esa forma, pero, no prefieres gastar tu dinero de una forma mas controlada y sin derrochar, pudiendo permitirte el lujo de gastarlo en cosas que quizás hasta ahora veías imposibles?

    Y si te cuesta llegar a fín de mes… ¿Que tal si solucionamos los apuros para librarnos un poco de ese abrumador sentimiento de estar al límite?

    Existe un sistema muy simple de limitar y controlar tus gastos mas abusivos de una vez por todas. No te voy a engañar, necesitarás un poco de disciplina, pero nada que no puedas conseguir. Es un sistema que quizás conozcas de tu madre o abuela. Es simple, fácil de llevar a cabo y no requiere de grandes preparativos. Solo necesitaras sobres y dinero en metálico.

    Controla tus gastos utilizando el sistema de sobres

    Qué es

    Estamos hablando del sistema de los sobres, en el que asocias dinero en metálico a distintas categorías de tus gastos y los guardas en distintos sobres (clips u otros sistemas de almacenamiento)  limitando así de forma “real” lo que quieres gastar ese mes.

    Cómo funciona

    Necesitarás dinero en metálico

    Para empezar deberías escoger una categoría en la que tengas el hábito de pasarte de presupuesto. Por ejemplo tus compras en supermercados y alimentación, caprichitos (café en la esquina, croissant de camino a casa, chuches al salir del trabajo) o comida para llevar.

    Supongamos que puedes gastar unos 300 euros al mes en este tipo de gasto. Al principio de mes (o justo después de recibir tu pago mensual) apartas esta cantidad de dinero, en metálico, en un sobre. Estos 300 euros serán los únicos que tendrás permitidos gastar ese mes para tus compras.

    Cada vez que vayas al supermercado te llevarás el sobre, pagarás con el contenido y meterás el cambio dentro junto con el tiquet de compra.

    De este modo tendrás una visión real de lo que te queda para gastar y con cada compra que realices verás de forma tangible como el sobre reduce su contenido.

    El límite es cero.

    El contenido de tu sobre es sagrado, y con ello también el limite. No puedes pasarlo.

    Si en tu sobre quedan 70€ y tu total en caja sube a 75€, deberás dejar algo. Cuando no queda dinero, no queda. Y cuando eso sucede te verás en la obligación de volverte original. Busca, por ejemplo, en tu congelador y despensa, donde siempre hay cosas olvidadas. Aprovecharas recursos y ahorrarás dinero a la vez. En el siguiente mes seguro que irás con más cuidado.

    Si ves que te cuesta mantener esos límites Intenta hacer este sistema con alguién más para controlaros el uno al otro. Puedes proponerselo a tu amig@ o espos@. En el primer caso podéis hacerlo una competición, a ver quién gana en qué categoría y cuál de l@s dos ha sido capaz de ahorrar más. Si lo haces con tu espos@ podéis asociaros distintas categorías y ver quien logra los mejores resultados o de mayor mérito. De ese modo te animas a no pasarte. Siempre es un alivio no estar solo en algo.

    Evita el tráfico entre sobres

    No pases dinero de un sobre a otro

    Es muy tentador utilizar el dinero que hay en los demás sobres cuando uno queda sin dinero, pero eso es un error fatal que corrompe todo el sistema. No lo hagas.

    Puedes prevenir quedarte sin dinero en tus sobres volviéndote más creativa antes de tiempo – no solo cuando el sobre está a cero. ¿Tu sobre de gasolina está en sus límites? ¿Que tal coger la bici con los niños o ir andando los fines de semana? Si el que sufre es tu sobre de cenas en restaurante, ¿porque no te quedas en casa y compras unas pizzas congeladas o las haces tu mism@?

    La idea de todo es no gastar más de lo que te propongas, sea la categoría que sea, y llegar a fín de mes con ese dinero para tener bajo control tu presupuesto. No merece la pena coger de otra categoría ya que con eso te estás pasando de tu límite y gastando más de lo que te habías propuesto, despreciando el motivo por el que hacías todo este sistema para empezar – NO GASTAR DE MÁS!

    Cuando te sobra dinero

    Si llegas a fín de mes y tu sobre todavía contiene dinero… Felicidades! has logrado gastar menos de lo que te esperabas!

    Ahora tienes bastantes posibilidades.

    Con el dinero que te sobra puedes darte un capricho a tí o a toda tu familia, siempre según lo que te sobre. Puedes premiaros alquilando una película que queríais ver, comprando algún tipo de golosina que no compréis habitualmente o, si te sobra lo suficiente, ir a cenar fuera de casa.

    Otra opción es ahorrar el dinero para algo mayor. ¿Qué tal añadirlo a la hucha para las siguientes vacaciones o para la próxima compra de ropa?

    Y si te cuesta llegar a fin de mes, guárdalo para darte un márgen de respiro y fondo de emergencias.

     

    Suena a simple, ¿verdad?

    Regula los contenidos

    Una vez iniciado el sistema, podrás ir regulando los contenidos por simple observación.

    Si ves que cada mes te sobran más de 20 euros de un sobre, reduce el contenido el mes siguiente. Así quizás seas capaz de ahorrar todavía más porque querrás que te sobre dinero de nuevo – en mi caso fué un vicio.

    Si por el contrario hay un sobre que cada mes te quedas apurad@, ajusta el contenido. Cuando veas que tienes bajo control ciertas categorías, aplica el sistema a otra categoría nueva! Y así paso a paso empezarás a ser dueñ@ de tu dinero.

    Empieza ya!

    Puedes empezar pequeño y ahora mismo. Calcula mas o menos lo que tienes disponible para cierta categoría hasta final de mes y mételo en el sobre.

    No necesitas ir a comprar sobres sólo para este propósito! Usa el sobre de tu factura de la luz o del teléfono, y si estos los recibes de forma digital, házte un sobre con una hoja de papel.

    Escribe en este sobre a qué categoría quieres destinarlo y mete en él el dinero con el que quieras conseguir el reto.

    Y ya está todo listo!

    Consejo extra!

    Hay gastos que no son mensuales… pero puedes usar el sistema de todas formas!

    Hay gastos que quizás no tengas cada mes- en nuestro caso por ejemplo la ropa- pero que cuando llegan, tienen la costumbre de aparecer “con ganas” (comprando para una familia de 5… imagínate). En estos casos puedes usar el sobre como fondo para que cuando tengas la necesidad no te suponga algo inesperado. Puedes reservar, por ejemplo, 50 euros al mes y de este modo tendrás el dinero cuando lo necesites.

     

    Siempre existen soluciones. Sólo es necesario encontrarlas! En mi momento, cuando descubrí este sistema pasé de unos gastos en comida de unos 600 euros a 400 euros, y no te estoy engañando. Por ese motivo espero que este sistema también te sirva como a mí y que logres todos tus objetivos!

    Saludos!

     

    Comparte!
  • Quizás también te interese

    No Comments

    Leave a Reply